miércoles, 3 de mayo de 2017

Tauromaquia

Para Rafael Alberti

Soy un toro que embiste ciegamente
el espumado mar de tu cintura,
ariete y cornadura
con filo de puñal incandescente.
De cuernos, combatiente,
en celo de filosa mordedura,
carnal fruta madura
de simiente.
Arena donde soy tu contendiente,
abismo y hendidura,
igual que un bisturí benevolente.
De sangre las encías y de albura,
taurina dictadura
con que beso tus labios y tu frente.

Del libro De diluvios y andenes.

68 comentarios:

Carlos dijo...

...nada más viril que la salvaje embestida de un toro.

Nada más cegador que la dulce embestida del amor...

¿Que cuál prefiero cumpa?

Las heridas de las cornamentas del bravío toro hieren menos que el sonido de los tacos de un amor alejarse para siempre.

Viviéndolo "in situ" cumpa, hoy me tocó el quinto de la tarde...

Afectuoso abrazo fratelo!

Carlos dijo...

Otro abrazo a la dulce Qettah, como no!!

;)

Carlos dijo...

Cumpa, has llegado primero al ruedo y la tarde se llena de tu afecto.

No soy muy partidario de las corridas (debo decirlo) pero sin de don Rafael y de Miguel Hernandez y de Lorca, todos ellos supieron advertir lo crucial de ese cruce de latidos entre el toro y el hombre.

Si soy partidario de la dulce mordedura del amor, hermano, y coincido contigo, duele más un adiós que una estocada.

Cumpa, si hace falta, sostengo contigo la capa.

Un abrazo

Carlos dijo...

Hoy toca abrazar a Qettah. :)

Evan dijo...

Yo tampoco soy partidaria de las corridas, es más, me duele ver el toro y el torero debatiéndose los dos por su propia vida, aunque para muchos eso sea un "deporte" o un "espectáculo" dicho entre comillas...

Pero tu soneto Poe, me fascina, porque parece una relación de amor entre un hombre (toro) y una mujer, con la sutileza que te caracteriza y que a mi tanto me gusta.

Precioso todo, poema y poeta ;)

Beshitossss!

Carlos dijo...

Hola Ev, el soneto es eso, una furiosa embestida de amor. Un lance de pasiones en el rudo de una cama.

Ella y él, enfrentados, en un circulo imperioso de deseo.

Me fascina tu "fascinación".

Precioso todo, respuesta y lectora. :)

Qettah dijo...

Carajoooo... estoy que hiperventilo!!, ajajaja...cuando consiga dejar de balbucear y pueda decir algo coherente...volveré...Dios mio del amor hermoso!!...tu si que sabes impresionarme!...PLOM...me desmayé...

sin aliento...Qettah

PD:...volveré... con palabras.

Carlos dijo...

Habiendo salita de emergencia en el hall de entrada, el autor de este Blog no se responsabiliza por los vahidos temporarios que puedan sufrir alguna de sus lectoras, aunque siempre contarán con el inexperto auxilio de mis brazos. jajaja.

Cómo me diviertes, niña, respira por favor, respira.

Cuando vuelvas de tu PLOM, vuelve. :)

Besos resucitadores.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola carlos, ya la imagen que elegiste para acompañar este potente poema le da más fuerza a las palabras... de las que ya tiene.

Muy bueno. Bsss. Espero que la cornada del amor no te haya hecho mucho daño...

Nos vemos.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Me encantó el PLOM de quettah !!!

Qettah dijo...

A mi si me gustan los toros. Como animal es bellisimo, es guapo con avaricia, con ese musculado que tiene, ese negro azabache de sus ojos y esas casta y fuera que le caracteriza... Me gustan las corridas de toros, es un arte, es como una seducción entre el hombre y el animal. Vale que al toro le toca la peor parte, pero ¿acaso los actores no sueñan morir siempre en el escenario?¿y los toreros toreando?, el toro tiene que morir con casta, con arte, como los antiguos...a punta de espada.

¿Conseguí darle algo de reomanticismo a las corridas?, ajajaja...ahora se me echarán encima todos los ecologistas y demás en fin, ajaja.

Bueno al lio, oye me has dejado como muerta en la bañera con una pastilla de jabón lux cuando he visto a petición de Qettah...y ahora pienso, ¿serás como el genio de la lampara que me concedera mis deseos?, ajajaj.

