martes, 9 de agosto de 2016

Pablo

"Todo lo que puede ser imaginado es real" (Pablo Picasso)

Cuando Pablo dibuja una mujer
y la rompe en segmentos delicados,             
con ojos afiebrados                                               concibe un nuevo modo de creer.
A punto de morder,
la boca vertical y a los costados
los senos como dos acantilados
de un rojo amanecer;
los hombros, la barbilla,
el cuello de angulada maravilla
con forma de alfiler,
el pubis, la nariz, el vientre plano,
al íntimo delirio de su mano,
cuando Pablo dibuja una mujer.

Del libro De diluvios y andenes

69 comentarios:

Carlos dijo...

“Nunca llega el momento en el que puedas decir he trabajado bien y es mañana es domingo. En cuanto te detienes vuelves a empezar otra vez desde el principio. Puedes dejar de lado un cuadro y decir que no lo vas a tocar más, pero nunca podrás ponerle debajo la palabra fin” Pablo Picasso.

(si lo sabré yo) :)

Besos y abrazos (cada día más cerca de la primavera)

Adriana Alba dijo...

Cuando Pablo dibuja una mujer y cuando Carlos escribe sobre ellas surge la alquimina....

Buena combinaciòn!

Me encantò Carlos.

y gracias por pasarte a Chrome para comentarme, pequeños grandes gestos de amistad bloggera.

Mil besos y buen fin de semana!

Prometo subir una foto de mi geranio, despues que salga de terapia jajajaja.

Carlos dijo...

Hola Adri, salvando las distancias, Pablo las dibuja con indudable genio y yo trato de contarlas, con ilimitada admiración.

Un beso muy grande.

(esperaremos fotos y aguante el geranio) :)

Carlos dijo...

Las mujeres de Picasso. / Luis Lpoez Tapia. Diario Sur.

Las guerras marcaron su vida y su pintura; la primera guerra mundial, la guerra civil española, la segunda guerra mundial. Su arte sobrevoló todos los movimientos artísticos del siglo; el cubismo, el surrealismo, y dejó una huella decisiva en todos los artistas de las generaciones posteriores.
Los toros fueron inspiración fundamental de su gigantesca obra y también… las mujeres. Ocho de estas mujeres tuvieron una importancia definitiva en su vida personal y en su obra. Sus ojos, sus almas están en mucho de los mejores cuadros del artista. Ocho historias de amor, a veces confusas, dulces, repetitivas, herméticas, amargas, dramáticas; ocho historias de amor que sustentaron su inspiración, desde la vida bohemia de Montmartre hasta su fructífera vejez. El mismo lo dijo: “Para amar a algunas mujeres me fue suficiente un par de horas, e incluso unos minutos. Es mucho más largo y trabajoso el desamor”.

van dijo...

Me maravilla este soneto tan geométrico describiendo la obra de Picasso, sos un genio Poe! Te lo he dicho ya?? :)

No creo que tenga un soneto que no hayas corregido...

Besito pintado.

Carlos dijo...

Van, el que maravillaba y sigue maravillando es Pablo, y yo, "cubísticamente" le escribí un soneto. :)

Dudo que haya alguno, yo disfruto de la etapa correctiva, una cosa es el fogonazo inicial, el chispazo de la idea vírgen y el primer borrador y luego uno los va puliendo.

Un besote.

Francisca Quintana Vega dijo...

Yo no entiendo nada de este tipo de pintura, pero el poema está muy bien construído. Saludos

Carlos dijo...

Francisca, no supongas que yo soy un entendido en las artes pictóricas, pero a veces se trata de mirar no desde la razón, sino desde el alma en estado de inocencia.

Gracias por lo que me toca en lo literario.

Un saludo

Carlos dijo...

A propósito decía Pablo:

"Pintar como los pintores del renacimiento, me llevó unos años, pintar como los niños me llevó toda la vida".

Carlos dijo...

1904 -1911 / Fernande Olivier

“Estuve con él siete años; fui su compañera fiel en los años de pobreza cuando el no era nadie, pero no supe serlo en los años de prosperidad”

