domingo, 26 de junio de 2016

Si digo Diego

"Mi Diego, espejo de la noche, el hueco de tus axilas es mi refugio" 

Si digo Diego digo de la herida
que arde como el fuego, 
enjambre de sus besos, tuya (Frida),          sentencia sin responso ni sosiego.
Si digo Diego digo de la vida
y del dolor más ciego,
al filo de sus manos, siempre (Frida),
en la dicha mayúscula del juego.
Si digo Diego, digo la medida
del alma desvalida
en el último aliento de mi ruego,
esquirla de metal, paloma ardida, 

amor y digo Frida, 
infierno, muerte, Dios y digo Diego.

Del libro De diluvios y andenes.

93 comentarios:

Carlos dijo...

Cuando una mujer ama a un hombre:

"Nada comparable a tus manos ni nada igual al oro-verde de tus ojos.Mi cuerpo se llena de ti por días y días.Eres el espejo de la noche.La luz violeta del relámpago.La humedad de la tierra.El hueco de tus axilas es mi refugio.Toda mi alegría es sentir brotar la vida de tu fuente-flor que la mía guarda para llenar todos los caminos de mis nervios que son los tuyos.Mi Diego:Espejo de la noche. Tus ojos espadas verdes dentro de mi carne, ondas entre nuestras manos.Todo tú en el espacio lleno de sonidos - En la sombra y en la luz.Tú te llamarás Auxocromo el que capta el color. Yo Cromoforo - La que da el color.Tú eres todas las combinaciones de números. La vida.Mi deseo es entender la línea la forma el movimiento. Tú llenas y yo recibo.Tu palabra recorre todo el espacio y llega a mis células que son mis astros y va a las tuyas que son mi luz"

Carta de Frida Kahlo a Diego Rivera, 1932

Chai dijo...

Cuanta musicalidad Charly! qué bien te sentaron las vacaciones!.

Te mando un beso, pero no uno normal sino de esos que te gustan.

Carlos dijo...

Qué sorpresa Chai, pensé que había perdido el camino de mi casa.

Las vacaciones siempre son placenteras. :)

Agradezco el beso del tenor que sea y lo devuelvo con cortesía.

Feliz año para tí.

Transformaciones Poéticas dijo...

Si digo que me gusta, si digo que la musicalidad el encanto y la sutileza de tus palabras enmarcan en mis pupilas el sabor dulce y tierno de tus letras...
si digo que mi ruego de más hogueras que encienden tus escritos sean en mi suspiro cotidiano...
Si digo que sangra mi mirada por el fuego incondicional de mi lectura en tus poemas...
Si digo poeta que mi carne se hace verso en cada imagen vuelo de tu sueño...
Si digo ardida es porque abracé tus vocablos y los ligue a mi pecho...

bellísimo Carlos... se disfruta, se disfruta.

muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Carlos dijo...

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nace el 6 de julio de 1907en la Ciudad de México. A los seis años de edad contrae poliomielitis que le deja la pierna derecha más corta. A los dieciocho años sufre un accidente cuando un camión se impacta contra el trolebús donde ella viajaba. Frida se lesiona la espina dorsal. Debido a la inmovilidad a la que se ve sometida, durante los primeros meses de recuperación Frida comienza a pintar. Asi conoce a Diego Rivera, con quien se casa en 1929. Las infidelidades de Diego provocan el divorcio en 1939, pero un año despues Frida y el muralista contraen nupcias nuevamente. Como fiel activista de izquierda, Frida es miembro del Partido Comunista Mexicano. Al final de su vida la salud de Frida, siempre frágil, decae. En 1953, ante la amenaza de gangrena, se le amputa -desde la rodilla- la pierna derecha. Frida Kahlo muere en la Casa Azul el 13 de julio de 1954 a los 47 años.

Carlos dijo...

"Niño mio de la gran Ocultadora, son las seis de la mañana y los guajolotes cantan. Calor de humana ternura. Soledad acompañada. Jamás, en toda la vida, olvidaré tu presencia. Me acogiste destrozada y me devolviste entera, íntegra. En esta pequeña tierra ¡ dónde pondré la mirada? ¡ Tan inmensa, tan profunda! Ya no hay tiempo , ya no hay nada. Distancia. Hay ya soló realidad. Lo que fue, ¡ fue para siempre! Lo que es, son las raíces que se asoman transparentes, transformadas en árbol frutal eterno. Tus frutos ya dan sus aromas, tus flores dan su color creciendo con la alegría de los vientos y la flor. Nombre de Diego, nombre de amor. No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No djes que le dé sed al árbol del que eres sol, que atesoró tu semilla. es Diego nombre de amor TU FRIDA"

Carlos dijo...