Escribes extraordinariamente bien, no soy de comer la oreja; digo esto por si sueno a frase hecha, para nada...si no me gustases callaría discretamente. Alberti es el poeta del mar por excelencia y amante de los toros tb. Hiciste un juego de seducción perfecto y exquisito. Vamos que esto en vez de toro lo dices tu y muero en el acto, ajajaja, me refiero "in situ", ajaja.

Besos...Qettah

PD: tengo que dcir que mucho tus brazos para reanimarme, pero que me cogiste (del verbo asir, agarrar, ajaj) al segundo bote. Para otra vez por favor estate mas atento, ajaja.

Carlos dijo...

Querida Mónica, agradezco tu comentario; coincido contigo que ese toro azabache de la imagen tiene de por sí una arrolladora belleza.

Me gusta el adjetivo que has elegido para calificar mi soneto.

Las cornadas, como todo torero de la vida, han sido varias, pero todas, en tiempo y forma, han ido cicatrizando.

Un beso grande.

Anónimo dijo...

De esta manera, sí me gusta ver reflejado al bello y noble animal que es el toro, no en una plaza,
el arte no es tortura.
Besos y gracias por tu visita.

Carlos dijo...

Mi querida Qettah, yo creo que en la preferencia o no de las corridas de toros, influye mucho la localía (aunque sé que en España también hay gente que no es partidaria de las mismas), en nuestro caso, como decía, nos resulta una actividad muy extraña y lejana a nuestra idiosincracia.

En nuestro país hubo plazas de toros y corridas, en la época colonial, que fueron luego prohibidas y ha pasado tanto tiempo de ello, que cuando se habla de toros y toreros nos parece castellano antiguo.

Bueno, yendo al lío, como tu dices, ví tu comentario en mi post anterior y tu "beso susurrado", fue motivo más que suficiente para poner algo nuevo. En cuanto al genio del genio de la lámpara, lamento no dar la talla, a los sumo y esforzándome pudo ser un "genio de la lamparita de 220 Wats" :)

Alberti además es el poeta de la alegría constante y ese aire de felicidad que ronda su poesía es lo que más me conmueve.

lo de "extraordinariamente bien" lo agradezco en grado sumo, con humildad, por cierto, porque los que escribimos, en definitiva lo que buscamos es rozar el corazón del prójimo. (debo decirte al respecto que es muy bello el corazón que he tocado)

Reconozco que no estuve muy alerta contigo y que fue el ruido del PLOM lo que me sorprendió. prometo que no pasará nuevamente. :)

(debo decirle que es bella en estado inconsciencia)

Un beso inmenso.

Carlos dijo...

Mónica, el PLOM, de la niña Qettah, se escuchó en todo el barrio.

Por suerte no pasó del susto. :)

Carlos dijo...

Amigo/a Anónimo, lamento no poder determinar quien eres.

Con mi soneto no pretendía avivar la polémica respecto de las corridas de toros, sabemos de sobra con cuanta pasión se expresan los que está a favor y en contra.

Si, te agradezco la parte que le toca al soneto.

Un saludo afectuoso.

lágrimas de mar dijo...

que maravilla de texto, desde ya me gustan lo toros

;)

un besote

lágrimas de mar

Carlos dijo...

Hola Lágrimas, bienvenida a mi Blog.

Gracias por tu elogio y por pasar por casa.

Un beso muy grande.

Luz dijo...

Intenso!jaja...el poema de los toros caníbales, jeje
Un besotón!

Luz dijo...

Ah, vuelve más o menos el 20 de marzo...y yo ya me empecé a comer las uñas...AAHHH la espera me mata!!!jaja

Mía dijo...

Carlos bendito poeta: no pienso entrar en la temática si corridas de toros o no, acá en tierras aztecas es bienvenida por muchos y odioda por otros....

Pero me gusto el poema como grafica en una forma increible momentos del amor, ese coqueteo entre cuernos y capote, el momento del enamoramiento que te toma el corazón y lo debilita como al toro con las banderillas y esa pasión que arremete más allá de todo en su última estocada...y así cuantas veces hemos quedado en la arena de la plaza luego de una verónica.
Pero a diferencia del arte taurino, uno vuelve a levantarse para la siguiente corrida.

