viernes, 9 de octubre de 2015

Culpables

Cada céntimo infame que se gasta
en balas y misiles,
sobre el hambre de niños inocentes
que pugnan por llevarse hasta la b0ca
un mendrugo de pan por alimento
y un sorbo de agua fresca,
según el inventario de las culpas
nos será doblemente reclamado.
A cada cual su parte,
y ante tanto canalla indiferente
habrá que demostrar si fuimos justos,
de acción y de palabra,
y en manos de algún dios inapelable
encomendar el alma de la especie. ©

Del libro Llevarás en la piel.

68 comentarios:

van dijo...

:( Que dolor!!

Menos mal que la misericordia de Dios es grande y perdona todo... aunque para mi eso es imperdonable.

Encontraste una foto perfecta para ilustrar el soneto (esgarradora).

Te dejo un beso inmenso en este día de lluvia.

Carlos dijo...

Hola Vange, lo cierto es que la realidad es desgarradora.

Y hasta podríamos filosofar inclusive acerca del Dios que nos creó a su imagen y semejanza, pero supongo que tal tema tiene muchas aristas complejas.

Un besote en un día raro. :)

tita dijo...

Querido Carlos,cuanta verdad encierra tu poema de hoy,es una verguenza que tantos niños inocentes que hay en el mundo,con hambre y faltandole todo lo basico y que se gaste tanto en guerras sin sentido,deberiamos concienciarnos realmente de este tema,que de verdad el corazon se remueve con tanta indiferencia.
Besos

Carlos dijo...

Si, Tita, es un tema realmente doloroso. Y uno no debiera quedarse solamente en en el discurso y tratar de aportar aunque sea un granito de arena; nosotros (con un grupo de amigos) apadrinamos dos colegios carenciados próximos a Buenos Aires) y te cuento que esa es una labor que nos hace sentir mucho mejores personas.

Un beso y gracias por leer y por estar siempre conmigo. :)

tita dijo...

Que labor tan hemosa haceis,yo tengo dos niños apadrinados y me hace feliz saber que pueden tener un poquito mas.
No me des las gracias sabes que para mi es un placer pasar por tu casita y leer tus bellos poemas.Besos

Carlos dijo...

Qué bueno Tita, cada uno tratando de ser un poquito mejor y ayudando en lo que pueda.

Sé que disfrutas pasando por casa y comentando mis post, pero veo que hay gente que apenas actualizo, pasa leer, invariablemente, pero nunca ha dejado dos palabras, ni siquiera de crítica. Supongo que les gustará sufrir leyéndome. :)

Por es es que te agradezco.

Carlos dijo...

Quién es Aglayia.

(ché Blogger, para cuando el bloqueador de lectura) jajaja.

Carlos dijo...

Hace un tiempo dejé este soneto como un post.

Niño del hambre


En la llaga del hambre, cada día,
navega sobre un témpano de hielo,
sin milagro de peces en el cielo
ni migas de celeste eucaristía;
penitencia de oscura artillería,
jirón de negro duelo,
dentellada de pulpa de pomelo
sobre su boca fría.
Impiadosa vigilia de los dientes,
voraces y abstinentes,
al peso diluvial de la tormenta;
evangelio de llanto con que ayuna
y en rigores de hambruna
con astillas de luna se alimenta.

Oréadas dijo...

Tu poema un disparo directo a los que sentimos con el corazón.
Cuan real son tus palabras Carlos
Un beso

Carlos dijo...

Oréadas, decía Huidobro aquello de que la poesía era un atentado celeste. Un grito, un arpón, una brasa cargada de esperanza.

Aunque suene a poco decirlo, tenemos que decirlo muchas veces.

Un beso.

San dijo...

Parece ser que "odo" es mucho más importante que la vida de las personas. Cubrir sus necesidades primarias es más que obligado, pero se olvida desgraciadamente. El sufrimiento del inocente, siempre padecen los mismos. Injusto sí, pero terriblemente real.
El juicio llega de una forma u otra.
Un abrazo Carlos.