El poeta Max Jacob había bautizado como Bateau-Lavoir, aquella casa de los altos de Montmartre, porque realmente se parecía a una de las barcazas del Sena en que trabajaban las lavanderas. Era un ruidoso y desvencijado edificio construido con maderas, cinc y sucios vidrios, del que sobresalían las chimeneas de las estufas. El caserón apenas tenía luz y sólo disponía de una fuente para todos los inquilinos. En verano un verdadero horno y en invierno una nevera. Allí pasaría el pintor malagueño sus primeros cinco años parisinos. Y fue allí donde encontró a Fernande Olivier, la chica que había perdido a su gato. Tenía su misma edad, 22 años y unos hermosos ojos verdes que enseguida atrajeron al pintor. Bella, famosa entre los artistas por su holgazanería, era también una espléndida cocinera y tan buena administradora que conseguiría alimentar a Pablo y a sus amigos con sólo dos francos diarios. Nunca quiso aceptar las proposiciones de matrimonio hechas por el pintor. Picasso, ella y un numeroso grupo de amigos vivían en una bohemia pobre, divertida y laboriosa, en una extraña comunidad artística, conocida como la “banda Picasso”. Cerca de la chamarilería de Montmartre, en la que Picasso vendía y también compraba cuadros, estaba el circo Medrano; la familiaridad con sus gentes fue un nuevo motivo de inspiración para el incansable pintor, en la transición de su época azul a la rosa; el personaje del arlequín se convertiría en el principal protagonista de sus cuadros; payasos, acróbatas, caballos…, todos los pobladores de aquel mundillo autónomo, convertidos en pintura reflejan el sentimiento de felicidad y sosiego que Pablo Picasso había encontrado en su amor por la bella Fernande.
No se cansaría de retratarla nunca, como a sus otras mujeres. A pesar de las dificultades y estrecheces de la vida cotidiana, su tiempo junto a aquella mujer era u oasis de paz.
En el verano de 1909, Picasso no puede resistir por más tiempo sus deseos de regresar a España; acompañado de Fernande y de sus bártulos de trabajo, de regreso hace un alto en Barcelona para presentarla a sus padres. Pasado el verano regresa a París, después de sufrir las murmuraciones de sus vecinos por sus relaciones con Fernande e incluso por la “rareza” de sus cuadros, que auguraban de alguna manera el prólogo del cubismo. Muchos ello eran sorprendentes retratos de su inseparable compañera, pero ya su relación personal comenzaba a marchitarse… (continuará)

Luis Lopez Tapia.

Mayte dijo...

El arte no termina nunca, menos aún en tus palabras siempre llenas de belleza y buen hacer

Un abrazo para mi eres un Maestro ;)

Carlos dijo...

My May, tal vez la belleza no esté en mis palabras sino en tus ojos que las miran con belleza.

Un beso docente y decente. :)

Valoro mucho tu opinión y la agradezco. Tú sabes.

Princesa115 dijo...

Te ha inspirado bellas letras "las mujeres de Picasso".
Siempre que escribes sobre las mujeres las adornas con lirios frescos, eso es un orgullo para todas nosotras, las mujeres.
Eres admirador de la belleza femenina y con frecuencia lo noto en tus palabras.
Gracias por la parte que me toca.

Un beso

Carlos dijo...

Hola Princesa, es dable hablar de la delicadeza con palabras delicadas, yo admiro la esencia sensible de la mujer, a pesar de haberme robado una costilla. :) en todo caso lo tomo más bien como una suerte de préstamo permanente a cambio de convertirse en la inspiración de mis versos. :)

De nada por la parte que le toca.

Un beso grande.

Carlos dijo...

1911 – 1915 / Eva Gouel

“Soy Eva Gouel, después de cuatro años la muerte me arrancó de sus brazos durante la primera guerra mundial. Dicen que fui su gran amor”

Rota la relación con Fernande, Picasso conoció a Eva en una fiesta en la que el artista estaba presentado su último cuadro ya cubista. Mattise se enfrentó a Pablo por ese cuadro, le dijo que parecía un ideograma tridimensional, pura geometría y que el camino que abrieron los “fauvistas” no era para terminar así. Cubos por todas partes. Tantos siglos de historia para aprisionar la pintura en un cubo distorsionado y terminó preguntando si había alguien capaz de ver algo en aquel cuadro; Eva respondió que era un retrato del marchante Vollard, todos los asistentes entonces si se dieron cuenta. Picaso respondió a Mattise diciendo que él y Braqué estaban intentando la cuadratura del círculo, atravesando la forma cerrada, después se dirigió a Eva y le preguntó como reconoció a Vollard y ella respondió que por que lo miraba con los ojos entrecerrados. Aquella mucha que sabía mirar con los ojos entrecerrados sería la primera a la que verdaderamente amó, según confesó más tarde. O quizás la única.
También Eva pertenecía a la bohemia de parís pero era la antítesis de Fernande, aunque fueron amigas. Menuda, tierna, dulce, muy bella. Su rostro se oculta tal vez en muchos de los cuadros cubistas de aquello años. Picasso sintió hacia ella, durante una relación que la muerte cortó muy pronto, una pasión de adolescente romántico. La llamó “ma jollie” y su nombre figura en muchos de los cuadros cubistas de aquella época.
Picasso se trasladó con Eva a Ceret, un pueblito pirenaico muy próximo a la frontera con España. En aquellos tiempos estaba tan obsesionado con su pintura y tan preocupado por la salud quebradiza de Eva, que no encontró tiempo para acudir al entierro de su padre, aquel profesor de dibujo que lo había iniciado en su arte desde su infancia malagueña.
Un año más tarde estalla la primera guerra mundial y algunos de sus amigos se alistan para el combate (Braqué, Apollinaire). Picasso no se siente involucrado en el conflicto; sus cuadros ya empiezan a cotizarse a muy buen precio y empieza la riqueza, el torbellino de la fama y la gloria. Igualmente Pablo no puede hurtarse del ambiente bélico que asola París, Eva ya se encuentra gravemente enferma de cáncer y el cubismo atraviesa una fase de notorio declive. En ese clima de plena desesperación Picasso tiene un romance secreto con Gaby Depreye, aunque la culpa por la endeble salud de Eva lo acecha permanentemente; todos los días acude al hospital para verla, ella muere hacia las navidades de 1915… (continuará)