Besos, Mía

Mía dijo...

Bendito poeta me gustó lo de la embestida a ciegas...

Besos

P/D y no se porque, de verdad

IZA dijo...

Ole!!! Poeta. Cuando piso la plaza de Acho y veo la valentía del Toro y el torero siempre digo que el aire se vuelve osado y que las majas esán más bellas que nunca. Claveles para ti.

Un beso.

Hermos homenaje.

Carlos dijo...

Luz,

Tengo el ardor de un toro en movimiento,
que embiste a todo o nada,
después de la cornada,
no quedará de pie ni sol ni viento.

20 de marzo, ufff, falta un montón para colmo esta vez febrero trae 29 días. :(

Un besote.

Carlos dijo...

Querida mía (Mía), esa era la idea, rescatar ese momento de pasión y de tensión que se da entre el hombre y la bestia y transponerlo al mundo de la pareja, donde hombre y mujer se baten a besos y estocadas.

"Soy un toro que embiste ciegamente
el espumado mar de tu cintura."

besos con el alma endomingada.

Carlos dijo...

Querida Iza, dudo que en la Plaza de Acho haya mujer más bella que tu.

Me alegra que vengas desde la hacienda a casa, a paso de torito prepotente. :)

Ya estás en San José???

Acepto los besos y los claveles, acepta los míos.

Carlos dijo...

Si me permiten, voy a transcribir aquí, el comentario de un "Poeta" con sensibilidad extrema, que supo hacerme respecto de este soneto y de otro acerca de Miguel Hernandez, cuando lo dejé en un Foro literario en el que suelo participar.

Lo hago para que vean el vuelo maravilloso de sus palabras.

"El toro del amor, ciego en la carne, batalla y se hace hombre entre tus versos. Te vistes y te invistes de la polimetría que abunda en un soneto de rima mantenida para decirle a Alberti -hermoso el homenaje- que embistes con palabras los ecos de sus versos. Transmites fuerza poética y demuestras que conoces al autor al que interpretas, cuando preñas tu pluma de sus propios matices. Señal de que te mueves sabiendo de lo que hablas. Seguro que al maestro le llenan tus palabras, le emocionan tus versos, le encanta tu soneto. Como me lo hace a mí.

También a Miguel Hernández le sabes en tu pluma, y bellamente le homenajeas y le plasmas. Ahora sólo me queda saberte en tu propio registro, el que te identifique, el que te cualifique con nombre y apellidos (Charly) de humano y de poeta".

Un saludo.

Santiago Redondo Vega.

Gracias a todos, por seguir pasando.

Los cerco con mi abrazo.

Laura dijo...

Carlos, sos tan pero tan dulce que por mas embestida que pretenda fiereza, ese toro salvaje termina sonando a ternurita.

Dulce, te sigo leyendo. No te asustes, en algún momento y nuevamente de pié volveré a escribir. Mientras... tenemos muchas vías cercanas.
Sólo por el tiempo que necesito para volver a levantarme. Me hacés falta.
Laura.

Mía dijo...

No creo llegar a tener nunca la habilidad de manejar las palabras de tal manera, él, vos y otros que he leído la tienen, lo que yo tengo es el sentir, la esencia en bruto en el alma y unas ganas tremendas de conectarme con el exterior usando como puente las palabras que encuentro alrededor, pero trato de aprender y siempre ver más allá. Felicito a quien las escribió, te felicito a vos como depositario de ellas y felicito a mi suerte por hacerme alguna vez tropezar con la piedra que me hizo deternerme en este camino. Un beso

Carlos dijo...

Ay Laurita, en un segundo has echado por tierra mi imagen de hombre viril y dominante que me llevó edificar a lo largo de toda una vida de esfuerzo. No hay derecho. :)

Sabes que el toro de mi afecto puede tenerte, sostenerte y contenerte las veces que hagan falta.

Sólo tienes que elevar un pañuelo rojo y allí estaré acunando tu tristeza hasta un nuevo renacimiento de tu alma. Que de eso se trata la vida, de amaneceres y ocasos en un delicado equilibrio.

Estoy a tu lado.

El beso más grande.

Carlos dijo...