"¿Cuándo volveré a verte? Me hace tanto bien saber que tú realmente me quieres y que no importa dónde andes tú me cielas ( de cielo ). Siento que esta vez solamente te vi unas horas. Si estuviera yo sana me iría contigo a ayudarte, para hacer que la gente se transforme en verdaderos seres útiles a los demás y así mismos. Pero así como estoy, no sirvo ni para tapón de caño. Te adora, tu Frida" ( 11 de febrero de 1950)

Carlos dijo...

"Recuerda que cada ( tic tac ) es un segundo de la vida que pasa y que no se repite, hay en ella tanta intensidad, tanto interés, que solo es el problema de saberla vivir. Que cada uno la resuelva como pueda". Frida Kahlo.

Carlos dijo...

"Frida y Diego, una combinación soberbia. La intelectualidad, el Arte y la pasión de ambos, reflejada en la creación prolífica de ambos, una sexualidad dependiente, pero creadora.
Frida y su sufrimiento, éste protagonista silencioso de su obra y de su vida. Ese sufrimiento amoroso, de crecimiento, de postración, de apoyo a sus ideales y partido.
Una Frida, a quien nunca conoceremos completamente, porque ella nunca lo permitió, dejó el patrimonio de sus pinturas y simbolismo, la clave de un alma en dolor, sangrando y abierta a flor de piel. Una Frida horrible, tan horrible que resulta bella.
Porque los artistas son así. Frida para siempre..."

Patricia Müller

Carlos dijo...

Cyn, apareciste mezclada en las cartas de Frida.

Tu disfrute es mi alegría, tus palabras vienen en apoyo de las mías y las lanzan al viento, ojalá Frida, donde quiera que esté, las abaraje en el aire y las vuelque en el lienzo de una estrella.

Beso de luz.

Carlos dijo...

“Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida”, dijo una vez, “uno en el que un autobús me tumbó al suelo… el otro accidente es Diego" Frida

Anónimo dijo...

Las palabras de Frida derramándose entre sus letras son sublimes.

No quiero hablar de Frida, no quiero decir de esos que se van incendiando tan solo con la mirada.

El arte nos hace vivir con sed, sed de color, sed de sensaciones.
Es una asociación extrema amor/arte.

Dora Maar dijo de Picasso "Después de Picasso, solo Dios"


Solo eso.


María (entre pinceles)

Carlos dijo...

María, presiento dentro suyo un mundo construido a base de sensibilidades, inclusive muchas veces no sé porqué la he intuído pintora; tal vez por eso, Frida pueda incendiarle el alma. (mis letras son apenas una excusa)

Carlos (entre palabras)

guillermo elt dijo...

Vaya, hermosos versos, versos de ritmo pausado a rapido, frenético... enloquecedor por la pasión que desprenden.

Por lo menos así me han llegado al sentimiento.

Un Abrazo.

sunny dijo...

digo que el amor
si no nos quema,
algo perdemos

y no ganariamos más
sin esa herida

abrazos y cariños!

...flor deshilvanada dijo...

Ay Poe no sabés como me siento identificada con Frida! Sí lo debes saber porque me conoces ;)

No conocía sus cartas, me encantaron! Tu soneto soñado, como siempre...

Besitos!

MaLena dijo...

A La Bandeja de reciclaje,


Corazón mío operaron a tu mamá.
daría mi alma para que todo vaya bien.

Te amo.


MaLe

Carlos dijo...

Guillermo, que bueno que hayas podido aprehender la pasión de mis palabras que a su vez se desprende de la pasión que vivieron Frida y Diego Rivera; el elefente y la paloma, según palabras del padre de Frida, que no aprobaba tal relación.

Abrazo para tí.

Carlos dijo...

Sunny, es así, el amor por sobre toda las cosas debe ser viento y llama. Amarse apasionadamente es un don reservado para muy pocos.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Evi, yo también admiro a Frida, más que como pintora y mujer revolucionaria, en su faceta de luchadora frente a todas las adversidades que tuvo que vivir y a pesar de ello, nunca se dejó vencer. Siempre la felicidad tiene el tamaño de nuestro esfuerzo.

Un beso fridakhaleano. :)

Argonauta dijo...

Querido Carlos, este poema me llegó especialmente. Desde hace unos años guardo una estrecha relación con la historia de Frida y Diego, un compendio de lo que es una vida intensa con sus pasiones y sus dolores.

Me alegro de tu regreso. Un abrazo desde el Mediterráneo invernal.

Carlos dijo...

Querido amigo, a mí también el romance de Frida y Diego, me resulta particularmente apasionante, con sus peleas, sus engaños, sus reencuentros, pero siempre y a pesar de todo, el amor como mascarón de proa abriéndose paso temerariamente.

Yo no diría que me alegro tanto por mi regreso, pero bueno, siempre se vuelve. :)

Un gran abrazo.

Carlos dijo...