Carlos dijo...

San, cuando muere un inocente y sobre todo una criatura inocente, el dolor es insuperable.

Ojalá que alguna vez paguen los que tengan que pagar.

Un beso, San.

(gtacias tí también por estar siempre)

Francisca Quintana Vega dijo...

Una llamada de atención...sobre un tema que a mí, particularmente, me avergüenza cuando pienso en ello...no creo que la misericordia de Dios sirva para poder vivir felices mientras no hacemos nada.
El poema es muy hermoso...y el soneto que has escrito después, en los comentarios...es una maravilla.
A ver si poquito a poco, nos concienciamos todos y hacemos algo. Saludos

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Lejos aquí de esa sensualidad con que nos envuelves, cerca esta vez del dolor y la sensibilidad que nos humaniza. Para sentir y pensar.
Escuchaba "La belleza", de Aute. Pero con frecuencia disfruto de cualquier tema de su brillante discografía. De belleza, vos, sabés bastante.
Un beso.

Anónimo dijo...

Carlosman,

Me pierdo por unas semanas.

Muy sentido, como siempre.

Te dejo un abrazo,

Petra

Ahi te deje un mensaje enorme con todas las peliculas para ver traducidas a sus idiomas originales. Despues me contas que te parecio!! (en el post anterior)

midala dijo...

Supongo que les gustará sufrir leyéndome. :)"

Eso decías tú a una de tus visitantes.Me uno al clan!!!Soy de las que me encantaaa sufrír leyendote.Y más...con esta cruda realidad.Mil besos carlos.Me encanta como escribes y...por lo visto lo que haces también!!!!!

Carlos dijo...

Hola Francisca, coincido contigo el hambre de una criatura nos averguenza como raza y nos denigra como seres humanos.

Algo debe cambiar en este mundo para que ello no ocurra nunca más.

(mi otro soneto agradece su elogio)

Un beso.

Carlos dijo...

Diana, la belleza de Aute, qué bonito, a mí también me encanta don Luis Eduardo (creo que así lo indico en mi perfil)

Por lo demás, fuera del sentimiento que pongo en algunos sonetos, aquí la que sufre es el alma y trata de contarlo desde el dolor y la indignación.

De la belleza me cuentan y yo pongo el oído. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Petra, dónde te vas?? (snif, snif)

Hasta la vuelta.

Un beso.

(después leo la cartelera de recomendaciones, miro y te cuento)

Un beso cinematográfico. :)

Carlos dijo...

Hola Midala, sí decía eso porque hay gente que pasa y pasa a leerme y nunca dice nada, entonces me queda la intriga acerca de saber si les gusta lo que leen o pasan de pura masoquistas que son. :)

Tú por el contrario, pasas y compartes conmigo las cosas que garabateo por aquí. Eso se agradece.

Un beso.

Carlos dijo...

Para Diana.

"Míralos, como reptiles,
al acecho de la presa,
negociando en cada mesa
maquillajes de ocasión;
siguen todos los raíles
que conduzcan a la cumbre,
locos por que nos deslumbre
su parásita ambición.
Antes iban de profetas
y ahora el éxito es su meta;
mercaderes, traficantes,
mas que nausea dan tristeza,
no rozaron ni un instante
la belleza..." (Luis Eduardo Aute)

Estos "provocadores del hambre" son los que nos dan nausea a Aute y a mí.

Carlos dijo...

Para todas.

El hambre. (Miguel Hernandez).

I

Tened presente el hambre: recordad su pasado
turbio de capataces que pagaban en plomo.
Aquel jornal al precio de la sangre cobrado,
con yugos en el alma, con golpes en el lomo.

El hambre paseaba sus vacas exprimidas,
sus mujeres resecas, sus devoradas ubres,
sus ávidas quijadas, sus miserables vidas
frente a los comedores y los cuerpos salubres.