Mi querida Mía (mía) cuando transcribí las palabras de Santiago, un "gallego" al que conozco poquísimo pero admiro mucho, no lo hice con ningún ánimo comparativo, el mínimo paso de cada uno de ustedes por este sitio es para mí un motivo indescriptible de alegría.

Yo valoro y aprecio tanto, en estos tiempos de "tiempos" acotados, el paso de ustedes por mi casa, los minutos que se toman en leerme, en comentar, en tener siempre una palabra de apoyo, de complicidad, de afecto para conmigo, que cada huella de sus pasos en esta ventanita, suele iluminarme el día.

Cada vez que vienes a casa, yo siento que tu corazón precede tu visita y escucho el tic tac de tu latido en cada palabra que dejas.

Media letra tuya, es como un beso de almíbar. :)

Que se te quiere mucho.

Yo (orgulloso Presidente del MRM)

Olivia dijo...

Carlos, te he dejado un premio en mi blog. Perdón por la cursilería. Un abrazo.

Carlos dijo...

Mi querida Oli, no soy muy bueno en esto de recibir premios. Mi premio es que tu me leas y continues pasando por casa.

Igualmente te lo agradezco muchísimo y me disculpo de antemano por no extender la premiación, porque, y esto lo digo sin demagogia, la mayoría de los blogs que frecuento merecen ser premiados.

Espero sepas entenderme; vuelvo a agradecerte el gesto de afecto y te dejo el beso más grande.

Carlos.

Mía dijo...

Sabés que es cierto siempre va mi corazón por delante y luego llegan las palabras, por eso cada tanto lo vas a ver un poco golpeado, con algunas cicatrices pero sigue firme, ni bypass ni transplante, me encariñe con el, no lo cambiaría por ninguno. Un beso

Carlos dijo...

Yo tampoco cambiaría tu corazón por ninguno. :)

Lo bueno de llevar siempre el mismo, es que cada uno conoce la intensidad de sus latidos y la profundidad de sus cicatrices y ese conocimiento nos permite preservarlo de dolores definitivos.

Lo que no es poca cosa.

Un besote inmenso.

Argonauta dijo...

¡Enorme faena, maestro!

El toro, uno de los símbolos sexuales más poderosos desde siempre por su fuerza y gallardía... Bonito homenaje a ese poeta extraordinario, Alberti.

Como siempre mis respetos y un abrazo.

Carlos dijo...

Querido amigo Argón, gracias por tus palabras.

Ah el toro, el toro de Miguel, de Rafael, de Federico.

Para ti también un gran abrazo.

Ella dijo...

Poético y muy excitante! Definitivamente los trovadores son únicos en su forma de sentir, de amar, de hacer el amor.
Por allí estoy preparando un regalo para esos que llamo Poetas, de verdad.
Recibe un beso mi querido Carlos,
Ella.-

Cordelia dijo...

Y esa vestidura negra como la noche hace que el toro sea como esa pasion salvaje dentro del amor!!

Interesante esta forma de describir la cornada de un amor salvaje cariño!!! :)

Carlos dijo...

Mi querida Ella, es el amor el que nos vuelve "poetas".

Respecto de tu regalo y de acuerdo a los que dices, no es para mí. Snif snif. :(

Un gran beso.

Carlos dijo...

"Corderita" :) el amor, por definición, siempre debería ser un pulso desbordado de sangre, un latido de ardores.

El amor debe siempre conmovernos.

Un besote.

titania dijo...

Si pensabas que me había olvidado de tí, estabas listo, je!!

Abro los ojos de par en par y comtemplo una "locura de amor".

Que te adoro poeta.

besos mil.

Carlos dijo...

Marta, pensé que te habías olvidado de mí. jajaja

No como voy a pensar eso, lo que pasa es que sé ahora venís caminando más despacito. :)

Te gustó el soneto??. Me alegro.

Un besote inmenso.

Ella dijo...

Y cómo sabes que no es para ti? A ver, ¿qué digo que te hace pensar eso?
Y de ser así, ¿dónde se me le quedó la imaginación mi querido poeta?
En mi escrito hay mucho de imaginación. El que se haga realidad es otra cosa muy distinta (que por cierto, ojalá), jajaja.
Recibe un beso,
Ella.-

Carlos dijo...