"La pasión de la vida se llamó Frida y Diego, más tal vez Ella, que desde su accidentada vida, con su cuerpo destrozado por un accidente a temprana edad, construyó su personalísimo mundo que es lo que cuenta definitivamente en un artista verdadero. Que otros, que no faltan, le regateen esto y lo otro a Frida, pero ella transformó su lecho íntimo, su cama, no sólo en la pasión de sus horas felices y dolorosas, sino en su mesa de trabajo. Flotó en ella como una alucinada en sus días buenos y malos, y también la transformó en un icono de una de sus presentaciones y de por vida ante nosotros, la heredó como un símbolo de la leyenda que construyó.

El azar quiso cortarle las alas/al águila de México/ y Frida asciende donde el cielo no llega/deja su cuerpo y sus piernas y vuela..."

Rolando Gabrielli

Carlos dijo...

"Pies, para que los quiero si tengo alas para volar.

Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior.

Te amo más que a mi propia piel.

Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad.

Pinto auto retratos porque estoy mucho tiempo sola.

Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar.

Mi pintura lleva con ella el mensaje del dolor.

La pintura completa mi vida".

Frida

Carlos dijo...

Tus manos me estremecieron toda…”

“me envolvió tu pasión desmedida, las llamas del amor fueron inmensas…”

“Como mujer te pude dar mas que otra cualquiera…”

“Dame ilusión, esperanza, ganas de vivir y no me olvides...”

“Aquí estoy para perdonarte; que aquí estoy para amarte y tu, ¿donde estas, Diego, donde estas”?

“¿Cuál es mi camino? ¿Esperarte? ¿Olvidarte? ¿Hacer lo que tú haces, ir de los brazos de uno y de otro, hoy dormir con alguien mañana con otro diferente”?

“Sabes te quiero mucho y te perdono todo lo que has hecho, te extraño y quiero que regreses conmigo”.

“Diego déjame vivir, siempre consumiéndome por tu culpa”.

“Siempre que hablo contigo acabo muriéndome mas, un poco mas”.

Carlos dijo...

Esa mañana tomó su paleta, sus pinturas y un lienzo nuevo y decidió y muy seguramente, se puso a hacer un cuadro que fuera muy vivo, con frutas, tal vez melones o quizás unas sandias.

Ya no tenía fuerzas, sin embargo terminó su último cuadro. A sus cuarenta y siete años se consumía. Le dio una embolia pulmonar, escribió “Espero que la salida sea afortunada y espero no volver jamás”. Al amanecer del 13 de julio de 1954, antes de morir es posible que recordara el sueño donde su casa era un museo, también pudo haber recordado de donde sacó el nombre del último cuadro: ¡Viva la vida! para simplemente morir. Por fin voló la paloma.

Francisco Lopez Ortega.

seraquenoseve dijo...

Admiro mucho a estos dos artistas paisanos míos, por cierto!

Cuanta, pasión, amor, deseo, sensualidad y locura había en ambos, eran tal para cual.

La obra de ella necesitaba el toque de él y vicersa.

Genios los 3!!! Carlos, el tercero eres tú, un abrazo!

Carlos dijo...

Hola Será,evidentemente la conjunción pasional de ambos los destinó al cielo y al infierno; juntos se potenciarion y se lastimaron mucho, en realidad fue una relación extraña, en la que a pesar de todo, el amor fue el gran protagonista.

Genios ellos dos, yo soy un simple contador de historias. :)

Un beso.

Carlos dijo...

Estamos en la Casa Azul o Museo de Frida Kahlo en el maravilloso barrio colonial de Coyoacán de Ciudad de México. Los turistas van y vienen. La película ¿Frida¿ ha disparado la popularidad de quien fue dos veces esposa del pintor Diego Rivera y quien pasó 28 de sus 44 años de vida enferma, prisionera en una cama, encadenada a una silla de ruedas o encerrada en terroríficos corsés. Ahora que se cumplen 50 años de su muerte, recorrimos esa parte de su mundo más íntimo y personal: su hogar.
La mansión es grande, ocupa una cuadra y la mayor parte pertenece al jardín interior, donde tantas horas pasó, sola o en compañía de Diego y su vasto círculo de amistades: alumnos, políticos, artistas, familiares o simples vecinos. Todo es llamativo, desde el azulón de los muros exteriores y las paredes que dan al jardín hasta los interminables detalles que pueblan cada rincón.

Es un universo delicado, repleto, doliente y gozoso a la vez. Es, sobre todo, la morada de Frida, su refugio íntimo, que compartió muchos años con Diego aunque él tenía su propia casa y estudio.

Existe una pirámide marrón y amarilla al fondo del jardín, vestida con esculturas precolombinas de piedra, coleccionadas por ambos con verdadero interés.

Carlos dijo...

Frida sentía pasión por los adornos indígenas; hay una vitrina exclusiva para sus collares, pendientes, anillos y tocados del cabello, sin mencionar los elaborados vestidos que usaba.

