martes, 27 de marzo de 2018

Noir

Encendió con desdén un cigarrillo
y apagó la cerilla con el dedo,
pensó en ella otra vez y tuvo miedo
de morir a traición en un pasillo.
Palpó el arma en el hueco del bolsillo
(su elección y su credo),
y la muerte con ánimo de enredo

cebada en los amagues del gatillo.
—Demasiada quietud, pensó un momento
y un enjambre de balas en el viento
rompió las claridades de aquel día.
Quizás la piba sola allá en la pieza...
Acaso la certeza
de saber que esa noche moriría. ©


Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Raúl Allen.
Recitado en Radio UAI.

55 comentarios:

Carlos dijo...

Como muchos de ustedes saben, me encanta el cine y no tengo predilección por ningún género específico; basta que la historia sea buena y allí estará Carlitos sacando entrada. :)

Igualmente me pierde cierta estética del "cine negro" y siempre quise escribir algún soneto que reflejase en catorce renglones el espíritu tenebroso y oscuro que lo caracteríza. (desde entonces he podido escribir algunas historias que en su oportunidad supe volcar en el libro)

Aquí les dejo una de ellas acompañando por un dibujo increíble de Raúl Allen.

Muchas veces pienso que hubiese dado un pedacito de mi alma, por estar acodado como Humphrey Bogart, contra la pared de un oscuro callejón, prendiendo un cigarrillo en la penumbra (eso que yo no fumo) levantándome el cuello del piloto y murmurando entre dientes el nombre de la mujer amada. :)

Besos y abrazos.

Carlos dijo...

Raul Allen www.raulallen.blogspot.com


Es un ilustrador que transforma en Arte el mundo de la ilustración. Color, movimiento y sobre todo esa pasión por contar historias que deja impresas con una técnica y una creatividad particular.

En su web y en su blog van a poder encontrar muchos más información que los sorprenderá gratamente.

Carlos dijo...

El cine negro o film noir es un género cinematográfico que se desarrolló en Estados Unidos durante la década de 1940 y 1950.

Se suele considerar como la primera película de este tipo a El halcón maltés, de John Huston, con Humphrey Bogart y Mary Astor, estrenada en 1941.

El término de film noir fue acuñado por primera vez por el italiano Nino Frank y es usado por la crítica cinematográfica para describir un género de definición bastante imprecisa, cuya diferenciación de otros géneros como el cine de gángsters o el cine social es sólo parcial.

Habitualmente, las películas caracterizadas como de cine negro giran en torno a hechos delictivos y criminales con un fuerte contenido expresivo y una característica estilización visual. Su construcción formal está cerca del expresionismo. Se emplea un lenguaje elíptico y metafórico donde se describe la escena caracterizado por una iluminación tenebrosa en claroscuro, escenas nocturnas con humedad en el ambiente, se juega con el uso de sombras para exaltar la psicología de los personajes.

Algunos de estos efectos eran especialmente impactantes en blanco y negro. Al mismo tiempo, la personalidad de los personajes y sus motivaciones son difíciles de establecer (caso paradigmático son los detectives privados, frecuentes protagonistas del género, tales como Sam Spade o Philip Marlowe). Las fronteras entre buenos y malos se difuminaban y el héroe acostumbra a ser un antihéroe atenazado por un pasado oscuro.

Anónimo dijo...

Wow Carlos

El soneto divino y la imagen le quedo "que ni mandada a hacer" Buen trabajo de Raul Allen, ya mismo me doy una vuelta por su blog a ver que más descubro.

Y que te digo del cine negro, me encanta, la primera peli de éste género que vi fue "The postman always rings twice"

Alguna de Orson Welles, Fritz Lang y Hitchcock entre otros más.

UN post maravillosamente y deliciosamente cinefilo!

BESOTES CARLOS!

Eva dijo...

Esta entrada está hecha del material con el que se hacen los sueños. :)

Iba leyendo el poema y en mi mente se proyectaba un película donde se mezclaban los personajes de Halcón Maltés con los de la Dalia Negra.

Patricia 333 dijo...

Muchas veces pienso que hubiese dado un pedacito de mi alma, por estar acodado como Humphrey Bogart, contra la pared de un oscuro callejón, prendiendo un cigarrillo en la penumbra

como Humphrey Bogart y con lo romantico que eres para escribir

me voy directo a ese cuarto que tienes para desmayos :)

333 Besos :)

Iba a decir 333 Besos oscuros pero soy chica seria :)

Patricia 333 dijo...

tal vez fuera la lluvia o la tristeza,quien sabe, la certeza
de saber que esa noche moriría.

