sábado, 14 de enero de 2017

Singladura

La sirena nostálgica desgrana 
su gorjeo coral a cielo abierto,  
con augurios de dulce desacierto
se enamora de un pez cada mañana.
La quiso el tiburón con furia vana
a orillas del Mar Muerto 
y el cangrejo vocal le dio un concierto
con un chelo vienés y una campana. 
Hacen cola el delfín y el pez payaso 
y la niña de lágrimas de raso 
se quita las escamas del vestido.
Derrotero naval de noche oscura,
celeste singladura
en la cresta del último gemido.

Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Nicoletta Ceccoli.

38 comentarios:

Carlos dijo...

Que viaja en el oleaje de un gemido...

Carlos dijo...

A pesar de ser Bloguero viejo, no deja de sorprenderme la velocidad de algunas lectoras, que son precisamente las que nunca comentan. :)

Qué cosas, bloguer, qué cosas. :)

Patricia 333 dijo...

la quiso el tiburón con furia vana
y el cangrejo vocal le dio un concierto,
a orillas del Mar Muerto,
con un chello vienés y una campana;
hacen cola el delfín y el abadejo

Pasa así pasa .....

Jajajaj Carlos me sorprendes , siempre al pendiente de tus lectoras

Patricia 333 dijo...

Besos por la tarde :)

Carlos dijo...

Hola Patricia, a mi me sorpenden algunas lectoras. (habiendo tantos Blogs en la Blogósfera)

Un beso.

van dijo...

:)

Pobre sirena tantos amores y parece que no llega a ser feliz.

(no quiero imaginar los besos de ese tiburón)

Un besito!!

Carlos dijo...

Viste que las sirenas tienen como toda una historia de desamores continuos, debe ser por esa dualidad que las condena, no?? Digo yo, que de sirenas sé muy poco. :)

Habría que contactar a un sirenólogo.

El tiburón es tremendo porque te besa y te muerde a la vez.

Besos escualos.

Carlos dijo...

La quiso el tiburón con furia vana...

tita dijo...

Me dejaste enamorada de este soneto,
que frescura y que amores,que bonito es el amor, estás haciendo unos finales hermosos,eso de viajar en el oleaje de un gemido debe ser genial
jajaja.
Besotes.

Carlos dijo...

Humm, cualquier medio de locomoción que nos conduzca al gemido, debe ser muy tenido en cuenta. :)

Me gusta esta historia de amores idos, de sirenas y peces, de sal y de olvido.

Besos marítimos.

Mar dijo...

No se porqué, pero despues de leer tu poema, tengo nostalgia. Será que un día mi sirenita partió a su mar y me dejó con el corazón roto.

Bss.

Carlos dijo...

Lo bueno es que siempre puedes ir a buscar a tu sirena.

Un beso.

guillermo elt dijo...

A ver si Filandera, el trío folk-celta al que pertenezco, le damos un concierto a la sirenita. :)

Un Abrazo.

Carlos dijo...

Guille, estoy seguro que Filandera canta mucho mejor que mi cangrejo, aunque debo reconocer que el animalito es bastante afinado. :)

Un alegrón verte.

Un abrazón.

Sandra Montelpare dijo...

A la pipetuá con este derrotero: de gorjeo coral a gemido... El último terceto es una joyita, como siempre.
Agradezco que compartas tu obra con los lectores. Yo qu llegué hace poco al blog, cuando Malena del blog Yuyo del suburbio publicó una entrada sobre la presentación de uno de tus poemarios. Aún hace muchísimo menos que me animo a dejar un comentario y no deja de sorprenderme la soltura que tenés en la elaboración de figuras retóricas. No sé si lo había comentado antes pero el soneto en sí me parece una estructura poética muy compleja pero bien vale hoy decir que te movés como pez en el agua en ella.
Saludos van de esta lectora agradecida.

Carlos dijo...

Señorita Montelpare, si de aquel comentario de Mariela, me ha quedad usted como lectora, tal comentario ha cumplido su noble cometido.