Los años de abundancia, la saciedad, la hartura,
eran sólo de aquellos que se llamaban amos.
Para que venga el pan justo a la dentadura
del hambre de los pobres aquí estoy, aquí estamos.

Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento.

Años del hambre han sido para el pobre sus años.
Sumaban para el otro su cantidad los panes.
Y el hambre alobadaba sus rapaces rebaños
de cuervos, de tenazas, de lobos, de alacranes.

Hambrientamente lucho yo, con todas mis brechas,
cicatrices y heridas, señales y recuerdos
del hambre, contra tantas barrigas satisfechas:
cerdos con un origen peor que el de los cerdos.

Por haber engordado tan baja y brutalmente,
más abajo de donde los cerdos se solazan,
seréis atravesados por esta gran corriente
de espigas que llamean, de puños que amenazan.

No habéis querido oír con orejas abiertas
el llanto de millones de niños jornaleros.
Ladrábais cuando el hambre llegaba a vuestras puertas
a pedir con la boca de los mismos luceros.

En cada casa, un odio como una higuera fosca,
como un tremante toro con los cuernos tremantes,
rompe por los tejados, os cerca y os embosca,
y os destruye a cornadas, perros agonizantes.

II

El hambre es el primero de los conocimientos:
tener hambre es la cosa primera que se aprende.
Y la ferocidad de nuestros sentimientos,
allá donde el estómago se origina, se enciende.

Uno no es tan humano que no estrangule un día
pájaros sin sentir herida en la conciencia:
que no sea capaz de ahogar en nieve fría
palomas que no saben si no es de la inocencia.

El animal influye sobre mí con extremo,
la fiera late en todas mis fuerzas, mis pasiones.
A veces, he de hacer un esfuerzo supremo
para acallar en mí la voz de los leones.

Me enorgullece el título de animal en mi vida,
pero en el animal humano persevero.
Y busco por mi cuerpo lo más puro que anida,
bajo tanta maleza, con su valor primero.

Por hambre vuelve el hombre sobre los laberintos
donde la vida habita siniestramente sola.
Reaparece la fiera, recobra sus instintos,
sus patas erizadas, sus rencores, su cola.

Arroja sus estudios y la sabiduría,
y se quita la máscara, la piel de la cultura,
los ojos de la ciencia, la corteza tardía
de los conocimientos que descubre y procura.

Entonces solo sabe del mal, del exterminio.
Inventa gases, lanza motivos destructores,
regresa a la pezuña, retrocede al dominio
del colmillo, y avanza sobre los comedores.

Se ejercita en la bestia, y empuña la cuchara
dispuesto a que ninguno se le acerque a la mesa.
Entonces sólo veo sobre el mundo una piara
de tigres, y en mis ojos la visión duele y pesa.

Yo no tengo en el alma tanto tigre admitido,
tanto chacal prohijado, que el vino que me toca,
el pan, el día, el hambre no tenga compartido
con otras hambres puestas noblemente en la boca.

Ayudadme a ser hombre: no me dejéis ser fiera
hambrienta, encarnizada, sitiada eternamente.
Yo, animal familiar, con esta sangre obrera
os doy la humanidad que mi canción presiente.

Patricia 333 dijo...

según el inventario de las culpas
nos será doblemente reclamado,
a cada cual su parte,
y ante tanta perversa indiferencia
habrá que demostrar si fuimos justos
de acción y de palabra,

Ser justos ,de acción y de palabra ... Mi muy muy muy muy muy querido Carlos gracias te doy por todos esos niños de todo el planeta que necesitan de corazones JUSTOS ,de acción y de palabra ... Como dice Van es un poema desgarrador pero que lamentablemente es verdad :(

Ya están las Fotos de Alexa :) mi bella Alexa DIOS la cuide y guié siempre y que tenga un Corazón como su abuela que al igual que tu nunca ha callado cuando ve la injusticia de estos niños que pasan hambre

PD .. Mi sobrina no quedo como Reyna pero es la Reyna de todos nosotros :) la Chica que quedo como Miss Nuevo León es muy bella

Hasta hoy he podido venir a saludare pero bien sabes que siempre estas presente :)

Besitos de parte de Alexa :) aquí esta junto a mi

Patricia 333 dijo...