Tan presumida en su cuidado como una diosa, ponía el mayor esmero artístico a la hora de arreglarse, quizá para equilibrar con la belleza del atuendo su cuerpo roto por el trágico accidente de autobús que le partió la columna y destrozó su útero. Tal vez era su forma de no rendirse a la desgracia.

Carlos dijo...

El filme sobre ella no cuenta que Frida también sufrió poliomelitis de niña, así que siempre tapaba sus piernas. Y aunque ella se retrataba fea, era una mujer alta, delgada, de porte elegante, ojos como azabache y facciones rectas. Tenía el gesto inteligente y un temporal en la mirada.

En el rastreo de este hogar se perciben máximos y mínimos sentimentales. Por ejemplo, del desolador espectáculo de su cama de enferma, a cuyos pies colgó las fotografías del quinteto comunista ¿Marx, Trotsky, Lenin, Stalin y Mao Tse Tung-, se pasa al cuarto matrimonial, decorado como un canto alegre al amor.

Luego, en el estudio de pintura, irrumpe de nuevo un temblor inquietante: hay una silla de ruedas vacía frente a un caballete donde reposa inconcluso un retrato de Stalin que, en actitud de espera y tamizado por la luz, parece aguantar la vuelta al trabajo de su fantasma creador, una Frida abatida por la tristeza.

Carlos dijo...

Cuando se entra en la cocina, resurge de nuevo la lírica. Por las altas pareces, pegadas en filigrana, cadenas de diminutos pucheros van dibujando dos palomas de la paz con los nombres de Frida y Diego entrelazados.

Esta cocina, que no es de diseño, diseña lo esencial: el entusiasmo y el sabor cocinados al calor del hogar. ¿En qué manual de interiorismo se aprenden esta originalidad y vitalismo?.

Aunque resultase caótica, Frida era sumamente ordenada. Las vitrinas acristaladas del estudio dan prueba del cariño y fervor con que archivaba sus cartas, las facturas, los recortes de prensa, cada recuerdo personal.

Se pueden leer algunos comentarios de su diario original, que fue publicado por primera vez en 1995 con una introducción de Carlos Fuentes. Asimismo, libros de filosofía, poesía, arte y política, tanto en francés, español como inglés, se apilan en las estanterías junto a gruesos volúmenes de medicina, disciplina por la que Diego se sentía atraído y que marcó la existencia de Frida en su periplo agotador por hospitales y cirugías.

Carlos dijo...

El santuario

Y como esta morada azul es también museo, varias salas albergan numerosa producción pictórica de Diego, Frida, otros artistas del momento y una curiosa colección de cuadros antiguos anónimos.

La producción de Frida es modesta: 143 obras, de las que 55 son autorretratos. A través del simbolismo expresa su sufrimiento: la agonía física, el aborto involuntario, la incapacidad de tener hijos, su compromiso con la lucha social, las frustraciones con Diego...

Aunque el gran artista fue Rivera, que pintaba desde niño con una cualidad innata que cultivó a fondo, hay que reconocer una deuda para con la singularidad de Frida, que no fue reconocida en vida y sí tres décadas después de su muerte.

En los años ochenta comenzó a ser tenida en cuenta como artista y no sólo como figura extravagante. Ahora ocupa un lugar principal en la pintura introspectiva mexicana del siglo XX.

Volviendo al hogar de su infancia y de sus últimos años de vida, la Casa Azul fue también su santuario. Como buena mexicana, el sincretismo era parte de su naturaleza, y no importaba que fuera comunista convencida para llenar la casa de altares y retablos exvotos. El arte popular religioso -prehispánico y católico-, se entremezclaban en su universo propio fundiendo lo divino y lo pagano, el color y las tinieblas.

Carlos dijo...

para contrarrestar la abundancia de objetos de todo tipo que conformaron su mundo (figuritas, abanicos, calaveras, esqueletos de papel maché, vasijas, bocetos, retablos de estaño pintado, etc.), nada mejor que respirar el aroma templado del patio interior, que es también un jardín tropical cuajado de flores y árboles con una fuente que arrulla. Es un reino de sol, incluso a la sombra. Coyoacán parece una siesta estival. Los sentidos se imponen al academicismo.

Frida conoció a Diego Rivera cuando ella tenía 16 años y él 41. A los 21 se casó con él. Seis años después se separaron para, tres más tarde, volverse a casar. La Casa Azul fue, por tanto, su refugio adorado de soledad y también su nido de amor durante distintos periodos, aunque la pareja contaba además con otra magnífica casa en el barrio de San Ángel, que era sobre todo el estudio principal de Diego.

En la Casa Azul hubo días de rosas y vino, o mejor dicho, de alcatraces y tequila, fiestas grandes con estrellas internacionales como André Breton, Dolores del Río, Cartier Bresson, Lindberg, Paulette Godard, Salvador Novo, David Siqueiros, Gorostiza, Einsenstein, el rey Carol de Rumanía... También hubo días de mezcal y lágrimas, de angustia y dolor.