El agradecido soy yo, de tener lectoras de tu sensibilidad, con quien yo disfruto de compartir mis sonetos.

En este caso, tratándose de sirenas acuosas, la figura del pez es muy acertada. :)

Besos vienen, besos van,
por un mar de celofán.

(en cualquier momento, mi cangrejo cantor la arma una serenata)

Patricia 333 dijo...

Carlos !! pero el que ha entrado a tu blogg y ha leido tus Poemas regresa porque tus poemas tienen un no se que, que que se yo :)

Nos hechizan y volvemos y volvemos como las olas que van y vienen

Besos a las 11:33 pm dejo otros mas para Anita

Francisca Quintana Vega dijo...

Una de las peculiaridades de un poema es que el que puede tener un significado un poco o un mucho diferente, según la persona que lo lee. Si no fuera así,no me atrevería a comentar muchos de sus poemas, ya que son muy perfectos y dentro de ello, complejos para mí, como en este caso.
Pero, atreviéndome a hacerlo, pienso que todo el poema es una figura literaria, una metáfora que, a su vez, contiene otras muchas.
..."se quita las escamas del vestido"...(por ejemplo).
Mi cordial saludo.

Carlos dijo...

Yo no reniego que pasen, Patricia, lo que me molesta es que ni siquiera dejen un mínimo, "Buen día, cómo estás Carlos?, aunquee sea meramente de cortesía. Ni siquiera eso, pero si advierto que apenas dejo un post nuevo, son las primeras en aparecer (ellas saben quienes son), y luego vuelven dos o tres y cuatro veces más, como fisgonas a espiar los comentarios. Si se pudiera las bloquearía. En fin ni vale la pena seguir con esto. Aclaración y punto final para mí. Como dice Joaquín, "que lea aproveche mirar lo miran".

Hay olas y olas. :)

Besos para ti.

Carlos dijo...

Francisca, decía Neruda en la peli, El cartero, que la poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita.

Yo trato de escribir sobre una amplia gama de contenidos temáticos. Escribo algunos sonetos desde de mí, escribo otros que cuentan historias buscando que quien los lee pueda sentirse identificados, a veces son microrelatos en verso, como este, por ejemplo o ficciones, tratando siempre de cuidar el lenguaje y la cadencia musical del poema. Me gusta que mis poemas (y eso intento) sean una suerte de sucesión de imágenes, que le permitan al lector poder "mirar" lo que lee y participar en ello.

Y en este caso es muy cierta la apreciación que hace, todo el soneto es una metáfora de alguien que no ha podido olvidar un amor especial de su vida, en este caso, una sirena, donde el resto de los peces del mar, no le sirven para consolarse.

Mar dijo...

Carlos, nada me gustaría más que irme con mi sirenita, pero me debo aún a este mundo y debo esperar a que llegue mi momento para marcharme.

Carlos dijo...

A disfrutar entonces de tu etapa terrestre, ya vendrán luego los tiempos de la mar.

Un beso.

Carlos dijo...

Ana. sirena,
corazón de azucena,
flor renacida,

viento y arena
de una playa serena,
que está dormida;

luna morena,
de plateada melena,
que el mar cobija,

erguida almena,
intención de colmena,
cuenco y vasija;

lectora buena
que pasas por Apenas
y me lo dices,

verso en las venas,
que no queden ni penas,
ni cicatrices.

Besos pa Salamanca.

tita dijo...

Muakkkk,gracias,yo ya te he comentado veces,el porqué de mi paso por ésta tu casa,paso para leér no solo lo que dejas si no lo atrasado que me encanta recordar.
Carlos mi amigo,tus sonetos se llevan en el corazon y ya está,yo estare aqui hasta que me lo permitas y no te canses de verme por aqui.
Besos para ti.

tita dijo...

Ay no te he dicho nada de esa sirenita Ana,flor renacida (poquito a poco)Carlos,ya con menos penas y eso sí buena lectora de Apenas,tú lo sabes.Gracias.
Mas besos

Carlos dijo...