Yo soy el niño que muere de hambre

Yo soy el niño que muere de hambre,
del que tanto te apenas, niña, el que asoma
en las noticias, en mitad de tu comida sobrante.

Soy moreno y negro, por las moscas
que cubren mi piel, ojos y boca,
ellas también tienen hambre.

No sé lo que es la muerte,
ni por que sucede todo esto;
solo he visto guerra y sangre.

Te doy pena, por que tú si sabes...


No rasgues tus bellas vestiduras,
ni abanderes demagógicas banderas,
el problema es mas profundo

Tanto te apenas al verme, que quizás,
abras la cartilla y me apadrines.
Soy tan tierno...
Doy tanta pena...


Tu, dormirás, no obstante, en paz,
yo, tardaré un poco mas en sucumbir.

Menos da una piedra en mi desierto.

Piensas que lloro de apetito,
como contarte que el hambre,
se pierde en el primer mes
que solo tomas agua y aire.

No lloro de hambre, niña, no lloro de hambre.

Lloro por mi madre.

La que no da pena
ni sale en las noticias,
que no tiene agua
para cubrir su llanto,
ni leche en sus pechos,
ni nada, de nada.

Tan solo me tiene a mí,
moribundo entre sus brazos

¿hay dolor mayor que a una madre,
se la muera un hijo en las manos?

Ella lo sabe y en cadáver es su viaje,
ayúdala a ella, niña, ayúdala a ella,
que a mí ya me dan por muerto
aunque te dé mas pena yo
al no asomar ella en la imagen.

Te dirán que en tu calle hay gente,
necesitada y con mil problemas,
que Dios es bueno, que Dios es malo,
que alguno se queda con la plata,
te dirán y no harán nada,
la demagogia es fácil y barata.

No pierdas tiempo señalando injusticias,
ni explicando que malos son los hombres,
sé justa tú y ponte a caminar, lentamente;
es él más eficaz de los mensajes.

Una acción mueve montañas
y las palabras, niña,
se las puede llevar el aire.


Carlos querido, se me quedaron tan grabadas estas palabras

sé justa tú y ponte a caminar, lentamente;es él más eficaz de los mensajes

Besos justos que salen de mi Alma

Claudio Ariño dijo...

Cuanta razón en tus palabras. Me encantó leerte.
Un abrazo.

Carlos dijo...

Hola Pato, uno intenta minimamente alzar un poco la voz y contar acerca de estas cosas que son bien sabidas por todas, pero es muy poco por cierto; hay gente que compromete su tiempo y sus acciones en paliar estas injusticias y ellos son realmente las personas valiosas.

Realmente doloroso el poema que me has dejado.

Tu sobrina es la reina de tu corazón y eso es lo que cuenta. :)

Besos de cumplemes para Alexa y más besos para tí.

Carlos dijo...

Gracias Claudio por acercarte a mis letras y compartir la bronca y la injusticia de saber que estas cosas siguen pasando en pleno siglo XXI.

Un abrazo.

unanotadiscordante dijo...

Querido Carlos, como vas?

Es duro pensar, que viniendo todos al mundo de la misma forma y marchando de la misma manera, las diferencias sean tan enorme en el recorrido. Lo peor de todo, es que quien mas sufren esas diferencias, son los más débiles, los más inocentes. Por si fuera poco, a perro flaco todo son pulgas, porque en situaciones extremas del sufrimiento, aún hay quien se aprovecha...
Que tristeza y que vergüenza pertenecer a la especie más destructiva...y. nos hacemos llamar humanos...vaya...

1 12 bikiño

Carlos dijo...

Hola Nota, la rabia se duplica porque es el mismo hombre el que explota y se aprovecha de sus semejantes. Además lo que indigna es el malgasto de tanto dinero en armas, habiendo gente que se muere de hambre cada día. Es muy triste.

