domingo, 30 de octubre de 2016

Gauguin


"Dios se desentiende de los hombres
de más de cuarenta años" (Jean Anouilh)


Gauguin se diagnostica una agonía
y se manda a mudar lejos de Francia,
lo rige una certeza: La distancia
de toda cercanía.
Todo cabe en el tránsito de un día,
la Lima de la infancia,
sus hijos, su mujer y la constancia
de saber que es posible todavía.
Misterio de las cosas,
se descubre pintor una mañana
de la forma más simple y evidente,
y fuga al universo de las rosas
que ve por su ventana,
lo más lejos posible de Occidente.

Del libro Llevarás en la piel

Pinturas: Paul Gauguín

82 comentarios:

Carlos dijo...

"Era un cielo Gauguin celeste claro"

Hacía mucho que no dejaba un soneto acerca de la vida de aquellas personas que desde la visión de su mundo particular, modificaron el alma de las cosas.

Besos y buen fin de semana para todos.

Adriana Alba dijo...

Uyyy, soy la primera,,, jaja, vi luz y subí.

que decirte de tu soneto, como siempre magnífico Carlos.

Creo que en pocas palabras plasmasta casi la vida entera del artista.

un personaje increíble que ya debía haber mamado en su Perú de la infancia mucho de lo que después volcaría en la Polinesia.

Espectacular!
besitos

"¿De dónde venimos? ¿Qué somos? ¿Adónde vamos?", que él mismo considera su testamento pictórico.

Carlos dijo...

La primera Adri, beso doble para tí. :)

Tiene su cuota de complejidad y de desafío intentar encerrar en catorce versos la vida de personas tan intensas como la del amigo Paul; yo disfuto mucho intentándolo, no sé si lo consigo pero trato; :) por allí había dejado algunos sonetos referidos a Van Gogh y a Lautrec (este último, para sorpresa mía, es por mucho mi post más leído)

Hay un libro bellísimo de Vargas LLosa, titulado El paraíso en la otra esquina, donde se plasma rotundamente la vida desgarrada de Gauguin.

Besote.

San dijo...

Interesante vida la de este pintor, dejar atras todo lo que fue y lo que tuvo.
Resumes muy bien todo ello en un hermoso poema.
Besos Carlos.

Carlos dijo...

Gan, interesante y compleja, porque su apasionamiento tardío y visceral por la pintuta, irremediablemente lo llevó a una vida de muchas frustaciones, de carencias, de alejamiento de sus hijos. El eterno tema del artista maldito, todo un karma por cierto.

Un beso pintor.

Ashia dijo...

Me ha gustado mucho, Carlos.

La pintura es el poema del pintor, plasmado con los colores que ve la vida en el momento.
Se puede ver concretamente el carácter de él por el colorido que le da a sus pinturas, y es como se dice bien, todo depende del prisma cual se mira.

Siempre he pensado que la poesía y la pintura van de la mano, expresan, unos la entienden otros no, hay que detenerse largamente hasta entrar en las entrañas y descubrir el fondo, poco a poco te va hablando.

Gran pintor Paul Gauguin, aquella mañana, nació

Besos

Patricia 333 dijo...

Es una tremenda novela, la historia en paralelo de Paul Gaugain y su abuela Flora Tristan :)

todo cabe en el tránsito de un día,
la Lima religiosa de la infancia,
sus hijos, su mujer y la constancia
de un salmo de pinceles que lo guía.

La Lima religiosa y un salmo de pinceles que lo guia ... Que manera de hacer Poesia ME FACINO :)

Aqui si no enfermo yo enferma alguien de casa y le ha tocado a Alexa :( tiene fiebre estoy esperando a Liz para llevarla al medico ..

UN BESOTE

Para MARIA :) gracias ya estoy mucho mejor ahora la pequeña Alexa esta enfermita , la Verdad son estos cambios de temperatura de 43 grados a 19 quien no enferma :(

Carlos dijo...

San, se me chispoteó un "Gan". Sorry. (pero sabes que eres tú) :)

Carlos dijo...

Hola Ashia, gracias.

Coincido contigo en que a través del arte, se presiente el alma de la persona. En un momento de su vida, Gauguin sintió que Occidente lo estaba asfixiando y que necesitaba recuperar el sentido primitivo de la vida, y fue hacia el, poniendo en juego su vida misma.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Pato, leíste la novela de Vargas Llosa?, es muy buena y las dos historias te van atrapando; sobre el final hay un capítulo en el que Gauguin habla con sus amigos tahitianos acerca del sentido del arte, que es una maravilla.

:( no me digas que ahora se enfermó Alexita, mandale un beso grande de pronta recuperación.

Otro beso para vos.

Carlos dijo...

Gauguin en los trópicos / por G. Fernández. (parte 1)


En la primavera de 1891, un buque elegante y confortable de nombre Océanien surcaba el Índico rumbo a las colonias francesas de Nueva Caledonia. Su pintoresco pasaje, dividido en tres clases dentro de la cubierta, abarcaba desde grandes funcionarios y terratenientes en el Pacífico hasta jóvenes de las clases más humildes que viajaban a las colonias en busca de un futuro que la vieja Francia ya no les podía proporcionar. En otras palabras, los buques transoceánicos eran en esa época un auténtico zoológico humano, un circo con tantos actores en el que sin duda nadie se fijaba en un hombre de mediada edad, de poderoso bigote y mirada vacía, que pasaba las largas jornadas con la vista perdida en el horizonte. No obstante, aquel anónimo personaje que ocupaba uno de los humildes camarotes de la tercera clase, no era un viajero más. Era ya un admirado pintor llamado Paul Gauguin que viajaba rumbo a Tahití en busca de una redención artística, una búsqueda de lo primitivo y exótico que le ayudase a encontrar el camino por el cual podría purificar su arte, según sus propias palabras, "Occidente está podrido (.) y todo el que es Hércules puede, como Anteo, cobrar nuevas fuerzas tocando el suelo de allá lejos. Y volver uno o dos años después, sólido"

van dijo...