La prestigiosa escritora mexicana Elena Poniatowska publicó recientemente el libro ¿Las siete cabritas¿, siete historias biográficas sobre siete mujeres mexicanas importantes. El relato sobre Frida es conmovedor y transmite la magia de su vida y esa constante lucha entre la fidelidad y la lealtad.

Es la misma Poniatowska quien, junto a la urna donde descansan las cenizas de la artista, escribe: ¿Se dice que es una bendición nacer y morir en la misma casa. Frida Kahlo tuvo esta suerte, pues ella nació y murió mirando su jardín¿.

Aldabra dijo...

SI DIGO QUE el pomea refleja el dolor, la pasión, la pintura y todo lo que debió sentir Frida por Diego, digo poco

asi que digo ¡¡bravo!! y sé qué tú lo entenderás.

biquiños,

Carlos dijo...

"Esta que ves mirándote a los ojos es un engaño. Bajo los labios que jamás sonríen se alinean dientes prolijos, negros.La frente amplia, coronada por las trenzas de colores esconde la misma muerte que corre por mi esqueleto desde que me dio polio. Mira, veme bien porque quizás esta sea la última vez que me veas. Mira mis ojos de vigilia y sueño, obsérvalos, nunca duermo o casi nunca, atravieso los días y las noches en estado de alerta, capto señales que otros no ven, mírame, yo soy el martillo y la mariposa que se congela en un instante. Siempre he despertado de la fiebre nocturna, empavorecida, pensando que me morí durante el sueño.¿Ves mis manos cuajadas de anillos? esas manos, las beso, las reverencio, no me han fallado nunca, han seguidos las órdenes de mi cerebro, mientras mi cuerpo entero me ha traicionado. En esta piel que me envuelve, la linfa, la sangre, la grasa, los humores,los sabores, están condenados desde que tengo seis años. Las manos que ves trenzaron mi cabello largo y negro, clavaron flores en mi cabeza, estas manos que ves han enlazado a Diego, han podido echar el rebozo sobre mis hombros, han acariciado el pecho femenino de Diego, mi sapo-rana, han tomado el pezón de la mujer deseada, han jalado la manta para protegerme del frío, pero sobre todo han detenido el pincel, mezclado el color en la paleta, dibujado mis pericos, mis perros, mis abortos, el rostro de Diego, mi nana indígena, el contorno de la carita de los hijos de Cristina, mi hermana, mis cejas...

Extracto del Libro, "Las siete cabritas" de Elena Poniatowska

Carlos dijo...

Gracias Aldabra, esa era la intención, poder expresar en palabras poéticas, el universo de pasión y tragedia que los mantuvo unidos hasta la muerte de Frida.

Gracias por tu "Bravo".

Un beso grande.

Anónimo dijo...

Su casa es un templo de arte!

Sublime reseña sobre las dos pasiones (hombre.color) de una mujer extrema y cuando digo "extrema" hablo de la "sed" que tienen ciertos elegidos para hacer de la vida algo trascendente.


María (si, soy pintura, y usted es mago :)

...flor deshilvanada dijo...

Me sigo deleitando con todo esto que nos contás de Frida.

Poe, yo también la admiro por las batallas que luchó en su vida, comparto totalmente con vos eso que "Siempre la felicidad tiene el tamaño de nuestro esfuerzo". A mayor esfuerzo mayor es nuestra felicidad (lo vivi en carne propia).

Te dejo un besito!

Carlos dijo...

María, vio, lo sabía, usted es pintora y "pintura", como no entender entonces su admiración por Frida. Ella era una llama sujeta a un pincel.

Mago??, no, apenas un aprendiz en esto de hilvanar palabras. :)

Carlos dijo...

Me alegra Evan que todo lo que voy dejando sirva para conocer un poco más a Frida y a su amor por Diego Rivera, en el caso de ambos (a pesar de infidelidades y lejanías) no concebían la vida sin la vida del otro.

Besote.

Carlos dijo...

"Diego principio
Diego constructor
Diego mi niño
Diego mi novio
Diego pintor
Diego mi amante
Diego "mi esposo"
Diego mi amigo
Diego mi madre
Diego mi padre
Diego mi hijo
Diego = Yo=
Diego Universo
Diversidad en la unidad"

Frida.

Carlos dijo...

"Nadie sabrá jamás como quiero a Diego. No quiero que nada lo hiera, que nada lo moleste y le quite la energía que él necesita para vivir. Vivir como a él se le de la gana. Pintar, ver, amar, comer, dormir, sentirse solo, sentirse acompañado, pero nunca quisiera que estuviera triste. Si yo tuviera salud quisiera dársela toda. Si yo tuviera juventud toda la podría tomar".

Frida.

Carlos dijo...