Luis Lopez Tapia / Diario Sur.

Oréadas dijo...

Genial Carlos el poema homenajeando a Picasso.
Un besito.
Pd: Me encanta Picasso desde niña

Carlos dijo...

Desde niña dices, hace dos días entonces. :)

A mí también me maravilla Picasso, su creatividad, su fuerza, su milagro de luz y uno trata de contarlo con palabras. A veces sale, a veces no. :)

Un beso cónico. :)

San dijo...

Me gustaba Picasso, genio y figura y esas mujeres entre la irrealidad y lo figurado. Torrente de color y con una imagiación sin fronteras.
Buen homenaje el tuyo Carlos.
Besos de mujer cubista.

tita dijo...

Picaso pinto a la mujer con fuerza y delicadeza y es verdad el pinto a la mujer como nadie y tu hiciste un soneto de admiracion ,al arte y a la mujer,una belleza,poeta.
Besos

Carlos dijo...

Hola San, porqué te gustaba, ya no te gusta más??.

Una de las cosas que más admiro de él, no siendo para nada un experto en pintura, es el desborde casi salvaje de su imaginación.

Beso de hombre rectangular. :)

Carlos dijo...

Hola Tita, Picasso llevaba dentro de sí un mundo lleno de imágenes, taurinas, circenses y fundamentalmente impregnado de la esencia de la mujer como arquetipo de la belleza.

Yo, ya ves, cada tanto la idealizo en palabras.

Un beso grande.

Carlos dijo...

1917 -1929 / Olga Koklova.

“Soy Olga Koklova. Soporté al genio con cariño durante más de 12 años y fui legalmente su primera esposa y, como casi a todas me abandonó. Di a luz a su primer hijo, Pablo”.

En 1917 Picaso entró en contacto con el ballet ruso de Diaghilev, muy conocido en toda Europa y EE. UU. ejemplo de modernidad y originalidad. Allí conoció a Olga, una de sus bailarinas cuando el grupo actuaba en Roma. Esta mujer ambiciosa le haría olvidar muy pronto a las amantes pasajeras que había tendido tras la muerte de Eva, y estaba decidida a contraer matrimonio con el artista.
Olga se presentaba como de noble cuna e hija de un general, cuestión que debió influir en Picasso. Era bella, pero también muy ambiciosa, intransigente, tozuda y triste. Así aparece en los primeros retratos del pintor. Luego, cuando la vida a su lado se tornó un infierno, los retratos posteriores son de una terrible crueldad. Cuenta la leyenda que cuando se conocieron en un camerino del teatro en Roma, ella abrió su escote y dijo: “Soy Olga Kolvlova, la sobrina del Zar”. Se casaron en 1918 en la Iglesia Ortodoxa Rusa en París. Pablo, como diseñador de vestuario del ballet, acompañaba a Olga en las giras y su primer hijo nacería bajo estas circunstancias en 1921.
El cubismo queda abandonado casi por completo y el pintor se entrega intensamente a pinturas llenas de vida y luminosidad; muchachas jugando en la playa (producto de su estancia en la Costa Azul) gente feliz, paisajes radiantes; la compañía de su hijo alegran su vida y su pintura y lo alivian de los primeros roces con su temperamental esposa rusa. Ella estaba interesada en alternar con la alta sociedad parisina, como una nueva rica, mientras que Pablo comenzaba a interesarse por el surrealismo aplicado a la pintura.
A finales de los años 20, Picasso, huyendo de las peleas con Olga, suele dar largos paseos por París; una tarde a la salida del metro de las galerías Lafayyete, encuentra a una joven a la que aborda directamente y le dice que los dos van a hacer grandes cosas; la chica se llama María Teresa Walter y tiene 17 años. El pintor rondaba sus cuarenta. (continuará)

Luis Lopez Tapia / Diario Sur.

midala dijo...