Me maravilla cuando resumís en un soneto una historia de vida, sos genio, no se te escapa nada de esos 14 versos. :) Hablás del libro que todavía no he podido conseguir, lo tengo cansado a "Don Rayuelo" llamándolo a ver si llegó o no.

Te dejo un besote (espero poder dejar el comment hoy, ayer me fue imposible, google no me lo permitió en todo el día y me quedé con la espina de porqué las princesas debíamos abstenernos del envite).

Carlos dijo...

Hola Eva, me alegra que te gusten estas historias, yo disfruto mucho tratando de darles forma.

A ver, yo sé que vos no querés importunarme (cosa que no es así), pero te cuento que yo tengo dos ejemplares del Paraíso, y quiero regalarte uno. Si vos me decís en Capital con quien de los tuyos puedo contactarme yo lo hago y se lo doy a él para que luego te lo lleve. A mí no me cuesta nada, al contrario, me gustaría mucho poder regalarte algo para compensar todo lo que vos me regalás a mí.

(y, viste que las princesas son medio pacatas y en este caso el príncipe andaba buscando emociones más fuertes) :)

Un besote de prueba.

Carlos dijo...

Parte 2.

No obstante, el viaje de Gauguin tampoco era precisamente una odisea de vagabundo. De hecho, hizo que el embajador en persona lo recibiera en el puerto de Papeete, la capital tahitiana, como enviado oficial del Estado francés. Además, Papeete ya no era el paraíso en los trópicos, el pueblo exótico y misterioso que pudieron encontrar los grandes viajeros de épocas anteriores como el legendario capital Cook. Los colonos, fuesen civiles o militares, y por supuesto religiosos, habían contaminado el pueblo con toda la miseria propia de una capital colonial. Sin embargo, aún subsistía, sobre todo en poblaciones lejanas a la capital, parte de la cultura autóctona y primitiva que Gauguin buscaba.

Carlos dijo...

No me pasa muy seguido porque el material que dejo aquí está en mi libro y además asentado en el Registro Nacional de la Propiedad Intelectual, pero a pesar de eso hay gente carente de escrúpulos que copia y pega sin indicar autoría y hoy encontré mi soneto Fieras en esta dirección. Es una página muy confusa con participación de varias personas así que no sé quien me copió.

Este es el encabezamiento.

http://mipagina.univision.com/aridacacha78.

Entiendo que el plagiador tiene una vida muy pobre y me compadezco de él. Como no tengo como decírselo porque no tiene correo, por si vuelve por aquí, lo resalto para que lo vea, esperando que lo retire o indique a quien pertenece.

FIERAS

Porque fuimos la sed y el hambre juntos
y el prolongado ayuno de las bocas,
nos mordimos la carne, como fieras,
a besos, enjauladas;
bocado por bocado, pulpa virgen
de inocente sabor, canibalismo,
con los dientes de férrea mordedura,
cebados en el pulso de la sangre.
Tigres de amor, nos devoramos plenos,
el vientre, la cintura, la garganta,
en ofrenda candente de lascivia,
y después de comer nos abrazamos,
como niños de blancas intenciones,
esperando la hora de la cena.

Flaco, si querés te regalo el libro.

Mar dijo...

Hay momentos en la vida en los que un cambio de "registro" es necesario, como hace Gauguin. Remedia su agonia con con un cambio algo sorprendente, no ya por establecer su domicilio a miles de km, sino por descubrirse así mismo con un talento que desconocía.

Hoy tu soneto, me dió para esta reflexión.


Bss.

Carlos dijo...

Si, Mar, muchas veces es necesario romper con todo y lanzarse de bruces al estreno de una nueva vida, con todas las complejidades y riesgos que ello implica.

Se necesita, por cierto, un coraje que la mayoría de nosotros no tenemos.

Todo cambio es un desafío.

Beso.

Carlos dijo...

Parte 3

En las últimas décadas, los críticos e historiadores -mucho más documentados, perspicaces, y también malintencionados que en épocas anteriores- han encontrado en este recibimiento y en la actitud de cierta superioridad paternalista del primer Gauguin (que califica a los polinesios como "mansos hasta la necedad") de Tahití unas intenciones equiparables a la de los primeros colonizadores, intentando imponer a los nativos las costumbres y creencias del viejo occidente. Sin embargo, el asunto no es ni mucho menos así de simple.

En "Ia Orana Maria (Salve, María)" (Nueva York, Metropolitan Museum), obra fechada en 1891, primer año de Gauguin en Tahití, Gauguin ha trasladado al exótico Pacífico Sur la temática cristiana: la Vírgen y el niño, al igual que las dos mujeres adoradoras, e incluso el ángel de alas doradas que se intuye entre el follaje, son claramente nativos polinesios. Gauguin acerca así la fe católica a la cultura local introduciendo a los nativos en lo más profundo de la religión cristiana. No obstante, esta obra, que se aleja claramente de la iconografía clásica, hasta el punto de que somos incapaces de dilucidar si se trata de una Anunciación o de una Adoración , pronto da paso a composiciones en las que las creencias ancestrales de los nativos toman protagonismo, como es el caso de "Manao tupapau (El espíritu de los muertos te vigila" (Buffalo, Albright-Knox Art Gallery), considerado por el propio pintor como una de sus obras maestras del primer periodo tahitiano.

Con esta pintura, Gauguin abandonaría progresivamente la temática cristiana para introducirse de lleno en las tradiciones nativas. Y, aunque es cierto que recuperaría la primera en algunas pinturas como "Te Tamari No Atua (El nacimiento de Cristo)" (Munich, Neue Pinakothek) o "Maternité" (dos versiones, una en el Ermitage y otra recientemente vendida en 2004 en Sotheby's por 39.2 millones de dólares), es también cierto que estas influencias ancestrales tomarían una posición predominante no sólo en su obra artística, sino también en su propia forma de ser. Así, el presunto "colonizador" cristiano llegaría con el tiempo a ser un furibundo detractor de la Iglesia , mientras que en su interior, Gauguin va abriendo paso a las primitivas creencias nativas de unión entre el hombre y la naturaleza ( "El caballo blanco" , Museo del Orsay, o el magistral Matamua -"en tiempos de antaño"- de la colección Thyssen, un cuadro que describe un valle ensoñado en el centro de la isla, donde sus habitantes "quieren vivir como antaño) y los espíritus y dioses locales, de los que realizaría numerosas tallas en años posteriores.