Sufrió treinta y dos operaciones entre el día de su accidente y el de su muerte. Su biografía consiste en veintinueve años de dolor constante. A partir de 1944, se ve obligada a usar ocho distintos corsés. El 1953, sufrió la amputación de una pierna gangrenada. Las secreciones de su espalda herida la hacen olerse a sí misma como si fuese "un perro muerto". La cuelgan de la cabeza, desnuda, para fortalecer su columna. Pierde a sus fetos en lagos de sangre. La rodean sin interrupción el cloroformo, las vendas, las agujas, los bisturíes. Frida Kahlo, como ningún otro artista de nuestro gran siglo torturado, tradujo el dolor al arte" Ensayo / Carlos Fuentes

Carlos dijo...

"La pintura formó parte de la lucha que Frida Kahlo sostuvo por la vida. También constituyó un aspecto muy importante del proceso de su 'autocreación'; la presentación teatral de sí misma, en su arte, como en su vida, era un medio de controlar su mundo. Mientras se recuperaba, recaía y se volvía a reestablecer, se inventaba siempre de nuevo. Creó a una persona que podía movilizarse y hacer maldades con la imaginación en lugar de con las piernas (...). Frida es la única persona que se dio a luz a sí misma. La lucha entre las dos Fridas, la muerta y la viva, se estaba llevando a cabo siempre dentro de ella".

Lola Álvarez Bravo, (compañera de escuela de Frida).

Carlos dijo...

"Era una Cleopatra quebrada que escondía su cuerpo torturado, su pierna seca, su pie baldado, sus corsés ortopédicos, bajo los lujos espectaculares de las campesinas mexicanas"

y agrega, Fuentes, "ella, la mujer irreemplazable, la irrepetible mujer que llamamos Frida Kahlo, está rota, desgarrada en el interior de su cuerpo, igual que México está desgarrado en su piel externa".

Ensayo / Carlos Fuentes.

Mar y ella dijo...

Todo aaquies una hermosura,tu soneto..tus palabras,las reseñas de su historia...me siento identificada con la ternura de Frida...me deja emocionada todo..

Cuando el amor lo llevas en la piel; sólo desprendes más amor..

Disculpa mi tardanza,el mar en mis ojos no me deja ver...



Mariella

Mar dijo...

Ains mi fakir... esta entrada me dejó doblemente sin aire, primero por tus letras y la fuerza que me han trasmitido; Frida era una mujer fuerte. Y segundo porque esas letras de ella las desconocía y me parecen increibles, no sé ni expresar lo que me mueven por dentro.

Gracias por conmoverme hasta los tuétanos.

Besos desde este faro que me cobija...Qettah

Carlos dijo...

Hola Mariella, aprecio mucho cuando quien me lee desde el otro lado del monitor logra emocionarse a partir de mis palabras.

La vida de Frida y su modo de contarla a través de su diario y de sus pinturas es emoción en carne viva.

Por supuesto que disculpada queda por la tardanza, lo que no me queda claro es el argumento que me das, el mar en tus ojos es una metáfora de que estás de vacaciones en un sitio próximo a una playa o a que andas tristona con lágrimas en los ojos?

En cualquiera de los dos casos, un beso grande.

Carlos dijo...

Hola Mar, como las olas que circundan tu faro, vienes y vas. (todavía no logra determinar si eso me gusta o no)

Es bueno verte en esta entrada y sobre todo el que hayas podido conmoverte a partir de lo que digo yo y de lo que dice Frida. Conmoverse en estos tiempos de virtualidad endeble es un don.

Un beso grande.

Carlos dijo...

"los años veinte recibieron a toda una generación de mujeres que cosechó cambios en la ideología y la práctica sexuales que habían sido sembrados entre finales de siglo y los años diez. Frida Kahlo se sitúa en este contexto, en cierta forma como hija de la Revolución y del cambio de siglo, formando parte de una generación de mujeres que conquistó la libertad para participar de la vida pública, disponer de su cuerpo y manifestarlo en su arte. Pero lo que la elevó como figura, tanto a nivel nacional como en el mundo entero, fue el que hiciera de su propia vida parte medular de su obra, explorando a través de la pintura su individualidad en temas que, siendo propios de las mujeres, hasta entonces habían estado más bien ausentes de representación"

Alejandra Sandovla Espinoza.

Mar y ella dijo...

Poe....lamentablemente es lo segundo....

.........................................................................................

PAY dijo...

La primera vez que me encontré algo de Diego Rivera pretendí que era algo no fuera de lo común, hasta que me interioricé en la vida de este personaje, debo confesarle que aun no puedo recordar por completo su nombre, es complicado hacerlo.-
Pensar en Rivera es pensar en Frida y viceversa, de eso no tengo dudas.-
Bonita lectura la suya como siempre, están demás mis elogios pero siempre es bueno alimentar el ego ajeno, y más cuando se trata de un ego como el suyo mi amigo.-
Ahora lo dejo… esta sonando Joaquín… justo, justo, la parte esa de ….