Muy buena mezcla...pablo picasso y el señor carlos. Pablo pinta carlos describe de una forma que embelesa.Enhorabuena "Carlitos" de verdad que eres un mago embrujandonos con tus poemas.Millllllllllllllllll besitosssssssssssss

Carlos dijo...

Hola Midala, Pablo pinta, Carlitos trata de escribir. :)

Se agradece el comentario, de verdad, a veces uno duda acerca de si lo que escribe tiene algún valor y palabras de aliento como las tuyas me devuelven el ánimo.

Un besote.

midala dijo...

oye...ni lo dudes!!!!Ni se te ocurra pensar lo que lo haces mal o medianamente mal, por que lo bordas.Y sería una pena que tan solo lo dudaras.Internet está lleno de talentos sin descubrir. Änimo Carlitos que eres de los mejores!!!!!!Millll besos desde esta tierra gallega,que está en verano pero no tiene sol!!!:):)

Carlos dijo...

:) :). son días, Midala, que uno se levanta dubitativo, pero entiendo y mucha gente me lo ha dicho que lo que hago tiene valor.

A mí me encanta mi Blog. :) y le tengo mucho afecto y también me gusta mucho escribir, así que esto seguirá con sus puertas abiertas las 24 horas del día, atendido personalmente por su dueño. :)

Besos que lleguen hasta tu tiera gallega y te roben una sonrisa. :)

Ana dijo...

Hermoso soneto, Carlos. Como cada obra que pintó Picasso teniendo como musa a una mujer. Aunque la obra que más me gusta de él es Guernica.
Cuántas mujeres pasaron por su vida? Vamos ya por tres, no me pierdo las siguientes...

Un abrazo, Carlos.

PD: dicen que dijo "Cuando yo era pequeño mi madre me decía: Si te haces soldado llegarás a general, si te haces cura, llegarás a ser Papa. En cambio de todo eso decidí ser pintor y me convertí en Picasso." (sabía quien era, no?)
Besos!!

Carlos dijo...

Hola Ana, el amigo Pablo parece ser que tuvo más mujeres que Enrique VIII. :)

El Guernica es impresionante por lo que significa como símbolo antibélico.

Luego sigo con el relato de las mujeres que faltan.

Conocía esa anécdota que pinta a Picasso, tal como era.

Un besote.

Patricia 333 dijo...

El arte es una mentira que nos acerca a la verdad."

Pablo Picasso


Cuando Pablo dibuja una mujer
y la fragmenta en cubos y cuadrados,
con ojos afiebrados
concibe un laico modo de creer

Me encanto :) Segun creeo yo el tuvo 7 mujeres

Besos , me bajo a escuchar el audio

Carlos dijo...

Hola Pato, según la biografía que estoy leyendo parece que fueron ocho, yo por ahora voy por la cuarta (la cuarta del pintor, no la mía) :)

Tendría que volver a ver la peli con Anthony Hopkins.

Baje y suba. :)

Besos azules.

Carlos dijo...

1929 – 1936 / María Teresa Walter

“Soy María Teresa Walter, cuando Picasso me atrapó yo tenía sólo 17 años; estuve siete con él y le dí una hija. Dicen que fui la más sensual de sus mujeres”

Frente al infierno de su vida al lado de Olga, la aparición de MT fue para el artista como un soplo de aire fresco, y ello se reflejó en sus cuadros. La pintura abandonó las crispaciones del cubismo y del surrealismo más duro y se tornó sensual, redonda, tierna, erótica y suave. MT era suiza, rubia, saludable, deportista, alegre y de trato muy suave; totalmente desinteresada y nada exigente, enemiga de los convencionalismos y afectuosa. Es decir todo lo contrario de Olga.
Poco meses después de conocer a MT le compró un departamento cerca de su casa y aprovechando sus conocimientos de manejo, la disfrazaba de chofer y viajaba con ella a todas partes. El erotismo invade la pintura de Picasso por estos años, en estos tiempos se le atribuye al pintor aquella famosa frase de que el hombre tiene la edad de la mujer que ama. Sostiene por estos días aquello de que el arte no es casto y que arte y sexualidad son lo mismo.
Luego de aquellos primeros años de clandestinidad, el curso de la vida hogareña fue destiñendo la pasión de aquel amor juvenil, a lo que habría de sumarse luego la angustia frente al desarrollo de la guerra civil española. Necesitado de paz y tranquilidad envió a MT y a la hija que había tenido con ella a casa de su madre, y aunque la seguía viendo de tanto en tanto, el pintor retornó a su vieja vida de bohemia juntos con sus amigos de siempre. Una tarde, en los cafés de Saint Germán, Paul Eluard le presentó a una muchacha de pelo negro y hermosos ojos verdes…

(MT, muerto ya Picasso y no pudiendo soportar su ausencia definitiva se suicidó en 1977) (continuará)

Luis Lopez Tapia.

Carlos dijo...