Anónimo dijo...

Ascanio dice:

Hola Men

Aparecí... ya era tiempo.

Felizmente estoy bien de salud... por lo pronto ya me hicieron el examen de sangre para descarte de riesgo coronario (colesterol, triglicéridos, glucosa, etc.)Por ahí esta todo normal, bastante bien.

En estos días me hacen una prueba de esfuerzo y un ecocardiograma... no se hasta que punto todo esto sea suficiente para ver como anda mi corazón... si puedes dame tu opinión de amigo...

Aquí estamos todos preocupados este 5 de junio vamos a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales se va Alan García... pero podrían volver a gobernar los Fujimori... y ese es el temor de la mitad de los peruanos... no queremos una nueva dictadura...

Y tiene razón Gauguin... aquí nunca llueve... Lima es seca, hipócrita y cobarde... también, gris... XD.

Alf

Carlos dijo...

Hola Alfredo, qué gusto volver a verte. Mira tú por donde este Blog se iba a convertir en un consultorio médico. jajaja. Me parece bien que te hagan la ergometría y el eco cardiograma, ambos son estudios que apuntan a conocer el estado específico del cuore, yo hablaría con tu médico y le consultaría de hacer también una cámara gamma (estudio totalmente indoloro) que lo que hace es ver el estado de las arterias. Una cosa es saber como funciona el cuore y otra, ver si las arterias están en buenas condiciones. Por aupuesto, mientras tanto suspender de pleno las actividades sexuales y ni hablar del Viagra. jajajajaja.

La verdad que entre Humala y la japonesa, la cosa no está para tirar la casa por la ventana. :(

En cuanto a Gauguin, tal vez aquella Lima gris que tu describes es la que forjó su espíritu rebelde y combativo, para fugar luego lo más lejos posible de Occidente.

Cumpa, hazme saber tu dirección de correo que necesito consultarte algo.

Un abrazón.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Carlos dijo...

Alfred, ya tengo tu correo. Gracias.

Te escribo en estos días.

tita dijo...

Resumir toda una vida en un poema es dificil y tu lo consigues,la pintura de Gauguin es muy interesante ,el colorido y la viveza de sus pinturas destaca siempre.En museos españoles tenemos algunos cuadros de él entre otros el MATA MUA.
Permiteme que hoy deje tambien un recuerdo para Ernesto Sábato.
Te dejo un beso.

Carlos dijo...

Hola Tita, ante todo te agradezco el recuerdo para don Ernesto Sábato, tengo un gran afecto por él, porque en la adolescencia me devoré el Túnel y Sobre héroes y tumbas y luego en la Universidad su hijo fue profesor mío. Se murió de rebelde que era a los 99, porque no quiso cumplir cien.

Gouguin es el incendio de la luz y fue su ardor lo que intenté apresar en la brevedad de mi soneto.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Parte 4

Ya casi al final de su vida, en las Islas Marquesas, Gauguin reflexionaba sobre la tradición escultórica de Polinesia: "Este arte ha desaparecido por culpa de los misioneros, que han considerado que esculpir, decorar, era fetichismo, ofender al Dios de los cristianos". En efecto, ya a finales del siglo XIX la casi totalidad de las antiguas tallas de madera polinesias habían sido destruidas por las devastadoras misiones cristianas. Gauguin emprende así una misión épica: devolver a los nativos polinesios su destruida mitología.

Por desgracia, la mayoría de las tallas que Gauguin creó fueron talladas en una madera de baja calidad, lo que provocó su prematura destrucción. No obstante, en el Museo del Orsay se conservan dos estatuillas definidoras de este Gauguin recuperador : el Ídolo de la concha y el Ídolo de la perla . La datación de ambas, si bien no la conocemos con exactitud, puede situarse en torno a 1892. En ambas figuras, Gauguin representa al dios polinesio Taaroa, cuya concha contiene -según la tradición polinesia- el universo en el que vivimos. Pero no sería hasta 1894, ya de vuelta en Paris (capítulo que veremos a continuación), cuando Gauguin crearía su obra maestra escultórica: la figura de Oviri (Paris, Orsay), siniestra representación del dios polinesio de la muerte y el duelo. La figura, a la que Gauguin llamaba La Tueuse (La matadora) es una inquietante figura femenina de rasgos toscos y primitivos, larga cabellera y enormes ojos, que se alza sobre la horrenda figura de un lobo muerto.

Pero esta recuperación iconográfica que lleva a cabo Gauguin no se ciñe sólo a las obras tridimensionales: en años posteriores, el artista traslada su iconografía inventada a las pinturas, donde encuentra mayores posibilidades compositivas: en la pinturas los ídolos o dioses pueden variar su escala, hasta convertirse en protagonistas de la escena ("El día de los dioses") o en espíritus como inquietantes apariciones ("Jinetes en la playa")

van dijo...

Ay poetingui, sos un amor!!! :)

El que vivía en la capi era mi hno, pero ya no está más ahí, ahora lo tengo aquí cerquita a solo tres cuadra... te agradezco con el alma por la intención de querer regalarme el libro, ya lo siento como si lo hubieras hecho por tu gesto :D

Mmmm ese príncipe, ese príncipe...

Otro beso y sigo probando mordiscos jaaja

Carlos dijo...

Bueno, si no lo conseguís antes yo te lo guardo. Si algún día alguien tiene que venir a la capital, veremos la manera de contactarnos.

Humm, mordiscos y tarascones. :)

Un beso.

Ana dijo...

Carlos! Hermoso soneto. Gauguin es mi artista favorito. Yo también leí EL paraíso en la otra esquina, me encantó. Qué mujer su abuela, no? Increíble.
Un día Paul decidió cambiar el rumbo de su vida (bueno, y su abuela también...). ¿por qué no? Podemos cambiar nuestra vida cuantas veces querramos, lo que no podemos es cambiar nuestra alma, según Onetti. Pero Gauguin cambió su vida conforme a su esencia, a su alma. Y aquí lo tenemos.
"No copies demasiado la naturaleza. El arte es una abstracción, extráelo de la naturaleza soñando e imaginando ante ella y piensa más en el proceso creativo que en el resultado." P.Gauguin

Un abrazo!!