Un beso.

Poetiza dijo...

Carlos, que triste realidad, y Dios duerme la siesta y no se da cuenta de lo que pasa. Te dejo un beso, cuidate mucho.

María dijo...

Seguramente el hambre, como tu desgarrador poema CARLOS,

sea de las cosas más dolorosas de leer y por las que más culpables debiéramos sentirnos todos, porque es cierto que no existe justificación alguna para que cada día permitamos todos, que miles y miles de personas mueran por ella, mientras nuestros cubos de basura están repletos de comida... Habiendo para todos en este mundo no diera permitirse jamás que unos tengan miles de miles de millones, mientras otros no tiene un pedazo de pan que llevarse a la boca... eso es algo que jamás he comprendido... dudo que lo pueda comprender nadie y sí, todo podemos ayudar...siempre estará bien y es necesario, pero muchísimo mejor que se reparta, para que no hubiera que ayudar, que todo el mundo tuviera lo que dignamente necesite, eso es lo justo.. lo demás, remiendos ¿en qué estaría pensando Dios cuando nos hizo tan defectuosos?:-)

Muuuuuchos besos y ESTO :-) también tú necesitas cuidarte...estás creciendo :-)

Muaaaaaaaaaaaakss y feliz domingo mi querido poeta...




PD
También para ti PATRICA bonita... ¡¡jo!! perdóname hace un montón que no me paso, a lo mejor ya has vuelto ... voy ahora a ver cómo estás :-)

Princesa115 dijo...

Esta verdad duele a los gobernantes o no? Ya ni lo sé....Es un grito desgarrador, un grito de basta ya...porque esos niños tienen que pagar lo que otros no saben hacer.
Tu poema derrama sensibilidad y ternura.
Ojalá nunca tengamos que escribir sobre estos niños que sin ir muy lejos lo podemos encontrar en cualquier parte

Un beso

Ahhhh y la dirección de la playa te la daré si eres bueno, jajajaj

Carlos dijo...

Si, Poetiza, es de una tristeza insoportable, ojalá algún día toda esa explotación termine para siempre.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola María, lo que más rebela es el destino defectuoso del dinero, porque se utiliza en la fabricación de armamentos en lugar de saciar una necesidad elemental como lo el hambre de los más inocentes. Y luego de la manera más desvergonzada se fogonean enfrentamientos estériles con el fin de justificar tal gasto, que lo único que provoca es mayos cantidad de muertes. Un verdadero despropósito por donde se lo mire.

En una de las películas de Woody Allen, este dice por boca de uno de sus protagonistas, que la humanidad ha producido ideas maravillosas, pero que en definitiva estas terminan desvirtuándose porque operan sobre una "especie fallida". :(

(agradezco el tentempié, y aclaro que si bien no tomo bebidas con alcohol, tampoco tomo leche) :)

Un beso.

Carlos dijo...

Princesa, yo no sé si realmente les importa a las clases dirigentes, porque si en realidad quisieran, no creo que fuese muy complicado reorientar las prioridades. Pasa que asaa tan lejos para ellos y como no les incumbe, no se ocupan en lo más mínimo.

Cuando uno habla del hambre tiende a pensar en las zonas más abandonadas del Africa, pero esto ocurre también en mi país, a kilómetros de la Capital. :(

(dando por descontado que soy muyyyy bueno, espero recibir por línea privada, la dirección pedida) :)

Un beso.

Carlos dijo...

A los que realmente puedan perder (o ganar) dos minutos, les recomiendo vivamente escuchar el audio de la canción que he dejado.

En parte tiene que ver con el espíritu del post y forma parte de la banda sonora de la peli "El jardinero fiel" (muy recomendable), que trata acerca de la experimentación que hacen las grandes empresas farmacológicas sobre las poblaciones más vulnerables del Africa.

El tema por cierto es muy doloroso pero la canción es bellísima.

Carlos dijo...