Los ocho nombres de Pablo Picasso / Rafael Alberti.

Qué hubiera sido de ti Pablo, si de los ocho nombres con que fuiste bautizado, hubieras preferido al de Pablo Picasso el de Diego Picasso, al de Diego Picasso el de José Picasso, al de José Picasso el de Francisco de Paula Picasso, al de Francisco de Paula Picasso el de Juan Nepomuceno Picasso el de María de los Remedios Picasso, al de María de los Remedios Picasso el de Crispín Picasso, al de Crispín Picasso el de Crispiniano de la Santísima Trinidad Picasso.

¿Cómo hubiera pintado Diego Picasso? Cómo José Picasso; cómo Francisco de Paula Picasso; cómo Juan Nepomuceno Picasso; cómo María de los Remedios Picasso; cómo Crispín Picasso; cómo Crispiniano de la Santísima Trinidad Picasso.

¿Cómo hubiera podido ser? Primera exposición en Barcelona de Diego Picasso. Ha llegado a París José Picasso. Óleos y dibujos en la Galería Vollard, de Francisco de Paula Picasso. Encuentro de Max Jacob con Juan Nepomuceno Picasso. El cubismo de María de los Remedios Picasso. De Goya a Crispín Picasso. Los gloriosos 85 años de Crispiniano de la Santísima Trinidad Picasso.

Pero no ha sido así. Y sólo en la Fe de Bautismo quedaron esos siete posible invisibles hermanos. Y quedó sólo Pablo. Sin Diego, sin José, sin Francisco de Paula, sin Juan Nepomuceno, sin María de los Remedios, sin Crispín, sin Crispiniano de la Santísima Trinidad. Sólo Pablo Picasso...

Carlos dijo...

Picasso / Rafael Alberti

Picasso es un hombre con un deseo incontenible de tener dos narices y presentarse el día menos pensado a las puertas del cielo o del infierno dando la gran tocata con ellas.

Picasso es un movimiento sísmico cuyo epicentro se halla en los dedos de su mano.

Picasso es un mudo que inventó la primera palabra.

Picasso es el hombre más feroz capaz de comerse una rosa.

Picasso es una rosa capaz de comerse al hombre más feroz.

Picasso es un hombre profundo que se derrama en luz por los miles de ojos que ha pintado.

Carlos dijo...

Max y Pablo

Pablo Picasso tuvo un amigo, el más importante de su vida. Fue su compinche durante los años de la bohemia parisina, con quien compartió la miseria y la asombrosa aventura creativa que dio forma a las vanguardias estéticas del siglo XX. Se llamaba Max Jacob y fue uno de los mayores poetas del siglo XX. Murió en 1944, aniquilado por la barbarie del nazismo, con la complicidad de su aliado francés, el régimen de Vichy.
Al despuntar el siglo, en 1901, Max Jacob trabajaba como crítico de arte. Tenía 25 años, una vida caótica, y en los bolsillos montones de versos que nunca había publicado. Un día, en la galería de Ambroise Vollard, descubrió los lienzos de un joven pintor español, cinco años menor que él, llegado a París hacía apenas unos meses. Fascinado, le dejó sus datos. Ese sería el inicio de una relación alocada, profunda, marcada por las búsquedas constantes. Max era un ser múltiple. Pintaba, componía. Era judío y homosexual, lo que años más tarde sería su condena.
Pero ahora, todo está por delante: la aventura de vivir y de crear. Max y Pablo se vuelven inseparables y se van a vivir juntos a un hotelucho del bulevar Voltaire.
En 1921, Picasso realizó uno de sus lienzos más célebres: Los tres músicos, un secreto homenaje a sus amigos poetas.

La habitación es minúscula. Cuando Max duerme, Picasso pinta. Cuando Picasso duerme, Max escribe. “Pintor, talla tu diamante”, le deja escrito una madrugada. En 1904, Picasso se instala en Montmartre, en un taller de la rue Ravignan, que bajo el nombre de Bateau-Lavoir se volverá un lugar mítico del arte moderno. Por entonces, conoce a Guillaume Apollinaire. Otro poeta, otro deslumbramiento.

En 1901 Max se muda a vivir a pocos pasos del taller de su amigo. Su cuarto se convierte en lo que él llama “laboratorio central”: allí conjuga sus delirios verbales, reflejados en poemas en prosa, de factura excéntrica y sorprendente. Mientras, Picasso concluye un lienzo que bautiza El burdel filosófico, más conocido como Las señoritas de Avignon. En el cuadro aparece un joven vestido de marinero. Es Max Jacob. Es el año 1907. Y allí, en el Bateau-Lavoir, acaba de nacer el cubismo, la mayor revolución artística del siglo.

AG

Anónimo dijo...

Picasso, Picasso.

Si vieras lo que he visto en el moma te moris, la mujer dormida. :)

la epoca azul de picasso. el horror de guernica.