Me imagino que murio en un callejon oscuro traicionado , que triste .

Besosss

Alegría. dijo...

Me ha encantado, la suave indolencia que trasmite al dirigirse a un futuro de lo menos incierto y la pequeña brizna de esperanza que se deja atisbar, quedando aniquilada... creo.
Un beso.

guillermo elt dijo...

Buenos días don Carlos... :)

Fíjate, que no asocio yo el cine del género negro, si no es en blanco y negro... Sí, así es... ya ves.

En él, no hay nada que no deje al espectador indiferente: tiros, reyertas, pasión, investigación, desdén... "Rasca y gana"... jeje (sí, lo digo por el "maltés"

El poema, estupendo... "la crónica de la muerte anunciada", tal vez???

:)

Un Abrazo.

MaLena Ezcurra dijo...

Uno puede morir de tantas cosas, por ejemplo leyendo tus sonetos.

Inmensos versos!


Un abrazo entre el humo del cigarrillo.



M

...flor deshilvanada dijo...

Buen día, Poe!!

Tu soneto está impecable, nos instala dentro de la pantalla del cine, hasta la humedad de la noche se siente...

Como me conocerás, no soy de ver este tipo de cine, pero si me dicen que vas a estar vos en el papel de de Humphrey Bogart, me veo la pelicula entera jajaja

Un beso inmenso en este día de llovizna.

Carlos dijo...

Hola Será, humm, veo que eres bastante entendida en esto del cine negro; a mí me fascina el clima que se logra en este tipo de películas, llena de personajes perdidosos, mujeres pérfidas, noches brumosas.

El dibujo de Raúl es maravilloso y rewume un poco lo que cuenta mi soneto.

Un beso grandote.

Carlos dijo...

Eva, que bueno que mi soneto haya sido como una suerte de entrada al cine. (me debes los pochoclos) :)

Ojo, no me cuentes como termina la peli. :)

Un besote.

Carlos dijo...

Pato, en el cine negro los besos generalmente son oscuros. :)

Y yo de Bogart lo único que tengo tengo es el sombrerito, pero vieras lo bien que me queda. :)

Besos claros. :)

Carlos dijo...

Si Pato, imaginas bien, la muerte sabe esperar. :(

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Ale, el personaje del soneto inevitablmente camina hacia la muerte, como dices se intuye una pequeña esperanza de salvación, pero no apostaría nada por ella.

Un besote.

Carlos dijo...

Hola don Guille, has descripto muy bien la esencia del cine negro, y como ese clima te va atrapando y de a poco te quita el aire y te llena de desasosiego.

Además esa mujeres fatales que se apoderan de hombres sensibles y vulnerables como nosotros. jajaja. La historia de siempre.

Hay muertes que son inevitables.

Un gran abrazo.

Carlos dijo...

No se me muera Malenita y por favor deje de fumar. :)

A través del humo alcanzo a ver las facciones de un rostro bellisimo, Parece el suyo.

Un besote.

Carlos dijo...

Evi, qué bueno que hayas podido percibir el espíritu del soneto.

Tené cuidado con los escalones que la sala está oscura. :) Dame la mano.

Bogart en Casablanca, qué maravilla. "Tócala de nuevo Sam". :)

Besos cinematográficos.

Darilea dijo...

Hemos visto, este soneto de cine-negro con las rimas de unas balas
certeras directas al corazón..
:-) Un beso Carlos, siempre son geniales tus poemas.

Carlos dijo...

Hola Dari, a tí te he reservado las butacas de adelante para que no te ierdas detalle. :) lo único es que tendrás qe tener cuidado on las esquirlas.

Los sueños son de rojas madrugadas,
de asfixia con almohadas,
de sangre derramada en el colchón;
de oscuros callejones sin salida,
del último segundo de la vida,
del tiro al corazón.

Gracias por piropear mis letras.

Un beso.

Carlos dijo...

El cine negro presenta una sociedad violenta, cínica y corrupta que amenaza no sólo al héroe/protagonista de las películas sino también a otros personajes, dentro de un ambiente de pesimismo fatalista. Los finales suelen ser agridulces cuando no presentan directamente el fracaso del protagonista. Otro punto característico del cine negro es la presencia de la femme fatale, la mujer fatal que, aparentemente inofensiva, puede conducir a sus víctimas al peligro o a la muerte. Las novelas de Dashiell Hammett y Raymond Chandler son frecuentes fuentes de los guiones del género.