♪♫Diego Rivera, lápiz en mano,
dibuja a Frida Kahlo desnuda.♫♪


Adioss…

Carlos dijo...

Mariella, ya pasará, recuerda que "si de noches lloras por el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas".

Up up up. :)

Un besote.

Carlos dijo...

Pay, ego no, a lo sumo un "eguito" pequeño que cuenta las cosas desde el sentimiento de su mundo interior.

A mí me pasa lo mismo, creo que Frida y Diego son un solo cuerpo con dos corazones.

Un gran abrazo.

SAUVIGNONA dijo...

hermoso! justamente pensaba en frida k.y que te voy a decir? la carta esta bella...

besines fridanos...

sauvignona :)

Carlos dijo...

Frida y Diego, otra de esas lecciones raras de amor que nos regala la vida.
Tan rotunda en sus lienzos como en sus palabras.
"Pies, pa' que los quiero si tengo alas pa' volar..."

Bienvenido después de ese merecido descanso cumpa :)

POETIZA dijo...

Una belleza este poema Carlos. Es un placer leerte, como siempre, te dejo un beso, cuidate mucho.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Que pareja!! pero siempre tuve la impresion que ella lo quiso mas a el, que el a ella...no me gustan los desiquilibrios en el amor. :)

Bueno algunos vio?

Un abrazo

petra

Carlos dijo...

Hola Sauvignona, hemos tenido entonces afinidad de pensamiento. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Hola Carlitos, cómo estás, un amor raro, si, pero rotundo y conmovedor.

Agradezco la bienvenida, aunque todavía me falta ireme un poquito más. :)

Un gran abrazo.

Carlos dijo...

Gracias Poe, un beso para vos y también cuidate mucho.

Carlos dijo...

Pía, en los amores siempre hay desequilibrios; la balanza nunca queda fija en el centro.

Cantaba mi abuela,

"Yo se bien que entre dos que se quieren,
el amor, diferente ha de ser,
mientras uno da entera la vida,
otor solo se deja querer".

Un apretón de manos.

Patricia 333 dijo...

No dejo de leer ...

Si digo Diego digo la manera
de arder desde la hoguera


Frida y Diego ... Diego y Frida

Todo esta dicho seres que vinieron a este mundo extraudinarios

Te dejo tus besos 333

seraquenoseve dijo...

Carlos, que razón tenía tu abuela al cantar:
"Yo se bien que entre dos que se quieren,
el amor, diferente ha de ser,
mientras uno da entera la vida,
otor solo se deja querer".

Me conmoviste todita, que forma de relatar a Frida, a Frida se le siente, se le sufre y se le disfruta, su casa de Coyoacan es un templo a ella misma. cad muro cada cosa dice tanto de ella, es parte de su ser.


En verdad que tuvo una vida fuerte, y extrema, pero lamentablemente sólo bajo esas circuntancias pudo emerger la artista aguerrida.

Un beso...

Carlos dijo...

Patricia, Diego y Frida,Frida y Diego, o el desborde del amor apasionado.

333 besos. :)

Carlos dijo...

Querida Será, mi abuela era sabia. :)

La bellísima Cas Azul, que la vio enamorarse y padecer, pintar, sufrir, soñar...

Es cierto, el desgarro de su pintura solo pudo provenir de un dolor casi insoportable.

Un beso para tí.

Shantal dijo...

Muy buen soneto y muy buena la carta de Frida, me encanta.

Besos

tita dijo...

Tu llenas y yo recibo,Frida y Diego,un buen tanden de arte y pasión,un amor apasionado como pocos.
Mujer valiente Frida,por todo lo que le toco vivir,intensa en sus pasiones y un amor tan grande por Diego que a pesar de sus desencuentros,lo amo sin medida.
Su pintura es verdad que es el mensaje de el dolor.
Feliz fin de semana poeta,que estes feliz.
Un beso grande.

Carlos dijo...

Muchas gracias Shantal, por pasar por aquí y por dejar tu comentario.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Anita, subí el soneto de Frida para que quienes comenten no tengan que desplazarse tan hacia abajo. :)

Ahí dejé un post para el grandísimo tipo que es Pancho Varona. :)

Guardaré ese correo como si fueran las letras del Quijote.

Malena dijo...

Pasión, pasión, pasión ..... no se me ocurre otra palabra. No podían si el otro no estaba de alguna manera. ¿Cuántos amores así habrán existido en la historia? No creo que muchos.

Qué suerte poder volver a comentar.

tita dijo...