Carlos dijo...

Hola Ana, gracias.

Si, el libro es maravilloso porque está sustentado sobre dos vidas altamente conmovedoras y en un punto contrastantes, por un lado el desborde sensual de la vida de Gauguin, que es dable apreciar en su obra pictórica y por el otro la postura de esa abuela revolucionara que luchaba contra el sexo porque decía que era una de las tantas manera que tiene el hombre para dominar a las mujeres.

El cambio está en uno, pero supongo que algunos son más valientes que otros y llegado el momento no dudan en fugar hacia adelante. Gauguin lo hizo.

Un beso.

Alicia María Abatilli dijo...

Hace mucho que no leo o escucho "se manda a mudar", me parece leerme, algo familiar, muy nuestro.
Un abrazo.
Alicia

Carlos dijo...

Hola Alicia, pienso que la poesía admite expresiones coloquiales, que muchas veces expresan mucho más que algunos discursos elaborados.

Un abrazo, familiar, :)

unanotadiscordante dijo...

Que pensabas, que me iba a quedar sin venir a hacerte una visita y perderme todo esto???... son rápidas y siento no poderte comentar siempre, hasta que se estabilice todo.

Ahhh, mi 12 bikiño, aunqu sea fugaz también te lo dejo.

(me encantan los impresionistas)

Carlos dijo...

Hola Nota, no, pasa que me extranó verte y no verte. Por eso.

A mí también me gustan mucho los immpresionistas, pero no siendo muy experto en el tema específicamente artístico, lo que me conmueve es la historia de vida de muchos de ellos.

Un beso.

Carlos dijo...

Parte 5

Pero la estancia de Gauguin en Tahití distaba mucho de ser paradisíaca: a la desoladora soledad y la perenne falta de dinero se le añadió, ya a finales del año 1892, una enfermedad en los ojos, añadida a constantes diarreas y vómitos -en ocasiones incluso de sangre- que le obligaron a ser hospitalizado durante mucho tiempo. Desesperado, escribió al Ministerio francés rogando su repatriación, que se haría efectiva a comienzos del año próximo.

De vuelta a casa, tras ser hospitalizado en Paris en mejores condiciones que en las islas polinesias, y cobrar la herencia del tío Isidoro, mejora su situación física y económica. Alquila un apartamento en la capital francesa donde vive junto con Annah la javanesa. Además, Gauguin consigue que nada menos que medio centenar de obras suyas sean expuestas en una gran sala de la exposición de arte moderno de Copenhague. En resumen, nada podía hacer pensar que Gauguin, el viajero que había aguantado ni dos años en los exóticos mares del sur, volvería a pisar tierras polinesias.

Pero Gauguin volvió. Volvió dos años después, tras descubrir que había contraído la sífilis. Volvió tras fracturarse el tobillo en una reyerta con unos marineros de Bretaña. Volvió tras pintar en Paris una loa, una ensoñación a la cultura tahitiana, la obra maestra "Mahana no Atua (El día de los dioses)" (Chicago, Art Institute), en la que la diosa Hina es adorada por un grupo de mujeres que danzan rodeadas de aguas multicolores. Volvió, en definitiva, tras darse cuenta de que su lugar ya no estaba entre sus colegas de la vieja Europa. "¡Qué vida tan tonta, la forma de vida de los europeos!". El 3 de abril, Gauguin abandona Europa, a la que jamás volvería en vida.

Princesa115 dijo...

No sólo el soneto, sino también tus coment_biografía nos ha servido para conocer mucho más a este pintor que llevaba en sus manos sangre de muchos colores y un pincel de doradas raices para poder realizar esas bellezas que nos dejó.
Poetas, pintores...exponen de diferente manera pero con el mismo sentir sus sentimientos, sus preocupaciones, sus anhelos...
Tu poema bello como todos...o es que no lo sabías?

Un beso

Milu dijo...

Catorce versos para explicar una vida. Qué difícil, Carlos y qué conseguido.
Hay un libro de Vrgas LLosa(no recuerdo el nombre), que habla de esto.
Sabes?, Hoy me voy de tu casa más "soñadora".

Besos, Poeta

Carlos dijo...

Princesa te agradezco el "bello como todos", uno intenta perseguir la belleza y exponerla pero es en definitiva el lector el que da el veredicto final.

Coincido contigo en que las ramas del arte nos permiten liberar el alma.

Un beso grande (como todos los que te doy) :)

Carlos dijo...

Milu, si, hago referencia al libro en uno de los comentarios anteriores, se llama el Paraíso en la otra esquina. Muy, muy bello.

Es bueno verte irte de casa con las alitas desplegadas. :)

Un beso.

Carlos dijo...

Parte 6

"Quiero acabar mi vida aquí, en la soledad de mi cabaña. Ah, sí. aquí soy un delincuente, ¿y qué? Miguel Ángel también lo era."

De vuelta a Tahití, Gauguin se siente liberado, libre de cualquier corsé artístico y social. En su progresiva separación de cualquier vestigio de la sociedad europea, abandona Papeete y se traslada a una cabaña en el interior del país, tal vez buscando ese valle ensoñado en el "Matamua".

Liberado de estos corsés sociales, Gauguin no duda a la hora de convertir a la mujer tahitiana en la nueva imagen de la Eva artística. El artista nunca ha ocultado su admiración por las jóvenes tahitianas, incluso por las demasiado jóvenes (su amante Pau'ura tiene apenas 14 años) y en intermedio francés presumía ante sus colegas de que todas las noches jóvenes nativas se metían en su cama " como poseídas por el demonio" sin que, por supuesto, él hiciera algo por ahuyentarlas (actitud que le proporcionó una hermosa sífilis) La figura femenina es la protagonista en obras célebres como "Te arii Vahine (La reina de la belleza)" (1896, Moscú, Museo Pushkin), " Muchachas con flores de mango (o dos tahitianas)" (1899, Nueva York, Metropolitan Museum)

Una obra paradigmática de este periodo es la famosa "Nevermore" ("Nunca más", 1897, Courtauld Institute, London) obra en la que el desnudo femenino vuelve a saltar al primer plano. Sin embargo, algo de la vieja Europa sigue estando presente en el cuadro: el título hace referencia al famoso poema de Edgar Allan Poe, que Gauguin había oído recitar en el Café Voltaire. No obstante, el cuervo, protagonista de la historia del poeta americano, y que debe imaginarse como siniestro y amenazante, queda en un segundo plano frente a la fuerza del desnudo femenino.