Carlos dijo...

En un sentido estricto, el film noir fue aquel que reinó en Hollywood en los años cuarenta y la primera mitad de los cincuenta con argumentos y personajes de índole criminal. Detectives privados y policías de moral dudosa, vampiresas tan atractivas como letales, poderosos magnates de vicios ocultos, delincuentes profesionales y ciudadanos corrientes súbitamente situados al margen de la ley por un mal paso... Toda una constelación de seres cínicos, desilusionados y corruptos protagonizó los largometrajes de este género en su hora dorada. Cuando la división entre buenos y malos se difuminó ostensiblemente. Cuando villanos y héroes -llamarlos antihéroes es más adecuado- acostumbraban a ser duros solitarios, generalmente atados a un pasado comprometedor, dueños de un presente violento y un futuro sin esperanzas.

...flor deshilvanada dijo...

Tenés la mano calentita, no me sueltes que me da miedo la oscuridad... :P

Bueno, ves?? Casablanca me gusta!

Un beso enorme!!

Carlos dijo...

Evi, la próxima vez tenemos que llegar más temprano. :) (mujeres) :)

Casablanca es "la película".

Besote.

Carlos dijo...

A nivel estilístico, el film noir reflejó su apatía con escenas realistas de sombras acusadas. Aunque los ambientes rurales y pueblerinos proporcionaron páginas memorables del cine negro, fue la ciudad, preferentemente de noche, el escenario más frecuentado por los grandes creadores de esta tendencia pesimista, angustiosa, fatalista. Las películas originales se caracterizaban por una iluminación tenebrosa en claroscuro, escenas nocturnas a veces por calles de pavimento húmedo y resbaladizo, el uso de sombras para realzar la psicología de un carácter (planos de sombra en la cara que sugerían el lado oscuro no revelado de la personalidad) o la situación narrativa (por ejemplo, sombras en forma de reja que daban sensación de estar atrapado), un marco claustrofóbico y composiciones desequilibradas.

Carlos dijo...

John Huston, Howard Hawks, Billy Wilder, Orson Welles, Otto Preminger, Robert Siodmak y Alfred Hitchcock se cuentan entre los directores más representativos. Con respecto a los intérpretes, Humphrey Bogart, estrella de la Warner -la productora señera de las películas de gángsters y presidiarios de los años treinta-, había de convertirse en el prototipo del duro cinematográfico. John Garfield, Fred MacMurray, Richard Widmark, Lauren Bacall, Barbara Stanwyck, los incombustibles James Cagney y Edward G. Robinson y la pareja formada por Alan Ladd y Veronica Lake también descollarían entre los actores que prestarían su estampa a los tortuosos y aguerridos personajes del género negro.

Ascanio dijo...

Jajajajajaja me gustó mucho... sabes Carlos, lo primero que me vino a la mente después de leerlo fue el tema del cantante de los cantantes (salsero) Héctor Lavoe "Juanito Alimaña".
http://www.goear.com/listen/29587ce/
juanito-alima%C3%B1a-willie-colon-y-hector-lavoe

Abrazos,

Alf.

Carlos dijo...

Cumpa, nosotros dos tranquilamente podríamos actuar en un film de esos, interpretando a dos detectives que vuelven de continuos fracasos y abandonados por todas las mujeres del mundo. jajaja.

Ya iré a ver de que se trata don Juancito Alimaña.

El abrazón de siempre.

Unmasked (sin caretas) dijo...

uff que bueno...y ese dibujo, y ese todo.


Senti el arma en el bolsillo :) excelente, me encanto y no lo digo porque si, sino proque me en-can-to
el cambio de tematica

Congratulations :)
mi carino siempre:)
Petra

Aldabra dijo...

pues se ha cumplido tu sueño, Carlos porque has hecho un soneto genial y muy del estilo que pretendías.

Es un micro perfecto.

Hombres duros, mujeres de vida disipada, callejones, cigaroos, y la certeza o no de que la muerte está al doblar cualquier esquina.

Fantástico el soneto y por supuesto también el dibujo.

biquiños y buen finde.

Carlos dijo...