Carlos,no tengo mucho conocimiento de Pancho Varona,se que tenia un grupo,antes de Sabina,,y que escribio cosas para Ana Belen,creo que LUNA DE PLATA,pero poco mas se de el,tú le conoces bien, segun dices a traves de la pagina de Sabina,que ya me habias contado,se ve un personaje interesante,cuando lea el soneto que le hiciste,le encantara seguro.
Ya estoy deseando leer ese soneto LISBOA seguro que una maravilla,si ellos tienen esas concepción de el.
Me alegro de esos piropos de Joaquin para ti,por que te los mereces con creces y me hace feliz que la gente aprecie tus poemas,por que realmente lo merecen .
Mi felicitación para ti por este reconocimiento,de estos españoles que saben lo que es bueno.
Un beso

Carlos dijo...

Hola Mariela, igual la de ellos fue una historia bastante compleja, difícil, eran dos personas de carácter fuerte.

Pero eso si, amarse, se amaron.

En realidad abrí el comentario de Pancho, supongo que luego se cerrarán de vuelta, como la cueva de Aladino, pero siempre dejo una rendija por donde colar algún comentario quien así quiera hacerlo.

Carlos dijo...

Ana trasladé tu comentario al post de Pancho.

Beso.

Conciencia Personal dijo...

Un amor que se cinceló con todo: pasión, coraje, infidelidades, aceptación, enfermedades, como deben ser las grandes historias de seres tan especiales.

Un abrazo, Monique.

Carlos dijo...

Así es Conciencia, en esa historia hubo de todo, inclusive una muerte temprana llevándose a la persona más valiosa de todas.

Otro abrazo para tí.

Aldabra dijo...

lo tuyo por Joaquín Pancho y el Nano, es devoción... Y por fin has cumplido tu sueño de entregarles tus libros. Me alegro mucho por ti, Charly.

biquiños,

Carlos dijo...

Aldabra, he trasladado tu comentario al post de Pancho.

Anónimo dijo...

Me encanto todo tu blog, soy Andrea me encanta la poesia y esta carta de Frida me hizo sentir identificada...

Carlos dijo...

Hola Andrea, que lejos te has venido. :)

Bienvenida.

Me alegra que mi blog te haya gustado y veo que coincidimos en el gusto por la poesía y en el amor por Frida.

AlEjA!♥ dijo...

Cuánta magia hubo en el corazón de ésta Mujer, ha de ser algo paranormal, pero sólo el Arte, sólo el sufrimiento, han de entender ese sentimiento, esa sensibilidad tan pura, esa furia de amor, heridas y perdón.

sin duda, un amor sin precedentes ni sucesores-único en su espacio.
lo INEFABLE...hecho letras y arte.♥

Carlos dijo...

Así es Aleja, mucho amor y sin embargo no fue feliz, será que el amor pasional es un castigo más que un alivio?? A pesar de ello, debemos amar hasta quedar rendidos.

Asumo que el soneto te ha gustado

Anónimo dijo...

Hola Carlos!
... Siempre que hablo contigo acabo muriendo un poco mas... estas palabras me hicieron llegar aquí, navegando desde las 01:00 am buscando un buen post sobre Frida y bendito sea el lugar en donde llegue a a parar.
Cada párrafo, la manera que relatabas todo, tocaron lo más fondo de mi corazón que aparte hicieron humedecer mi almohada.
Un fuerte abrazo entre lágrimas... Ingrid Morayma.

Carlos dijo...

Hola Ingrid, cada lágrima tuya ha justificado el esfuerzo en la construcción del poema, porque para eso sirve la poesía, para conectar almas sensibles. Esta es tu casa, como verás ya casi vacía de habitantes. Un beso grande.

Tita dijo...

Un gusto leer nuevamente estos sonetos, estás haciendo un buen repaso arreglado de tus sonetos.
Buen domingo Carlos. Un beso

Carlos dijo...

Hola Ana, muchos son poemas del 2006, diez años han pasado. No sé si lo percibes, pero la mayoría de ellos han sido muy depurados, despojados si se quiere de todo aquello que recargaba el mensaje poético. No sólo es reponerlos. Habría que leerlos como si fuesen nuevos.

Un beso.

Carlos dijo...

De amor y de sangre nunca lo había descargado, por ejemplo, no sé si lo leíste.

Rembrandt dijo...

“…esquirla de metal, paloma ardida,
amor y digo Frida,
infierno, muerte, Dios y digo Diego.”

Frida Kahlo una mujer excepcional, una hembra, una señora, una luchadora hasta el final de sus días. Toda mi admiración para ella.

Sus versos tocan el alma y ahí se quedan (ud. sabe)

Lo beso en esta tarde invernal.

REM

Tita dijo...

Si Carlos ya voy leyendo y notando esas diferencias , siempre me parecen bellos
Un beso

Carlos dijo...

Rem (yo sé)

Besos de abrigo.

Carlos dijo...

Lo decía Ana, porque este poema, por ejemplo, específicamente, ha sido muy modificado, con la intención de resaltar su contenido poético.

Un beso.

Carlos dijo...

Las cartas secretas de Frida y Diego

http://www.lanacion.com.ar/1941057-las-cartas-secretas-kahlo-y-rivera-por-fin-al-desnudo