Mayte dijo...

Carlos siempre llenas de belleza el arte. De delicada poesía que regalas, me gusta la sensibilidad que posees.

Un besiño.

Carlos dijo...

Hola Mayte, sé que estabas de vacaciones y te extrané en el post pasado.

Eres muy generosa con lo que dices, uno es un simple escribidor de historias.

Un beso grande.

María dijo...

¡¡Dios mío, Carlos!! ¡¡vaya lección intensiva de arte me he dado leyendo todo el periplo de
Gaugin que has dejado...

Esta vez, voy a empezar de abajo a arriba, como si subiera tu montaña Gauginiana...

Verás, yo creo que lo de Gaugin con la pintura fue algo, como místico, todos los simbolistas y él más que ninguno llegaron a plantearse la pintura como una vocación religiosa, su necesidad de unir arte y vida, rompiendo con todo, rechazando la cultura de occidente y zambulléndose por completo en la cultura y existencia sencilla y colorista de pueblos primitivos.

Siempre he admirado el arrojo de estos artistas que vuelan tras sus sueños, cueste lo que cueste...Gaugin, no pintó nunca para ganarse la vida, vivió siempre para pintar, con ese simbolismo suyo casi naif, sus naranjas, sus azules Mmmmmm ¡¡qué bien me lo he pasado en este rato contigo!!

Y ahora que he llegado a la cumbre de tu montaña, me siento y leo tu soneto...

Que condensa en 14 líneas sus idas, sus venidas, lo que sintió, lo que vivió, de lo que huyó... “a su universo de las rosas que ve por su ventana” mientras su “nunca más” dejada y aburrida, mira a las chicas tahitianas sentadas en la playa con cara triste...Te ha quedado, completo, intenso y lleno del color y la esencia de Gaugin...

Por cierto, Carlos... ¿te has fijado que todas las mujeres que pintaba casi siempre tenían el semblante serio... la mirada, como triste? ¿cómo es posible pintar tristeza llena de color en el paraíso?

No sé, yo creo que quizá... no tanto, pero debió ser otro sufridor como Van Gogh. Se nota que te encaaanta este hombre Carlos...yo creo que tú también hubieras sido feliz en Tahití , venga...

Nos damos un paseo por Haití, a ritmo de hukelele:-)

Muchísimas gracias, profe!! ... además de poeta... tus clases de argentino callejero y tus dotes para la fotografía te convierten en un polifacético miltidisciplinar del renacimiento:-)

Un beso grandísimo, mi querido artista

Muaaaaaaaakss, CARLOS

Carlos dijo...

María, mujer, qué haces levantada a estas altas horas de la noche. :)

Decía en un comentario, más arriba, que en el caso puntual de Gauguin, (como lo fue antes con Lautrec o Van Gogh, o los poetas malditos) lo que me conmueve es la desesperación desde la que vivieron sus vidas; por cierto me fascina su pintura desde una mirada puntualmente estética, sin ser un avezado conocedor técnico, la inocencia de sus mujeres inocentes, el estallido del color, el primitivismo del paisaje, pero desde mi alma poeta, lo que más me roza es el desgarro existencial que los caracterizó y del que de alguna manera nunca pudieron "fugarse". Tal vez por eso, Gauguin, imposibilitado de escapar de si mismo, solo atinó a mudarse de continente, aún sabiendo que su sino trágico habría de seguirlo como una segunda sombra. Eso es lo que intenté atrapar en mis 14 renglones literarios, como si fueran apenas dos pinceladas en un lienzo roto.

En Tahití, no sé pero yo sería feliz en cualquier lugar que tuviera una playa y un mar (y una dama contra el viento) :)

Muchas gracias por el video. Mando besos de flores y manzanas.

Carlos dijo...

Parte 7

El mismo Gauguin afirmó que tras pintar "¿De donde venimos? ¿ Quienes somos? ¿A dónde vamos?" (1897, Boston, Museum of Fine Arts) había intentado suicidarse. Sea esto cierto o no, lo cierto es que meses antes de pintar su obra maestra, las cosas se torcieron de tal manera que todo hacía presagiar un trágico final que sin embargo tardaría un lustro en llegar: su situación económica se vuelve prácticamente insostenible -lo cual no le impediría, sin embargo, rechazar una asignación del Ministerio francés por considerarlo una "limosna"- y la sífilis y el alcoholismo convierten su estado físico en una tortura. No obstante, el más duro golpe le llegó literalmente por correo: en la primavera de 1897, una carta le informaba de la muerte, con apenas 21 años, de su hija Aline. Esta muerte supuso no sólo la ruptura del artista con su esposa, a la que acusó irracionalmente de la pérdida de su hija, sino con la Fe que aún podía conservar. En una devastadora carta fechada ese mismo año, Gauguin afirma: "Mi hija ha muerto. Ya no quiero a Dios."

En este estado mental Gauguin emprende la titánica tarea de pintar su testamento artístico, la obra que reúne en si misma todas las demás obras del artista: "¿ Quienes somos? ¿De donde venimos? ¿A dónde vamos?" no es simplemente la obra más colosal que Gauguin pintó vida (139- 375 cm .) sino que desarrolla por completo la doctrina filosófica y pictórica del artista.

Con un formato llamativamente horizontal, el lienzo sigue una evolución cronológica inversa, comenzando en su extremo izquierdo con la desoladora figura de una momia que, en posición fetal, tapa sus oídos como intentando mantenerse ajena a toda la escena; mientras que en el extremo izquierdo, un bebé, símbolo de la inocencia y la vida, es cuidado por tres jóvenes tahitianas. En el centro, la figura del hombre que coge un fruto simboliza la tentación y caída del hombre. Estructurando el cuadro en un sentido cronológico inverso, Gauguin parece señalar lo primitivo, lo inocente, como único camino a seguir por el artista.