Mi querida mujer de veintitantos, mi respuesta anterior, aludía a tu primer comentario donde decía que estabas preparando un regalo para "esos que llamo poetas, de verdad" y como yo no me siento un poeta sino apenas un escribidor en ciernes, te decía que tal regalo no era para mi. Por eso el snif snif.

No se refería a tu último post, que acabo de leer y sobre el cual iré luego a comentarte.

Un besote.

Ella dijo...

Esa fue una característica que me faltó para describir a mis poetas, los de verdad: MODESTIA; pero bueno, siempre he sido fiel defensora del dicho que dice Honor a quien Honor se merece, y para usted mi querido Carlos, todo mi respeto, admiración y aplausos.
Recibe un beso,
Ella.-

Carlos dijo...

Basta con ser uno de tus "poetas" :)

Para ti mi querida niña, el beso más grande.

Cordelia dijo...

Jejeje!!! Voy a venir cambiando mi nick a "Corderita" Eh!! Jejeje

:)

Carlos dijo...

Jejeje, entre los toros y las "corderitas", me quedo con estas últimas. :)

BS.

Unmasked (sin caretas) dijo...

me encantan los toros, porque son animales bravos.

En otras palabras, me gustan los animales bravos. :)

Feliz dia de S Valentin, atrasado.

Regrese, pero vuelvo en abril a mi queridismo pais.

Sorry, no pasar antes, estaba un poco atareada la mal portada. :)


Te mando un beso al estilo torush, una porque esto esta dedicado a un toro y otro por san valentin.
sin respeto


La mal portatil sin caballo

Carlos dijo...

Srta. Pía, se ha ido, otra vez lejanos, entonces.

Estas vacaciones han sido muy especiales para tí y ello se ha percibido en cada uno de tus comentarios, es como si hubieras descubierto la inmensa hospitalidad de nuestro querido país, y que aún, con sus miles de carencias y defectos, ser argentino es un sentimiento irreemplazable.

Le había comprado unos bombones con forma de corazón para el 14, y me los terminé comiendo yo. :)

Acepto los dos besos.

Qettah dijo...

fué electrizante tener visita... si me hubieras avisado, hubiera hecho bizcocho y chocolate...

gracias por seguir paseandote por mis humildes letras.

...un susurro (Qettah)

Carlos dijo...

Si te hubiera avisado no habría sido sorpresa.

Qué azul se ve la mar desde tu altura.

231 besos. :)

Embrujada dijo...

Hola Carlos,soy seguidora tuya a travès del blog de Iza ,siempre me llaman la atenciòn los comentarios que le dejas en sus post,y a mi no me dejan indiferente.
He querido visitarte directamente a tù pàgina y he quedado impresionada con tus sonetos,pero este me ha tocado el àlma,soy Española y me gustan los toros a Rabiar,soy andaluza y tengo sangre caliente,este soneto es puro y español,mediterràneo ,valiente,con empuje como los sementales españoles,con buen estoque ,"vèrònicas" con bravura...con valor y atrevimiento te acercas cons tus letras a su cuerpo ,,,Ole !! torero...

Besos de una mujer Bravìa y Española..

Carlos dijo...

"Con agüita del mar andaluz..."

Hola niña del embrujo, gracias por animarte esta vez a decir, por lo visto tenemos algo en común, el afecto por Iza a quien queremos tanto, tantos.

Yendo al lío, como dice Qettah, te agradezco muchísimo tu comentario, eres muy generosa en tus palabras.

Y eres andaluza y pasional y torera. (peligrosa combinación) :)

Te trancribo unas hermosisimas letras de Manuel Machado, a modo de retribuir tu paso.

CÁDIZ, salada claridad.
GRANADA, agua oculta que llora.
Romana y mora, CÓRDOBA callada.
MÁLAGA cantaora.
ALMERÍA dorada.
Plateado, JAÉN.
HUELVA, la orilla de las tres carabelas.
y SEVILLA.

Un beso muy grande.

Evan dijo...

Tenía ganas ganas de venir a saludarte, me he perdido unos días estuve con problemas en la compu, pero siempre me acuerdo de mi Príncipe Enrique y vengo a darle un beso!

:)

Uno así de grande y un abrazo bien apretadito!

Que tengas un lindo finde!!

Carlos dijo...

Hola Evi, cómo andás?

Por la lectura de tu blog he visto que mejor. Me alegro mucho.