Kothbiro significa “lluvia venidera” en lengua Luo. Ayub Ogada nació al abrigo de una familia perteneciente al pueblo Luo de Kenya. De su cultura aprendió a tocar el Nyatiti, una especie de lira de ocho cuerdas, y el Djembé, instrumento de percusión de mano muy común en el África negra.

La canción parte de una melodía tradicional Luo que se canta cuando se avecinan tormentas. En Kenya es poco común que llueva, y el agua es todo un acontecimiento. Entonces se canta esta canción que cuenta a los niños que la lluvia está por llegar y que se debe poner el ganado a resguardo para salvaguardar la riqueza familiar. Aprenden a través de la canción lo que se debe hacer, pues muchos todavía no han visto llover nunca y no saben lo que eso significa.

En algunas formas de la tradición, el conocimiento se transmite de un modo subjetivo a través de la música. En sociedades con ausencia de escuelas, donde la educación se vive a través las familias y por transmisión oral, las canciones contienen pequeñas perlas de sabiduría que ayudan a los niños a comprender y aprender. Así, a partir de una experiencia física (acción) que se siente a través de una melodía y una letra (emoción), se comprende en profundidad lo sucedido (mente), produciéndose con ello un aprendizaje.

La belleza de la música tradicional recae en su transmisión de valores sociales, educativos, y en su utilización pues muchas tonadas se usan para momentos cotidianos en el trabajo, la crianza, las relaciones… Algo que se ha ido perdiendo en occidente, donde usamos muy poco la música en nuestra cotidianidad sino es como objeto de consumo.

Carlos dijo...

RealWorld, la discográfica que fichó a Ayub Ogada después de descubrirle tocando el Nyatiti en las calles de Londres, pretende fomentar y promocionar este tipo de música venga del lugar del mundo que sea. Sus discos son auténticas perlas.

Ogada forma parte ya de un elenco de excelentes musicos africanos con proyección en occidente, junto con Richard Bona (Camerún), Youssou N’Dour (Senegal), o Ladysmith Black Mambazo (Suráfrica), entre otros.

Carlos dijo...

La letra en Luo:

Hah
Hahye hahye aye hahye

Om maa na pum imjya
Kothbiro
Ke luru do ketaa-lha
BIS

Hah
Hahye hahye hahye

Yah yebi tom nuguee
Um kuru tili bare made
Kothbiro
Kem luru do ketaa-lha

Y su traducción:

Om maa, ¿oyes lo que digo?
La lluvia está por llegar
Trae a nuestro ganado de vuelta a casa

Yahye, los niños
¿Que es lo que estáis haciendo?
La lluvia está por llegar
Trae a nuestro ganado de vuelta a casa

Carlos dijo...

Kothbiro está incluida en el disco En Mana Kuoyo ”Simplemente Arena”- (RealWorld, 1993), y también se incluyó en la banda sonora de la película El Jardinero Fiel de Fernando Mereilles, 2005)

(y a seguir con el libro) :)

Patricia 333 dijo...

En cuanto regrese a casa escucho el audio ... Paso solo a saludarte en este Domingo con un SOL a todo lo que da o sea que hoy Salio el Señor SOL repartiendo fuego :) hace muchísimo calor

Mi princesita soy testigo de que Carlos es muy BUENO así que puedes confiarle esa dirección :)
MARÍA Bonita GRACIAS por pasar se que me tienes en tu corazón y te lo agradezco....

Bueno me retiro que es todo un ritual en esta casa para ponernos bonitas para ir a misa jajajaja
los quiero mucho ..

Como siempre les digo estarán en mis oraciones ..

Besos mi muyyyyyyyy querido Carlos
y digo muyyyyyyyyy por que se te quiere montones en esta casa que es tuya nuestra casa en Monterrey :)

Carlos dijo...

Escuchalo Pato, te va a gustar mucho la canción.

Por aquí también es un bello domingo de sol invernal.

Vaya a misa y pórtese bien. :)

Un besote.