Hola Pia,me alegra haberte encantado y que hayas podido percibir el arma en el hueco del bolsillo. Estas historias negras tienen un encanto especial,entre tenebroso y melancolico-

Beso grande y que todo mejore.

Carlos dijo...

Hola Aldabra,comento bajito porque estoy a la vuelta de la esquina y escucho pasos por todos lados; puede que no me quede mucho tiempo, ellos averiguaron todo y han puesto precio a mi cabeza; si muero,cuentale que nunca la he olvidado. :)
El dibujo de Raul es increible.

Bicos peligrosos. :)

Carlos dijo...

Pocos seres inventados por y para el celuloide han sido tan atrayentes, enigmáticos, ambiguos, queridos y odiados como las mujeres fatales. Han existido desde que el cine es tal y en todos los géneros del mismo, aunque alcanzaron su máximo esplendor, sin duda, con el cine negro americano, fundamentalmente entre 1941y mediados de los años 50

la mujer fatal más fascinante es aquella que juega con la ambiguedad, sabe jugar con este sentimiento. Utiliza su belleza y su sexualidad como armas para lograr lo que desea mediante la seducción.La femme fatal utiliza su cuerpo como señuelo, con él provoca, intriga, miente y manipula utilizando como armas la belleza y la sexualidad, que le sirven para obtener beneficios lucrativos. Su elección moral tiene como núcleo su objetivo de ascensión social: el poder, el dinero, el lujo. Por ello está dispuesta a arriesgarse con una determinación única en el cine.Por todo esto, esta heroína generalmente se encuentra fuera de los límites de la familia nuclear y el triángulo amoroso se convierte en la estructura narrativa dominante de estas películas.

Utiliza su fina sensualidad y sus pérfidas miradas para reclamar la atención de quien observa como actúa y desde allí se permiten el lujo de utilizar un arma, fumar, cantar, conducir intrépidamente, desear el dinero sin pudor, etc. La mujer fatal es bella, inteligente, valiente, ... pero peligrosa: el cine negro relaciona su inteligencia con el fatalismo. En las novelas negras y películas de este género es descrita con un halo de deseo sexual implícito ante el que los hombres se rinden sin resistencia, aunque saben que esta mujer puede ser su perdición.

Pero, tras esta fachada, nos encontramos una característica fundamental de la mujer fatal: su soledad. Viste de negro como las viudas; es una mujer que ya ha estado con un hombre y su pasado le persigue allá donde vaya o conozca a quien conozca. No tiene familia, siempre está huyendo de algo, su familia forma parte de un rincón oscuro de su mente que no quiere recuperar.

Las autenticas mujeres fatales viajan solas, fuman solas, beben solas, es un tipo de mujer que como casi todo el cine negro sólo puede darse en las ciudades, lugares donde encaja a la perfección su figura con cigarrillo y gabardina. Una combinación de fuego y agua que marca el caracter ambiguo de su conformación y de su sexualidad tan pronta para encenderse como a desaparecer en la lluvia.

Entra y sale de bares, juega en los casinos y vive en hoteles: la única lumbre del hogar que existe para la mujer fatal es la que arde en el extremo de su cigarrillo. A veces pueden compartir un cigarrillo o encenderselo a un hombre como quien enciende una pasión. Es una imagen de mujer a base de unos pocos trazos, tan leves que parece algo intangible, etereo como es el destino o la muerte.

La mujer fatal es la personificación de la incognita bajo todos los disfraces: la extranjera o la escondida, travestida de hombre, con velos o pieles, con sombreros, gafas oscuras y guantes, todas esas prendas que sirven para dar trascendencia a la desnudez. Pero al mirarla de frente no encontramos más que un reflejo, es ni más ni menos el fantasma que cada uno llevamos dentro.

Carlos dijo...

Algunos ejemplos:

Barbara Stanwyck en Perdición
(1944)

Ava Gardner en Forajidos (1946)

Mary Astor en El Halcón Maltes 1941)

Lana Turner en El Cartero llama dos veces (1946)

Rita Hayworth en La dama de Shanghai (1947)

Jean Simmons en Cara de angel 1953)

Jane Greer en Retorno al pasado 1947)

Joan Bennett en Perversidad (1943)

Marlene Dietrich en El angel azul 1930)

Gloria Grahame en Deseos humanos 1954)

...flor deshilvanada dijo...