Carlos dijo...

Este soneto es una maravilla y pertenece al inmenso poeta Gustavo García Saraví.

Gauguin

Hay dos maneras de gastar la vida.
Una dilapidarla como viene
hecha, una recta, un signo que deviene
casi en fatalidad. Otra, una ardida

e impostergable mezcla de enseguida
y después y no importa y me entretiene,
y no quiero, si quiero, y no me tiene
atado a nada o a nadie, es mi querida

bella y circunstancial. Gauguin lo sabe.
Es uno de los pocos que conoce
el secreto de ser isleño y ave,

ocre, lujuria, trópico, tahitiana.
Maneja la existencia y la hace goce.
Hoy es ayer. Y ayer, quizá, mañana.

Patricia 333 dijo...

El Mata Mua (Érase una vez) es un canto a la vida originaria que tanto ansiaba encontrar el pintor francés. Pintada en vivos colores planos, al margen de cualquier pretensión naturalista, supone un canto a la edad de oro perdida :)

Si lei la Novela :)

ocre, lujuria, trópico, tahitiana.
Maneja la existencia y la hace goce.
Hoy es ayer. Y ayer, quizá, mañana.

Vengo a desearte buenas noches o mas bien Buenos Dias aca la 1:37 am , Alexita esta mejor

Besosss de ayer que quiza sea mañana pero para mi es Hoy :)

Carlos dijo...

Mata Mua una mujer llamada Pato,
"monterreina" de risa somnolienta,
que soñaba, igual que Cenicienta,
con un hombre, un castillo y un zapato.

Gracias por las buenas noches-buenos días. :)

Me alegro por Alexa.

Un beso matamuero. :)

Andri Alba dijo...

Creo mucho en el alma de las cosas y en los cambios necesarios, que no por necesarios cambian con la velocidad deseada.


Un abrazo y gracias por mi casa uno de tus rinconcitos.

Andri

Carlos dijo...

Hola Andri, muchas veces en la vida necesitamos detenernos y tal vez emprender un camino nuevo. Pero no todos tienen la valentía de hacerlo.

Besos para vos.

Carlos dijo...

Hola Andri, muchas veces en la vida necesitamos detenernos y tal vez emprender un camino nuevo. Pero no todos tienen la valentía de hacerlo.

Besos para vos.

Anónimo dijo...

Hola carlosman,

Buen retrato del pintor....Uno de mis preferidos...hace poco vi unas obras de el en Legion of honour, uno de los museos de SF, que tiene una coleccion de impresionistas chica pero bastante decente.

A cualquier persona, artista, genio o no que se va a vivir lejos de su patria, donde sea, pero lejos.... lo considero loco. jaja. Eso tenemos en comun. Pero su arte es diferente tambien por eso, no es lo mismo tener una cultura que dos..doble experiencia de vida, supervivencia, tolerancia, etc. Todo eso suma en el arte de crear, no te parece?

Y como estas? Aqui lo primero que leo sos vos :). Ni los emails del laburo querido, vos lo primero. :)

Aqui carita, el gordo, el bulin, todo en orden. Mucha actividad deportiva el fin de semana
Vino la hija del gordo a pasar unos dias(divina la chica) de visita asi que salimos todos a comer en dulce monton.

Nos tragamos un bodrio de pelicula no vayas!, que se llama insidious (nos equivocamos de cine, queriamos ver otra cosa y nos dio fiaca manejar mas) se supone que es de terror, pero yo me quede dormida. :)

te mando un abrazote enorme, siempre mi carino,

Petromucho mas

mi nombre es alma dijo...

Convendría que dios se desentendiera de otras muchas cosas y de otras edades. Se encontrarian más entendedores de alma, visto lo visto.

Carlos dijo...

María Pía (la mujer del bello nombre)

Comparto y me parece muy acertado tu punto de vista acerca del incremento del bagaje de vida de una persona, en tanto logra ir incorporando las vivencias de culturas nuevas. En Gauguin creo que además se suma un rechazo por la peor expresión de la cultura occidental (siendo que igualmente nunca pudo desprenderse del todo de ella) y una poderosa admiración por aquellas cultura que el suponía incontaminadas. (en su caso, el corazón mas primitivo de la polinesia).

Creo que tu tienes experiencia en esto de vivir entre dos mundos y quizás allí radique el germen de tu locura. :)

Humm, lo primero??, me tienta más la posibilidad de ser lo último. (viste que muchos prefieren ser el primer hombre en la vida de una mujer, cuando lo realmente interesante es ser el último)

Yo he visto un documental increíble: "el deseo más salvaje / la conquista del Everes, realmente impresionante. Altamente recomendable.

Sabes que tengo una opinión muy particular del mundo Blogger, acerca del cual pienso que en esencia es una "reciprocracia", por eso valoro muchísimo tu caso y el de Evan, que sin tener Blogs, siguen viniendo, basadas solamente en el afecto y el disfrute de leer alguno de las tonteras que escribo. Quería que lo supieras.

Te guardo en el bolsillo del cuore.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Alama, visto lo visto, creo que Dios se ha desentendido del mundo todo.

Carlos dijo...

Parte 8

En septiembre de 1901, Gauguin abandonó Tahití con destino a las Islas Marquesas. El porqué de su huida aún no está del todo claro: mientras que los admiradores sugieren que el artista buscaba un nuevo escenario para sus inquietudes artísticas, no pocos historiadores señalan al hecho de que su evidente deterioro físico le había hecho perder encanto entre las tahitianas, forzándole a largos periodos de abstinencia. Sea cual sea el motivo, Gauguin se estableció en Hiva Da, principal isla del archipiélago de las Islas Marquesas, y establece su casa sobre terrenos de la Iglesia Católica. Antes de partir, pinta una bonita despedida a Tahití en su "Idilio en Tahití" (1901, Zurich, colección E. G. Buhrle)

La figura femenina sigue siendo una parte fundamental en su temática. En "Contes barbares (leyendas exóticas)" (1902, Essen, Museo Folkwang) Gauguin vuelve a loar la belleza polinesia representando a dos bellas muchachas sentadas, tras las que aparece la misteriosa figura del poeta Meyer de Hann, amigo parisino de Gauguin. No deja de resultar curioso, abierto a múltiples interpretaciones, que la figura del occidental se nos presente como un demonio de ojos felinos y afiladas garras.