Adriana Alba dijo...

Un conmovedor alegato Carlos!

Y hay hambres de todo tipo, las màs fàciles de saciar (creo) son las del cuerpo que son prioridad.

Nutrir el alma -por ejemplo- es lo que vos hacès con tus letras.

abrazos.

Beatriz dijo...

Niñó sin nombre,
niño sin tierra, niño con el alma crecida, niño vacío de infancia, con tiempos sin sonrisas ni voces que lo acunen.
Niños de amanecer maduro.

¡qué poco hace falta para arrancarles una sonrisa, para darles una infancia digna y sin embargo los "Señores" que manejan el mundo" se ocupan de mirar hacia otro lado!

Un abrazo.(desde mis relajados días de ocio y canículas)

Carlos dijo...

Hola Adri, todos los hambres nos disminuyen como personas. Aquellos que los provocan, por acción u omisión son doblemente culpables.

Beso que lleguen a Gualeguay.

Carlos dijo...

Ese es el tema, Beatriz, no crea que sea muy complicado intentar resolver el problema del hambre. Sólo basta encauzar el gasto teniendo como prioridad la defensa y el sostén del hombre como tal.

Disfruta, disfruta que te lo mereces.

Un beso.

Milu dijo...

Cuánto dolor leerte!

Un abrazo, poeta

Carlos dijo...

Un abrazo, Milu, sobrellevando el dolor juntos.

Mayte dijo...

Es importante no callar...es importante dar la mano...a quien lo necesite, sin mirar nada más.

Hermoso, Carlos, un abrazo.

Ana dijo...

Hola Carlos. Bellísimo y muy sentido poema. Cuántos céntimos infames en balas, misiles, y tantas millones de cosas más. No sé si algún dios condenará nuestras almas. Eso quizás venga después, pero mientras tanto?
Un abrazo!

PD: me encantó esa canción, y todo lo que encierra. Ojalá no se pierda toda esta herencia de nuestros ancestros, a veces por tradición oral, por cánticos, y otras de una manera que aún no llegamos a descubrir. Un beso!

Carlos dijo...

Hola May, si, hay que hablar, levantar la voz, no permitir que el tema se quede solo en el reclamo vacío.

Un beso para tí.

Carlos dijo...

Hola Ana, por lo que se percibe el problema está lejos de tener solución y los que tienen que intentar resolverlo viven mirando para otro lado. :(

La canción es bellísima desde lo musical y desde el mensaje que transmite. Gracias por escucharla.

Un beso grande.

Aldabra dijo...

un poema que sacude la conciencia... hago lo que puedo pero sé que podría hacer más, todos podríamos...

pero vivimos plácidamente instalados en nuestra sociedad de consumo, sin querer renunciar a comprar un libro, o una prenda de ropa o hacer un viaje...

y con sentir pena no basta.

biquiños.
Aldabra

Carlos dijo...

Aldabra, lo importante es hacer algo, aunque parezca mínimo es bueno sumar un granito de arena; en este tema los grandes responsables son otros.

Un beso.

Carlos dijo...

Será que no me ves, te veo.

van dijo...

Ayer me sorpendí cuando puse para escuchar el audio, no había leído que ponías una canción y la verdad que su belleza me pudo!!

Con este frío tu soneta parece sentirse más crudo, ni hablar de tu otro soneto, el niño que se alimenta con astillas de luna...

Te dejo un beso, un tecito y una bufanda virtual (a la espera de que llegue la prometida).

Carlos dijo...

Vange, es una canción increíble (te digo que a veces la escucho cuando hago la meditación diaria, como música de fondo yes una maravilla), no sé si leiste la letra y el porqué de que se canta. Es muy interesante.

Frío cruel por estos pagos y debe ser peor para quien no tiene techo para guarecerse. :(

Acepto bufanda virtual, espero bufanda real. :)

Un beso grande que te "abufande" el alma.

Carla Kowalski dijo...