Bueno Poe, la próxima vez pasame a buscar un rato antes (hombres...) ajajja

Lindo finde largo, reee largo, disfrutá y descansá!!

Te dejo cinco besos, uno por día, porque no voy a andar por la compu.


Muask
Muask
Muask
Muask
Muask

Carlos dijo...

Vale. :) (es que había mucho tráfico con esto de los cortes por la pastera) :)

Gracias, igualmente para tí, feliz vacación "desbloguera".

Besote.

Carlos dijo...

Supongo que todos la conocen, pero por las dudas les dejo la letra de una canción de Joaquín Sabina, que tranquilamente puede ser considerada un corto de cine negro. Si alguien nunca la escuchó, yo haré de cuenta que no me he enterado, pero urgente vayan a you tube y ponganlá.

El caso de la rubia platino / Joaquin Sabina

Me adelantó un talón de setecientas,
Más gastos, sin contar otras quinientas
En fichas del casino,
Mi último tren llegaba con retraso,
Así que decidí aceptar el caso
De la rubia platino.
Yo era un huele-braguetas sin licencia,
Quemado en la secreta por tenencia,
Extorsión y líos de faldas,
Estaba, como buen ex-policía,
A sueldo de un pez gordo, que sabia
Cubrirse las espaldas.
Ninguna zorra vale ese dinero,
Pensé, mientras dejaba mi sombrero
Nuevo en el guardarropa,
Cantaba regular, pero movía
El culo, con un swing, que derretía
El hielo de las copas.
Cuando salió, por fin, del reservado,
Sentí que las campanas del pasado
Repicaban a duelo,
La última vez que oí esa melodía
Me recetaron tres años y un día,
Más iva, en la modelo.
Para jugar al black jack y ser un duro,
Andar escaso de efectivo
Es igual que pretender envidiar,
Con un farol, al futuro,
No por casualidad
Me temen en los casinos,
Me daban diez de los grandes por el caso
De la rubia platino.
Los besos que te dan las chicas malas
Salen más caros cuando los regalan
Y huelen a fracaso,
Pero el croupier me echaba cartas buenas
Y la rubia platino era morena
Y el caso era un gran caso.
En un bistró, del puerto de marsella
Nos fuimos demorando, entre botella
Y botella de oporto:
-los que pusieron precio a tu cabeza-
Le dije exagerando su belleza,
- se habían quedado cortos-
Puede que me estuviera enamorando,
Porque, antes del café, cambié de bando,
De hotel y de sombrero.
Mi viejo puso un cuarto, con dos camas,
Fingiendo que la dama era una dama
Y su hijo un caballero.
Ni siquiera, señores del jurado,
Padezco, como alega mi abogado,
Locura transitoria.
Disparé al corazón que yo quería,
Con premeditación, alevosía
Y más pena que gloria.
Para jugar al black jack y ser un duro,
Andar escaso de efectivo
Es igual que pretender envidiar,
Con un farol, al futuro,
No por casualidad
Me temen en los casinos,
Diez de los grandes por seguirle, los pasos,
A la rubia platino.
Para volver a ser alguien, en el ambiente,
Necesitaba un par de buenos clientes,
Algo para mis vicios y un despacho decente,
No dan para comer las putas del barrio chino,
Todos los lunes no me encargan el caso
De la rubia platino.
Para no ser un cadáver, en el tranvía,
Aparte de tener gramática parda
Hay que saber, que las faldas, son una lotería;
Con luz de gas brilló mi lámpara de aladino...
Me daban diez de los grandes
Por el caso de la rubia platino.

El Éxodo dijo...

Hola, Carlos. No, no tengo ni idea de qué ha podido ser de Marta. Aunque yo ya venía pensando con tristeza que no tardaría mucho en "desaparecer". De hecho hizo varios amagos y yo la bombardeaba con comentarios pidiéndole su vuelta. Una mujer, una persona encantadora, Marta. Pero quiero pensar que está bien, que es feliz como pocos. En bastantes de sus ausencias yo intuía, espero que con acierto, que se había alejado porque estaba feliz. Yo también la echo mucho en falta, sin haberla visto nunca en persona la consideraba y considero una gran amiga. Estoy convencido de que de cuando en cuando nos visita en silencio.

Un abrazo.

Rafa.

Eva dijo...

Creo que todas las mujeres soñamos alguna vez con ser una femme fatale.
Con los años terminamos aceptando nuestro destino de Chica Almodovar (un poco listas, un poquitín bobas y al borde de un ataque de nervios).