Patricia 333 dijo...

“Erase una vez…”, “Había una vez…” Como todo el mundo sabe, Mata Mua es la frase con que se abren las leyendas antiguas; cuentos de buenos amores, hadas, encantadores.....

:) Carlos

Mata Mua una mujer llamada Pato,
"monterreina" de risa somnolienta,
que soñaba, igual que Cenicienta,
con un hombre, un castillo y un zapato.

Sueño tal y como la Cenicienta y que comes que adivinas heeeee :)

Muchos besos encantados como los cuentos de hadas :)

Carlos dijo...

Pato, ya deberías saberlo, yo soy poeta y adivinador. :) (en ese orden)

Un beso grande.

Anónimo dijo...

Carlosman,

Gracias...la verdad, que sos el unico blog en el comento ultimamente, me encanta venir aca, es como estar en casa. Y como mi casa esta media cerrada, vengo aca, y me siento en tu living a conversar :) y ahi la veo a evan siempre comentando tambien. :)

Comparto lo que decis de G. que rechaza su cultura mediante su arte, sin embargo, uno puede irse, querer olvidarse, dejar todo atras, aventurarse, pero uno siempre viaja con uno mismo. Uno lleva "su valija" en la piel nomas y lo que cuenta mas que nada, no es lo que se dice, sino lo que se hace. En este caso, su arte. Ahi nos traicionamos.

Me has hecho reir, tengo una amigo que piensa igual que vos, lo mas importante segun el es ser el ultimo y el unico :)

Bueno carlosman, te mando un abrazo, aca ya es la 1, he tenido un dia larguisimo, salimos a comer afuera con el gentle giant y carita que se saco un 10 en lenguaje. (un milagro aca hicimos fiesta jaja) vinimos a casa y vimos "the kids are all right" (sin mi hijo, prohibida para menores de 300 jaja) , buscala, no es convencional pero muy interesante. Si la ves, comentame que te parecio.



Un abrazo impresionannnte e impresionista :)

Petro at midnight

Carlos dijo...

Piucha, sé que te has alejado bastante de la red, por eso, como te decía, valoro y disfruto cada vez que pasas, porque tu sabes, mi casa es tu casa, desde que Cacho te dio las llaves. :)

Humm, el único es medio difícil, salvo que te pongas de novio a los quince años. (y menos hoy en día)

Pero cómo te exponés a ver una peli proohibida al lado de un hombre del que todavía desconocemos su grado de vinculación contigo. Decilo, Petra, decilo, "qué es el gordo"??? :)

Un abrazo prohibido para menores. :)

Anónimo dijo...

carlosman,

jajaj. yo ya no digo nada...mejor "incosssnito" pero se me ha dado por ver tele todas las noches despues que el heredero mal portado se va a dormir:)

El proceso creativo hace rato ya no estaba conmigo, casellas, y me la pasaba bolud....y peleandome con desconocidos. Perdiendo el tiempo. El blog sirve mientras puedas escribir posts que valen la pena. Como vos, que sos una fuente inagotable de versos y buenos. :)

Che, no sabia que Gauguin se caso. Y la polinesia, es un extranio lugar, no se si has estado, precioso para mirar en fotos, pero si estas ahi, el clima es tan pero tan humedo que caminas dos pasos y te falta el oxigeno, las playas siempre en zapatillas porque son de coral y te lastimas a cada rato y las heridas no se cierran por la misma humedad, y no son de arena fina sino de piedra. La gente no es muy simpatica, los franceses no lo son para que mentir. y llenooo de tiburones!!
(aunque usted no lo crea, no me gusto, prefiero la costa argentina:)

El cacho era un divino y me queria un monton no se porque lo deje pasar, pero me han dicho que vive muy feliz en Uruguay. Es cierto? :)

Petra

Carlos dijo...

Si, casado y con cinco hijos, por eso fue tantraumática su ida y su mujer nunca se lo perdonó; luego en su ausencia va a morir su hija mayor, muy joven, lo que va a provocar su ruptura definitiva con la religión. "A Dios ya no lo quiero más", escribió tras la muerte de su hija.

De curioso y de chusma nomás, por correo privado indagaré puntualmente acerca de esta extraña vinculación que sostienes. :)

El Blog es entretenido, pero también tiene sus áreas de conflicto. (pero bueno, por el Blog nos conocimos) :)

Che, pensaba ira a la Polinesia el año que viene, pero después de lo que me contaste, todo para atrás. Me voy a ir a las Toninas.

Te contaba del Cacho en el post anterior, en un comentario en el que te retaba. :)

Besote.

van dijo...

He volviiido!!! :)

No andaba por ningún lado, solo alejada la net, no de la compu porque ayer me la pasé organizando cuentas aquí mismo, pero si venía me distraía con volver a leerte y la verdad que no quise tentarme ajjaaj

Algún día iré a la capi, muero por ir a la feria del libro, este año ya no porque no estoy organizada pero algún día iré al rescate de ese libro, quiero el leído, el que usaste vos, puedo???

Beso de martes pm.

Carlos dijo...

Eva, se dice he vuelto. :)

Yo estuve el domingo en la Feria, porque un amigo presentaba su libro, pero como programa es bastante caótico. Debe ser lo más parecido a Shangay en la tierra. :)

Si, tenía pensado guardarte el que yo leí para que tengamos algo compartido. :)

Un besote.

Carlos dijo...

