martes, 28 de febrero de 2017

Cuento en rojo sostenido

Niña precoz (de oscura capa roja),
busca ligar con lobo solitario,
que frecuente su mismo vecindario
y la cite a las seis y la recoja.
Extraña paradoja,
se exige del carnívoro primario
que a modo singular de culto diario
la sostenga del tallo de la hoja.
No es preciso que el lobo, agreste y rudo,
comparezca desnudo,
luciendo los colmillos de la fiera,
pero sirve que traiga entre los dientes
un ayuno de noches insurgentes
y una boca litúrgica de hoguera.

Del libro De diluvios y andenes.
Ilustración: Vittorio Polidori.

15 comentarios:

Carlos dijo...

para jugar al juego de la hoguera...

Francisca Quintana Vega dijo...

jaja...buenísimo...me ha recordado el cuento de Caperucita roja.
¡Muestra una realidad, a muchas jovencitas le gustan los maduros!. Estupendo. Mi cordial salulo.

Carlos dijo...

Hola Fran, el soneto hace pie en el cuento de caperucita para luego permitir la libre interpretación de cada uno, yo no había contemplado esa relación mujer joven, hombre mayor, pero la misma es perfectamente válida.

El amor es siempre un misterio.

Un beso grande.

MaLena Ezcurra dijo...


Me gusta cuando juegas con las palabras!
Es primordial quemarse, sentirse desvanecer en el fuego.


MaLena.



Pd. El miércoles me voy a París subvencionada por la UBA por diez días (ya sabes de mis viajes) a hacer un petite curso sobre arte oriental, una beca que gané hace meses. Voy a extrañar Baires.

Carlos dijo...

m, usted sabe que jugar siempre es imprescindible y a veces hasta es válido jugar con fuego.

París, París es siempre una buena idea. Que el curso no le permita extrañar tanto.

Carlos dijo...

que la cite a las seis y la recoja...

unanotadiscordante dijo...

...y poder ser, que en sus fauces sostenga una rosa roja... (como el león, el lobo no es tan fiero como lo pintan) ;)

1 12 biko

Carlos dijo...

Nota, no se puede decir que tus visitas no son sorpresivas. :)

Nadie sabe, hay lobos y lobos, no cualquiera sabe decir": Para comerte mejor.

Beso.

Carlos dijo...

que frecuente su mismo vecindario...

Anónimo dijo...

Buenas noches, Carlos.
Una versión poética de un clásico en una buena antítesis entre la niña que ha perdido protagonismo y la fiera. "En los colmillos está el secreto" uy casi un slogan.
"ayuno de noches insurgentes", como figura: impecable.

Saludos van
san m.



Carlos dijo...

Hola San, aquí me ves, intentando resignificar el cuento clásico, jugar a contarlo de otro modo, encerrarlo en un soneto, a pesar de la complejidad del asunto, y luego sucumbir al ayuno de noches insurgentes.

Un beso.

tita dijo...

Me parece muy dificil resumir en las lineas de un soneto este cuento clasico,que siempre está en la memoria de todos,pero tu siempre encuentras las palabras justas.

Muy bueno a veces atreverse a jugar con fuego,aunque el lobo sea muy fiero y se presente desnudo.

Un besote.

Carlos dijo...

Hola Ana, es complicado, por cierto, pero a la vez es todo un desafío que tiene un alto componente lúdico. Ver [por donde se puede tomar al personaje, tratar de encontrarle un costado original, y a eso hay que sumarle luego, la presentación, el paquete en el que viene envuelto, el soneto con sus rígidas normas de métrica, de rimas, de acentuación es un duro corsé asfixiante, :), pero si a pesar de ello se logra arribar a puerto, la satisfacción es enorme, te lo digo yo, que muchas, muchísimas veces he naufragado a metros de la playa. Por eso escribo, por el disfrute de nadar.

Si estamos decididos a jugar, que sea con fuego, :) sino s aburrido.

Un beso grande.

(lobo estás???

Carlos dijo...

Adiós febrero.

Carlos dijo...

Soy el hombre-lobo

https://www.youtube.com/watch?v=YuCpTi0EtbU