Versos intensos que nos hacen pensar que estamos haciendo que permitimos que nuestros gobiernos destruyan el mundo con la guerra

Carlos dijo...

Gracias Carla.

Es muy triste lo que pasa, porque no sería tan dificil solucionarlo apelando a valores tales como la sensibilidad, la solidaridad, el respeto por los más vulnerables. En algo fallamos como humandidad cuando se nos muere una criatura inicente.

Patricia 333 dijo...

La he escuchado , me ha gustado muchísimo la canción y la música te llena de Paz

Besos por la noche :)

Carlos dijo...

Es muy bella Pato, me alegra que te haya gustado.

Un beso.

Teresita dijo...

Hola Carlos:
Mi saludo afectuoso y un abrazo.
Es realmente desagarradora la relidad, el futuro del mundo/ los niños/ estan muriendo de hambre y sin atencion médica, ni la más minima. Tantos millones que se gastan innecesariamte en las nuevas Guerras de reparto del mundo ente las potencias poderosas. Claro, que no se ha sido justo ni de accion ni de palabra.
Tantoso millones que tienen los ricos del planeta, que son los menos, y tanta pobreza, sin recursos.
Carlos, amigo, hermoso poema, muy humano, sensible, me gusta muchisimo, te felicito por este poema tan cargado de amor y denuncia.
Un beso
Tere

Carlos dijo...

Hola Tere, si el hambre de las personas inocentes es el pecado más grande que diariamente comete la humanidad y como tal nos denigra como personas.

Ojalá algún día esto cambie y por lo menos desde la poesía podamos denunciar a quienes lo provocan.

Te gustan los cuentos?? pásate por el último post. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Lo vuelvo a dejar en el cumple del querido John Lennon, "puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único"(Imagine).

Tita dijo...

Querido Carlos este poema remueve el alma,que sufrimiento tan sin sentido para estas criaturas.

Gracias por este bello poema y por acercarnos de esta maravillosa forma a estos problemas.

Hacia unos dias que no pasabe ,mi PC dijo hasta aqui y me dejo tirada,es un mal amigo,hoy ya le rescate.

Un besazo ,buen fin de semana

Rembrandt dijo...

"...La vida, negra de vida,
se trepa por la alambrada
de los que no tienen nada..."

Nada desgarra más el alma que ver un niño solo, desamparado y hambriento. Pero como si esto fuera poco vamos por más, las imágenes actuales bastan para ver el grado de desesperación de familias enteras buscando un lugar en el mundo donde vivir en paz. VIVIR!
Es irónico porque gralmente son las naciones más poderosas las que provocan este nuevo éxodo y a la vez ofrecen (“con ciertas condiciones”) el ansiado asilo. Pueden ser más ……?! Sí, hay las que ni siquiera eso.
Me duele en el corazón lo que pasa como a cualquier ser humano bien nacido. Me cuesta tener esperanzas de que algo cambie (para mejor) aunque sigo pensando hasta donde se tensará el hilo?

Has recordado hoy a John , hago extensivo ese recuerdo tuyo con algo que encuentro oportuno y necesario evocar.

https://youtu.be/hUvpDzqEyJg

Te abrazo querido Poeta.
REM

Carlos dijo...

Hola Ana, lo terrible es que este poemas fue escrito hace bastante tiempo y nada ha cambiado y más terrible aún, nada va a cambar.

Somos como decía Woody Allen en una de sus películas, una especie fallida.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Rem, yo no creo que vaya a cambiar nada, fuera de alguna tapa de los diarios una vez cada tanto, de las fotos de algún chiquito muerto como ocurrió con el niño kurdo, y pará de contar.

Eso sí, los grandes capitostes se desgarrarán las vestiduras y llorarán en cámara ante tal situación y luego se subirán a su Mercedes para irse de veraneo a alguna playa privada.

Mucho cinismo, pero si hay un dios, (que no creo) algún día se nos juzgara por lo que hicimos y peor, por lo que no hicimos.

A John hay que recordarlo siempre.

Un beso.