Te confieso que me apasiona su talento y genio, pero no su famosa locura.

Un abrazo grandote

Petra (admiradora de picasso)

ps hay un cuadro en el moma de la mujer que mencionas arriba, vivio con el mucho tiempo y fue una de sus musas...

Carlos dijo...

Pietrus Picassus, la verdad es que Picasso. pertenecía, como decía Horacio Ferrer de Troilo, a esa raza de uno, un ser irremplazable.

Todos los grandes artistas somos locos. jajaja. (yo soy un loco lindo)

Pensé que ibas a decir admiradora de Picasso y de vos. sniff, sniff.

Medio beso.

LaLy dijo...

Genialidad la de Pablo : fragmentarnos en cubos y cuadrados y hacer de ello una obra de arte!!!

Me gusta que todo lo que pueda ser imaginado sea real...

Beso


LaLy

van dijo...

Pablo maravillaba y los dos maravillan, por eso sigo visitando tu casa aunque no tenga blog :)

Me encanta que su gran amor tenga un pedacito de mi nombre...

Un beso bajo la lluvia, que venga la primavera!!!!

Carlos dijo...

Hola Laly, desfragmentarlas es fácil, lo difícil es volver a armarlas. :)

Gritemos juntos: la imaginación al poder.

Un beso.

Carlos dijo...

Van, sabes cuanto valoro que sigas viniendo, desde aquella primera vez que conectamos.

Viste, hay Evas por todos lados. :)

Lluvia, lluvia, y para colmo anuncian una nueva ola polar. :(

Un besote.

Carlos dijo...

Tere, sé que cuando no vienes es porque no puedes.

Marche un gran beso para Cuba.

Carlos dijo...

1935 - 1943 / Dora Maar

"Soy Dora Maar. Con Picasso viví ocho años y fui testigo principal de la gestación de su cuadro más famoso, el Guernica".

Henriette Teodora Markovitch había nacido en París en 1907. Era hija de un arquitecto croata y de una francesa. A los tres años la familia se trasladó a Buenos Aires, donde tuvo una infancia y una adolescencia privilegiada: tenis, playa, bailes, cruceros. Cuando Dora conoce a Picasso en el café Le deus magots, ella está jugando a pincharse los dedos con una navajita, hasta sangrarse. Picasso agarra sus manos y le dice que esa sangre es tan hermosa como la de los toros en la plaza.
Dora Maar protegió a Picasso durante todo el proceso de creación del Guernica, además fue testigo gráfico de tal suceso ya que fotografió todos los bocetos intermedios que habrían de concluir en la maravillosa pintura.
La relación de Picasso con Dora fue menos tranquila que la que tuvo con Marie; la crispación que se advierte en los retratos que le hizo no fue solo por la angustia de la guerra civil, había entre ambos una sorda lucha de dos fuerzas casi igualadas y en esa lucha, finalmente perdió Dora. A pesar de eso Dora nunca lo decepcionó y estuvo con él en su enconada lucha contra el franquismo y el nazismo. Es famosa la historia de la visita que les hizo el embajador alemán cuando, en presencia del Guernica, le preguntó si eso lo había hecho él, a lo que Pablo con sorna le respondió, que no, que en realidad lo habían hecho ellos.
Cuando la relación se fue haciendo cada vez más insostenible, Picasso se fue alejando de Dora, a la vez que conocía casi simultáneamente a sus dos nuevos amores, Francoise Gilot y Genevieve Laporte.
Dora fue perdiendo la razón y entró en un oscuro proceso de alucinaciones. “Sin Picasso no hay nada, después de Picasso sólo queda encontrarse con Dios”.
Dora Maar murió en París en 1997, a los 90 años de edad.

Luis Lopez Tapia / Diario Sur.

Carla Kowalski dijo...

Que maravilloso Carlos!
Me sorprendio gratamente este poema. Definís muy bien la pincelada de Picasso.

(Hermosos sus cuadros)

Carlos dijo...

Hola Carla, tanto tiempo, mejor las sorpresas gratas que las ingratas. :)

Uno trata.

Los cuadros son maravillosos.

van dijo...

...y hablando de lluvia que lindo es "décimas de lluvia" :)

Yo adoro pasar por acá aunque muchas veces no llegue a dejarte un saludito para que sepas que estuve aquí, igual vos sabés que camino despacito por tus letras.

Besito con bufanda al cuello a la espera de ola polar :(

Carlos dijo...

La lluvia de ayer me inspiró. :)

Además, no sé porque, pero viste que la lluvia siempre está asociada a despedidas.

Después de tanto tiempo de ir tomados de la mano, yo ya soy experto en detectar la levedad de tu paso.

Un beso grande.

Carlos dijo...

1943 - 1952 / Francoise Gilot.