Carlos dijo...

Eva, yo creo que nunca han dejado de ser "mujeres fatales" desde la primer Eva y si no, pregúntale a Adán. :) (y eso es bueno)

Y las chicas Almodovar, tienen lo suyo. :)

Ascanio dijo...

Carlos:

Cumpa, nosotros dos tranquilamente podríamos actuar en un film de esos, interpretando a dos detectives que vuelven de continuos fracasos y abandonados por todas las mujeres del mundo. jajaja.

---------------------------------
Genial!!! eso significa que estamos entre los malos... y eso es bueno, porque somos los verdaderamente amados. Como dice una amiga mía, "las mujeres aman a los malos, matan a los buenos... y se casan con los idiotas". Dios nos salve de lo últimooooo...XD.

Alf.

Carlos dijo...

Alfredito, igualmente tendríamos que dejar en claro (firmado inclusive en el contrato) cual de los dos se queda con la protagonista, estas cosas siempre provocan problemas.

Creo que me correspondería a mí, pero hay que ver que decide el director. :)

A mí los papeles de malo, me sientan como anillo al dedo.

Carlos dijo...

El mito Bogart

Un terrón de sarcasmo en la mirada, una mano de melancolía en el modo de sujetar el arma, un nudo en la garganta de la gabardina y el aire majestuoso de quien está posando para la eternidad: he aquí la imagen que deja Humphrey Bogart en un poster para los siglos venideros. Porque Bogart es uno de los seis o siete pósters que no se han caido de la pared de nuestra cultura, junto al de Jesucristo, al de Marilyn, el Che, Marlon Brando, la lengua de Mike Jagger y poco más. Claro que quien aparece en ese poster no es exactamente Humphrey Bogart: es Humphrey Bogart y Philip Marlowe y Sam Spade y una muestra del tejido que recubre los sueños del hombre...

Con estas palabras, Oti Rodriguez Marchante describía lo que es la figura de Bogart y su significado en la cultura popular del siglo XX. Bogart ejemplifica el tipo duro pero sensible lleno de cinismo y con un alto grado de melancolía, un cinismo que no es más que un coraza con la que protegerse de este mundo tan incomprensible.

Humphrey Bogart nació el 23 de enero en 1899 en Nueva York en el seno de una familia de clase media. Participó en la Primera Guerra Mundial donde sufrió un accidente que le semiparalizó su labio superior, lo que le otorgó esa peculiar forma de hablar.

Tras debuar en el cine con "A devil with women" (1930) Bogart se encasilló en una serie de papeles de ganster de segunda, de villano de mediopelo o similares en películas para la Warner como "Dead End" (1937) de William Wyler, "Angeles con caras sucias" (1938) de Michael Curtiz o "Los violentos años veinte" (1939) de Raoul Walsh.

En 1941 actuaría la que se considera película fundacional del género negro: "El halcón maltés", de John Houston. Fue la aparición de un nuevo Bogart, con todas las características que le acompañarían en los personajes que interpretaría desde entonces y que le convirtieron en mito y en la imagen que hoy tenemos de él. Era un personaje duro pero a la vez que soñador y romántico, con un código ético muy personal y único.

Al año siguiente, "Casablanca" (1942) de Michael Curtiz haría de él un ídolo y un mito para todas las generaciones cinéfilas. En 1946participa en el "El sueño eterno" de Howard Hawks, donde se convierte para siempre en Philip Marlowe, un personaje que escupe unos diálogos impregnados de un sentido del humor agrio, hiriente, que revelan su desconfianza en el género humano, a la par que muestra su enorme atractivo hacia las mujeres; es este un film de atmosfera, de ambiente, donde predomina la oscuridad, las calles húmedas, los tonos sombríos como si todo fuera una metáfora del ambiente de corrupción y decadencia generalizada del que emerge la integridad de Marlowe.

Si los cuarenta fueron buenos, los cincuenta serían también por el mismo estilo en su primera mitad, ya que el fatal desenlace de su enfermedad nos privaría del gran Bogey para siempre. :(

El Éxodo dijo...

Sí, Carlos, habías dejado esas letras, pero yo también preferí borrarlas al ser una conversación, si no privada, personal.

Yo sigo pensando que Marta vive feliz, pero, amigo, eso que me has recordado de Kenia y los aviones, me ha preocupado. A ver si se me ocurre el modo de contactar con ella donde quiera que esté.