Parte 9 (final)

No obstante, Gauguin comienza pronto a intuir su cercana muerte: su deterioro físico es ya imparable, y el artista siente, por primera vez en años, impulsos de regresar a Europa. Aún así saca fuerzas para pintar. Sus composiciones de estos últimos años están llenas de metáforas relacionadas con la muerte, como es evidente en su última obra maestra, las dos versiones de "Jinetes en la playa" (Essen, Museo Folkwang, y colección Niarchos) En esta especie de tributo a las pinturas de carreras de Degas, Gauguin ha representado a los jinetes en una playa aparentemente infinita. Toda la pintura está impregnada del melancólico sentimiento de una despedida, como prediciendo la muerte del propio artista pocos meses después: los jinetes se aproximan tranquilamente hacia la costa, donde una ola rompiente marca el límite entre la tierra y el mar -o entre la vida y la muerte- de donde dos misteriosos y coloridos espíritus han aparecido, quizás para acompañar a los vivos en su último viaje. La hermosa y colorida obra es el testamento pictórico de Gauguin y una elocuente oda a la vida polinesia.

El 8 de mayo de 1903, en medio de problemas físicos, económicos y judiciales, Gauguin murió. Cuenta la leyenda, la no siempre fiable y verídica leyenda, que los nativos, al enterarse de su muerte, gritaban: "¡Gauguin ha muerto! ¡Estamos perdidos!".

-----------------------------------
Con la muerte de Gauguin, todos hemos perdido algo.

Patricia 333 dijo...

En una subasta de arte londinense de 1995, una pintura de Paul Gauguin, alcanza la cotización más alta del año: 8,7 millones de dólares.

Increible .....

Adivina , Adivinador esta Adivinanza

Y lo es
Y lo es
y no lo adivinarás
aunque te dé en un mes.

333 Besos adivinadores

Patricia 333 dijo...

Mmmmmmm te la puse muy fácil :)
aquí te dejo una mas difícil


Todos pasan por mí, yo nunca paso por nadie.

Todos preguntan por mí, yo nunca pregunto por nadie.

A ver, A ver Adivinador :) Besosssss

Carlos dijo...

Pato, pasó con él lo que pasó con muchos que vivieron y murieron en la miseria más absoluta y luego, tras su muerte, sus cuadros se vendieron en cifras millonarias.

Es muuuuuuy fácil, Pato. :)

Carlos dijo...

El segundo, más fácil todavía. :)

Patricia 333 dijo...

Jjajajajajaaj Quiero la respuesta jajajaj No me hagas trampa :) :) :)

Patricia 333 dijo...

Acá en México decimos cuando no saben adivinar

Te dazzzzzzz Te dazzzzzzzzzz :)

Y te contesto la respuesta jaja

Carlos dijo...

Me reservo la respuesta por razones religiosas. jajaja.

Bueno, está bien, me doyyyyy

Patricia 333 dijo...

Y lo es
Y lo es
y no lo adivinarás
aunque te dé en un mes.

El Hilo !!! :)


Todos pasan por mí, yo nunca paso por nadie.

Todos preguntan por mí, yo nunca pregunto por nadie.

La Calle jajaajajaj

BESOTE !!!


Estoy conectada o sea estoy en mi PC con alexa en mi regazo ..

Te mandamos muchos muchos besitos

Carlos dijo...

Pato, nada mejor que dejar correr las horas con Alexa en tu regazo.

(las sabía las dos) :)

Carlos dijo...

bettyriocuarto
sexualmentemay
luzdeana
sauvignona
mientrasnomeves (vaya sorpresa)
capsulasdelengua

Es bueno suponer que disfrutan leyendo.

Male dijo...

Homenaje merecido, Carlos, pq siempre es bueno recuperar posos para el alma...

Abzs,

van dijo...

Me imagiiiiino, los domingos debe ser caótico, a mi no me gustan mucho las multitudes, es incomodísimo para andar, pero si voy alguna vez seguro será un domingo porque es el único día libre que tengo.

Que alegría que hayas pensado regalarme tu libro leído!! Me pone felizzzzzz. :D

Chuickkkkkkkkkss

Carlos dijo...

Hola Male, gracias por pasar por Gauguin. :)

Un beso.

Carlos dijo...

Eva, si, los fines de semana son medio complicados, pero entiendo tus limitaciones horarias. Tal vez, yendo lo más temprano posible.

Mi libro usado espera que lo "pruebes" :)

Besote.

calma dijo...

La semana pasada estuve en París, increíble ciudad a la que siempre vuelvo con el mismo espríritu de llenarme de belleza, y así he vuelto, llena, plena. Tal vez hoy suba en mi blog, unas cuantas fotos que hice en mis múltiples paseos diurnos y nocturnos, no sé, estoy muy vaga, muy desmotivada, pero bueno... ya pasará.
Beso

Carlos dijo...

Hola Cal, se te extranaba; París, qué maravilla, ojalá subas las fotos, me encantaría verlas y recorrer París contigo. (llévame a pasear)

Un beso.

Aldabra dijo...

Me pasma la "facilidad" y el buen hacer de componer poemas acerca de alguien a quien no has conocido más que por su obra. Es increíble.

Hermoso poema el de Seve, me dio mucha pena la noticia de su muerte. Además de ser un gran deportista, creo que era mejor persona todavía.

Hombres como Seve, Rafa Nadal, Gasol, Alonso, honran a un país, ¿verdad? Igual que Mesi o tantos otros.

Por cierto, hoy ví en las noticias que estáis con la Feria del libro ¿no? y pusieron las imágenes de una librería centenaria que era algo así como de protección nacional, no oí que dijeran su
nombre pero era inmensa.

Biquiños,

Carlos dijo...

Hola paseandera. :)

A mí me gusta mucho intentar apresar el alma de alguien dentro de los catorce versos de un soneto, es un bello desafío y trato de hacerlo.

Lo de Seve fue muy doloroso, juego un poquito y soy seguidor de los cuatro grandes torneos que se juegan por temporada, a pesar de eso nunca alcancé a verlo jugar, pero empecé a quererlo a partir de las cosas que fui leyendo de él.

Qué dilema y qué misterio no, hubiese cambiado Seve la gloria y el reconocimiento por una vida más serena y más larga?? nunca lo sabremos.

La Feria termina hoy, yo estuve el domingo pasado, pero suelo escapar de esos eventos, porque hay demasiada gente, prefiero toda la vida pasarme una tarde entera revolviendo libro en una librería antigua.

Un beso grande.