"Soy Francoise Gilot. A Picasso le dí dos hijos, Claude y Paloma. Compartí mi vida con él; queriéndolo con locura fui la única que lo abandonó".

Cuando Picasso encontró a Froacoise ella tenía 23 años y el 62.
Francoise, inteligente, soñadora y con cierto talento artístico, concurría al taller del artista a dejarse pintar y a que éste le enseñara.
Ella fue para Pablo la "mujer flor", cuando él deseaba verla comenzaba a pintarla y ella aparecía a las pocas horas, como respondiendo a un mandato pictórico.
A principio de los años 50, la joven empieza a superar el deslumbramiento que había sentido por el genio y a sentirse a disgusto a su lado. El pintor todavía no se había divorciado de Dora en inclusive veía de tanto en tanto a María, con la excusa de visitar a la hija de ambos; por aquellos tiempos comenzaba a tomar forma su relación clandestina con quien sería la última mujer importante de su vida.
La agitación, la fama, el desdén del artista, acabaron por desesperar a F. quien llegó a afirmar que no quería pasar el resto de su vida al lado de un "monumento histórico". En 1953 le dijo a Pablo que se marcharía para siempre de su lado, Pablo, furioso y malherido en su orgullo, la echó inmediatamente de su casa. Ella tenía 31 años y a partir de allí comenzó a vivir su propia vida.

Luis Lopez Tapia.

Carlos dijo...

Ahí dejo el recitado de unos sonetos en lunfardo para quien quiera escucharlos.

Sobes.

Mariola dijo...

Hola cacho petardo!!

Qué tal va todo? bueno, no sé para qué pregunto... ya veo que va todo bien y que escribes de un paisano andaluz... me gust, me gusta!!

Estoy muy desconectada de todo esto, pero estoy haciendo una minivuelta de blogs, y pasar por aquí era imprescindible :) hoy sólo pasaré por dos o tres. Estoy cansada y de bajón... ainsss esta Mariola siempre igual... jeje

Besito (grande)

Carlos dijo...

Hoooooola Mariolita, mi cacho petarda, mi libriana dicharachera, cómo dice que le va??

Qué gusto verte pasar por casa.

Espero que estés bien.

Yo bien, si, escribiendo cada tanto para despuntar el vicio.

Te mando un beso muy muy grande.

No te pierdas.

Sandra dijo...

Las musas (o musos) casi nunca son rales, sino ilusiones pasionales o si querés llamarlo pura fabulación.
Cuanto más alejada, más imposible y menos real es la relación con la musa, más posibilidades de servir como fuente de creatividad.

".. y que la inspiración te pille trabajando"

Saludos

Carlos dijo...

Hola Sandra, yo si creo que hay gente que te inspira, en el caso de Pablo es notorio que sus mujeres tuvieron mucho que ver en la temática de su pintura.

Saludo

Carlos dijo...

1944 – 1953 / Genevieve Laporte

“Soy Genevieve Laporte; entregué a Pablo Picasso los mejores años de mi vida, fui su amor secreto”

Cuando GL tenía 16 años fue a ver a Picasso a su estudio en París para hacerle una entrevista para el periódico del colegio. Picasso le pidió que vuelva y así darían comienzo las visitas secretas que durarían años y que serían un motivo para que el artista pintase algunos cuadros de gran sensualidad.
El le llevaba más de cuarenta años y se enamoró de ella convencido que un hombre no deja de enamorarse cuando envejece, sino que envejece cuando deja de enamorarse.
Cuando en la capilla de Vallauris en la Costa Azul, Picasso estaba pintando los murales de la guerra y la paz, GL lo visitaba habitualmente; una vez, él pintó en sus rodillas dos rostros, uno de un hombre y otro de una mujer, GL conservó esas pinturas sin bañarse hasta que se borraron solas.
El romance, como siempre, duró hasta que Picasso conoció a una nueva mujer, quien estaría a su lado hasta el día de su muerte… (continuará)

Luis Lopez Tapia / Diario Sur.

Carlos dijo...

1955 - 1973 / Jacqueline Rocque.

"Soy Jacqueline Rocque, viví junto a Picasso 18 años, El murió en mis brazos. Fui su enfermera, su esclava, su carcelera".

Cuando se conocieron JR tenía 27 años y Picasso 74. Siempre acicalada, rigurosa, abnegada, estaba dispuesta a convertirse en la secretaria, la mensajera, la enfermera, la amante, la ama de llaves, e incluso esclava y carcelera del pintor. El sentenció "has entrado en sacerdocio y me llamarás Monseñor", y así fue.
Se casaron en 1961, seis años después de la muerte de Olga Koklova, la primera esposa legal del pintor, cuando Pablo había cumplido 80 años. Se fueron a vivir a "La California", próximo a Cannes donde J. intentó con excesivo celo guardar al pintor del calor de sus amigos y admiradores. Picasso habría de morir 12 años después, en 1973 y ella, que nunca pudo sobreponerse a su pérdida, se suicidó el 15 de octubre de 1986.