Tus sonetos también son magníficos.

Un abrazo.

Ps. Te dejo mi mail. rafaleon1961@yahoo.es

Carlos dijo...

Amigos, les dejo (fresquito, fresquito) el audio de mi último contacto con Ana Garrido, que continúa cediéndome aire, domingo tras domingo, para difundir mi poesía.

Yo, más que agradecido.

Saludos domingueros.

Anónimo dijo...

Usted con sus catorce versos tejió una escena del cine noire.
Leo su soneto detenidamente y no puedo dejar de visualizar famosas escenas del cine de culto.

Lo felicito por las reseñas adjuntas, son para no perderse reglón.
Y le cuento que a mi no me gusta ser femme fatal, prefiero ser YO con todo lo que eso desencadena. :)


Un beso y feliz bicentenario.



María.

MaLena Ezcurra dijo...

Ays Carlos que bonitos quedan tus sonetos en la voz de tan delicadas "decidoras"


Me gustan mucho los archivos de audio, mis felicitaciones a Ana.


Feliz día de la patria.


Un abrazo masticando pastelitos de membrillo.


M.

Carlos dijo...

María, ustedes para nosotros, los hombres son todas "mujeres fatales" :)

Es bueno que hayamos podido ir al cine tomados de la mano; la próxima vamos a ir a ver una de besos. :)

Agradezco tu mención a los comentarios que agrego, no siempre la temática de los sonetos me lo habrá de permitir, pero cuando sea posible, a mí también me gusta aportar materisl informativo.

Beso para ti y feliz día de la Patria.

Carlos dijo...

Male, el que come y no convida tiene un sapo en la barriga. :) (que feo comer sola)

Escuchaste el audio de la radio??, te gustó??, está bueno que te permitan difundir las cosas que uno escribe, a mí me causa un placer muy grande. Ana es muy generosa.

Beso con la escarapela en los labios (en los tuyos) :)

Carlos dijo...

Frases célebres:

Humphrey Bogart: Nací cuando ella me besó. Morí cuando me abandonó. Viví unas semanas mientras me amó.

En un lugar solitario (1950) de Nicholas Ray

Fred MacMurray: Sin embargo, de camino del bar..., pensé que todo acabaría mal. Parece absurdo, pero es cierto. No oía mis pasos. Eran los de un hombre muerto.

Perdición (1944), de Billy Wilder

John Dall: Seguiremos juntos, Laurie. No sé por qué. Quizá seamos como un arma y su munición siempre unidos.

El demonio de las armas (1949), de Joseph Lewis

Fred MacMurray: ¿Porque no has disparado? No me digas que has estado enamorada de mí todo este tiempo.

Barbara Stanwyck: No. Jamás te amé. Ni a ti ni a nadie. Estoy podrida por dentro. Como dijiste, te he utilizado. No significabas nada, hasta hace un momento, que no pude disparar. Jamás lo hubiera imaginado.

MacMurray: Lo siento, no te creo

Stanwyck: No me importa, abrázame

MacMurray: Adios, nena

Perdición (1944), de Billy Wilder

Carlos dijo...

Robert Mitchum (voz off): Nunca la ví a la luz del día. Vivíamos por la noche. El resto del día se iba como un paquete de cigarrillos que te fumaras.

Retorno al pasado (1947), de Jacques Tourneur

Sidney Greenstreet: Ese tipo me pone nervioso.

Peter Lorre: ¿Por qué?

Sidney Greenstreet: Me ponen nervioso todos los tipos a los que no les interesa el dinero.

El Halcón maltés (1941), de John Houston

Hacía calor, recuerdo el perfume de las flores en la calle. No imaginaba que un asesinto olía a madreselva.

Perdición (1944) B. Wilder.

Raymond Massey: Tiene algo en su conciencia, pero ¿qué mujer no lo tiene?

La mujer del cuadro (1945), de Fritz Lang

Patricia 333 dijo...

Te he escuchado ....


Me gusta Me gusta Me Gusta ,Tu voz y lo que dices :)

Carlos dijo...

Qué bueno que lo escuches, Pato y que te guste mi voz y lo que digo. :)

Un besote.

Carlos dijo...

La rubia platino / Sabina. Una joyita literaria.

https://www.youtube.com/watch?v=TptRqnxJZ4Q