Recibo el beso y abro los brazos bien grandes para abarcar tu abrazo.

Un beso para tí.

Carlos dijo...

Contaba Lucía Bosé que una tarde en la que Picasso estaba en su casa (algo habitual por otra parte en aquellos años) un pequeño Miguel llegó gritando por toda la casa que su padre le había cortado cuatro orejas a un toro. Picasso le dijo riendo que eso era imposible, porque los toros no tenían cuatro orejas, pero Miguel insistía. El pintor malagueño, tratando de hacerle entrar en razón, le preguntó: ¿tú has visto alguna vez toros con cuatro orejas? El niño le respondió: "No, pero tampoco he visto mujeres con cuatro ojos y tú las pintas".

Carlos dijo...

Dijo Santiago

El toro del amor, ciego en la carne, batalla y se hace hombre entre tus versos. Te vistes y te invistes de la polimetría que abunda en un soneto de rima mantenida para decirle a Alberti -hermoso el homenaje- que embistes con palabras los ecos de sus versos.

Transmites fuerza poética y demuestras que conoces al autor al que interpretas, cuando preñas tu pluma de sus propios matices. Señal de que te mueves sabiendo de lo que hablas.

Seguro que al maestro le llenan tus palabras, le emocionan tus versos, le encanta tu soneto. Como me lo hace a mí.

Carlos dijo...

Dijo Almudena

El poema guarda la similitud del arte taurino con un encuentro “amoroso”, lleno de pasión, deseo y fuerza: “con ansia irremisible de torrente”. Ansía la “carnal fruta madura de simiente”.

Juegas con las isotopías semánticas: toro, embiste, cornadura, astillas, cuernos, arena, taurina; las que intensifican la acción: ciegamente, irremisiblemente, furiosa, incluso esa taurina dictadura.

Me gusta la fuerza que plasmas y la delicadeza velada que empleas para que adquiera musicalidad y haga gala de buen gusto. Pasión y desenfreno a flor de piel.

Carlos dijo...

Dijo Sandra

Rarísimo pero esta vez creo que los dos primeros versos "son" el soneto. Esa es la analogía central que se desarrolla en los cuartetos y tercetos. De ahí que se repita embiste /embestidura.
Y en perfecta amalgama con el título, sanguinario y pasional.

La primera lectura hasta me resulto violenta, es un cross a la mandíbula, por el campo semántico: febril sangre, astillas, furioso, torrente agreste.
Después, en una segunda lectura se deja desandar más liviano, se perciben ciertos detalles muy sutiles, en antítesis con esa fuerza del primer verso del segundo cuarteto.

Me refiero a una imagen que de tan lograda me la llevo "que rasga el universo de tu frente" . Es el único verbo "suave", podría decirse, rasgar. Los otros son embestir, romper morder. Fijate esa diferencia, no?"

Carlos dijo...

Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.

Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,
como el toro a tu amor se lo disputo.

Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.

Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro.

Miguel Hernández.

Carlos dijo...

Negro toro, nostálgico de heridas,
corneándole al agua sus paisajes,
revisándole cartas y equipajes
a los trenes que van a las corridas.
¿Qué sueñas en tus cuernos, qué escondidas
ansias les arrebolan los viajes,
qué sistema de riegos y drenajes
ensayan en la mar tus embestidas?
Nostálgico de un hombre con espada,
de sangre femoral y de gangrena,
ni el mayoral ya puede detenerte.
Corre, toro, a la mar, embiste, nada,
y a un torero de espuma, sal y arena,
ya que intentas herir, dale la muerte.

Rafael Alberti.

Carlos dijo...

atavismo de roja mordedura...

Rembrandt dijo...

“… Arena donde soy tu contendiente….”

Es cierto no existe mejor ruedo que la cama y mejores contendientes que los amantes.
Precioso soneto, muy lejano –por suerte- a una corrida de toros, ver maltrato me sienta mal.

Lo beso y muy buen finde

REM

Tita dijo...

Amigo,por aqui te sigo,las cosas no marchan,ya te contaré.

Besos.

Carlos dijo...

Rem, nada como los amantes que escriben poemas sobre toros amantes.

Filosos, tercos, embestidores.

Besos.

Carlos dijo...

Hola Ana, qué bajón. Tú sólo preocúpate en recuperarte.

Un beso grande.