Luis Lopez Tapìa.

Teresita dijo...

Hola Carlos:
Hermoso este poema, llevando como tema al Gran Picaso.
Amigo, eres un apasionado del sexo femenino, gracias, tu delicadeza, ternura y respeto con que siempre hablas de la mujer te hace un ser especial, un verdadero Caballero, de los poco que aun existen, pero quedan. Eres un admirador de la belleza y eso te hace lindo como ser humano, gracias.
Un beso
Tere

Teresita dijo...

Gracias, Carlos, por entender mis razones cuando no paso por aca, tu casa, a la que se puede pasar con hospitalidad y sinceridad y en la que siempre soy bienvenida.
Gracias por notar mi ausencia, eres un amor, yo tambien extraño cuando no puedo pasar.
Me gusta muchisimo Hojarasca, lo voy a postear en mi Facebook.
Huid de las mujeres inflamables.... que barabaro!/como exclamamos por aca, eso te quedo sugerente y hermoso.
Afectos miles
Tere.
Nos vemos el lunes, si el ciberespacio me lo permite, buen fin de semana y que la buena suerte siempre te acompañe. Sé Feliz.

Carlos dijo...

Gracias Tere, no sé si soy de los pocos que aún existen, yo quiero creer que todavía somos muchos. :)

Y admirar a la mujer más que una virtud es un acto de inteligencia.

Picasso, qué más decir del gran Pablo.

Para tí un beso muy grande.

Carlos dijo...

Tere, se cruzaron los mensajes, señal de que estamos coincidiendo en el espacio virtual.

Te gustó Hojarasca??, qué bueno.

"Huid de las mujeres inflamables"

Hoy, si puedo, voy a postear algo nuevo. Ojalá puedas leerlo el lunes.

Otro beso.

van dijo...

Me encanta la alegría con que te recibieron en el programa del sábado y los sonetos lunfardos, porteñosos a full! :D

Te escucho pebete!

Sobe y zoabra!!

Carlos dijo...

Estuvo muy divertido, las niñas se rieron muchísimo, hasta que recité Amasijo. :)

Para el segundo libro tengo incluídos varios sonetos lunfardos. Ya los leerás.

Un sobe fetén fetén, para la nami más papusa de Entre Ríos.

(yo no sabré dibujar, pero te escribo sonetos. :)

van dijo...

Siiii, se escuchaba re lindo ambiente!

Fa, me mataste, yo pa'l lunfardo soy muy paisana vio usté!! Que es papusa? ajaja

Vos me escribís mientras Enrique me hace un dibujito :P

Muasssskkkkk

Jorge Ampuero dijo...

Exquisita fusión poesía-pintura para dar homenaje a un grande como Picasso. Bien!

Saludos.

Carlos dijo...

Van, papusa, deriva de papa (el vegetal), y se decía como halago a una nami, porque no podía haber nada más bueno que una papa, sana, nutritiva..., y de allí derivó a papusa.

Un besote.

Carlos dijo...

Muchas gracias, Jorge, por pasar y por decir.

Un abrazo.

Aldabra dijo...

los genios son genios porque son inigualables.

biquiños,

Carlos dijo...

Hola Aldabra, después de Picasso no hubo nunca un Picasso.

Un beso.

Rembrandt dijo...

“… al íntimo delirio de su mano,
cuando Pablo dibuja una mujer”

Mejor no se podría haber descrito al genial Pablo como lo ha hecho a lo largo de este soneto, especialmente en su parte final.
Arte y poesía excelsos.

Lo abrazo estimadísimo Poeta.

REM

Rembrandt dijo...

Dicen que esta canción surgió de una apuesta con Dustin Hoffman, quien coincidió con Mc. Cartney en una cena del hotel donde se encontraban.
Como había quedado impresionado con el talento inmediato del ex Beatle lo retó a que compusiera una canción dedicada a Picasso quien había muerto recientemente.
Aquí le dejo el tema, una obviedad sobre quien gano la apuesta, verdad?

REM


https://youtu.be/YD_8QkvnDLA

“El gran viejo pintor
murió ayer por la noche
Sus pinturas en la pared
Antes de irse nos pidió, así
Y dijo buenas noches a todos.
Beban por mí, beban a mi salud,
Saben que no puedo beber mas….”



Carlos dijo...

Gracias Rem, ese era un poco el objetivo buscado, pero a veces cuesta lograrlo.

Me gusta este poema, creo que cumple con el fin de desnudar el alma de Pablo. (y dividirla en mil partes)

Hablando de miles, miles de besos.

Bella la canción de Paul. no la conocía.