Sé que disfrutas, Ana, pasando por casa y yo disfruto con tu disfrute. :)

Cómo no te lo voy a permitir si tu ya tienes un juego de llaves de la casa. :)

Paso a paso Ana, día a día, salvando los recuerdos y también los maravillosos días por venir.

Un besote.

sunny dijo...

cantos de pescadoras
para adormecer a las sirenas....

gracias una vez mas, carlos!

Carlos dijo...

En algunos casos son cantos de sirenas para adormecer a los poetas. :)

Gracias a vos por leer.

Patricia 333 dijo...

Que lindo el poema que le has escrito a Anita :) que lindo en verdad

Bueno , yo paso solo para decirte buenos dias , en cuanto pueda vengo a leer el nuevo Poema , voy de salidaaaaa

Besos por la mañana

Carlos dijo...

Gracias Patricia.

Un beso.

Tita dijo...



Muakkkk,gracias,yo ya te he comentado veces,el porqué de mi paso por ésta tu casa,paso para leér no solo lo que dejas si no lo atrasado que me encanta recordar.
Carlos mi amigo,tus sonetos se llevan en el corazon y ya está,yo estare aqui hasta que me lo permitas y no te canses de verme por aqui.
Besos para ti.


Te copio mi anterior comentario por que sigue vigente

Que bello mi poema que lo guardo con tanto cariño.

Mas besos.



Carlos dijo...

Muchas gracias Ani, sabes (fuera de aquellos poemas que son más personales), cuanto me gusta contar historias bajo el formato de poemas, eso te permite potenciar la imaginación, disparar el discurso poético, jugar con el sentido del humor, con la ternura, con el disparate inclusive y eso es un ejercicio lúdico maravilloso que disfruto profundamente.

Además en todas mis fábulas hay siempre un trasfondo de humanismo, y esa sirena de lágrimas de raso, puede ser en realidad cualquier mujer.

Sabes que siempre serás bienvenida en Apenas.

Beso grande.

Carlos dijo...

Por cierto, otro bellísimo dibujo de Leticia.

Carlos dijo...

Jean-Pierre Augier es un escultor francés, nacido el 17 de mayo de 1941 en la aldea de Saint-Antoine-de-Siga en Levens, en el interior del distrito de Niza.

Nombrado «caballero de las Artes y las Letras » por el Ministerio de la Cultura de Francia en 2003.

Carlos dijo...

El herrero del amor

https://www.youtube.com/watch?v=P3Ggr2iYjPY

Carlos dijo...

El mago del hierro

Jean Pierre Augier. Nacido en 1941 en Niza, vive y trabaja entre los olivos de Saint-Antoine-de-Siga, cuna de su familia, Levens y Saint-Blaise (Alpes-Maritimes).

De niño, se interesó en las viejas herramientas abandonadas y a aprender a soldar con materiales diverso. El escultor se inspira en las viejas herramientas u objetos de hierro que transforma en personajes, mediante el agrupamiento o movimiento de los animales, para darles otra vida, la de una obra de arte.

Las mujeres, las parejas, la maternidad, fábulas y cuentos de hadas, la mitología y los temas religiosos son sus temas favoritos. Reconoce que su trabajo enfoca en cuatro "virtudes cardinales": la gracia, el movimiento, sensibilidad y humor. El arte de Jean-Pierre Augier consta de armonía, equilibrio, pureza y perfección de la forma lineal.

Su obra expresa la felicidad, pero la felicidad ganada a través del trabajo, el coraje, el talento, las virtudes diaria, invita a una mirada serena sobre los hombres, la naturaleza y las cosas.

Rembrandt dijo...

“…La quiso el tiburón con furia vana
a orillas del Mar Muerto…”

Se me ocurre que esta tierna sirena todavía recuerda esa furiosa pasión, hay arrebatos difíciles de olvidar.

REM

Carlos dijo...

Lo dices tú, hay sirenas que puestas a enamorarse difícilmente puedan luego frecuentar otro mar u otra orilla. Palabra de tiburón.