lunes, 19 de marzo de 2018

Desamarse

Me contaba del mar y del silencio
que precede al estruendo de la ola,
de morirse de sed a fuego lento
lo mismo que un león de sangre roja.
Del hechizo febril y el sortilegio
de andar con cuatro besos en la boca,  
ardida, sin razón y sin remedio,
al alba de cien noches lujuriosas.
Hablaba del amor y el desgobierno 
de morderme la piel como una loba
con hambre insatisfecho.
De correr a mis brazos sin aliento, 
una vez y otra vez y tanto y toda.
Pero yo no me acuerdo. ©

Del libro de poemas Oceanario.
Sobre un relato de un bolero de Chico Novarro.

26 comentarios:

Carlos dijo...

Una vez y otra vez y tanto y toda...

Francisca Quintana Vega dijo...

Pues, para no acordarse, amigo Carlos...ha convertido lo que le fuera que le dijere, en un poema, dentro de la alta gama que poseen todos los suyos. Mi cordial saludo.

Carlos dijo...

Francisca, como verá, son cosas que ella me cuenta, por cierto, yo no pongo en duda la veracidad de las mismas, pero yo no me acuerdo. :)

Un saludo para Ud.

tita dijo...

Carlos,fantastico.

Una vez y otra vez y tanto y toda..
suena a musica.
Es dificil no acordarse,creo.
Ya te he dicho alguna vez que Oceanario tiene unos sonetos maravillosos.
Un beso,si vienes te escuchare.


Carlos dijo...

Gracias Ana, el verso que señalas fue el que más modificaciones sufrió. :). Que te haya gustado me tranquiliza.

Supongo que hoy iré. Nos vemos luego.

Un beso grande.

Sandra Montelpare dijo...

Buenas y sueñeras tardes, Carlos
Desperezarse y leer el blog roll no es aconsejable porque después una se levanta lobuna y sedienta de achurar textos.
El soneto es una ola de pretérito imperfecto pero lo que me parece más que bien es que corte ese polisíndeton del penúltimo en seco con una daga en presente en el último verso que cierra redondito redondito con el título.
Esto es, nada que objetar, poeta.
De mordiscos, noches lujuriosas y bocas ardidas otro día le cuento cuando esté más despierta.
Un beso

tita dijo...

Que delicia escucharte recitando estos sonetos,los cuatro hermosos el primero ya te dije antas que me parecia genial,pero ahora mas aun y amigo, una ternura el recuerdo a tu abuelo,con ese soneto y tu cariño ,el recitado ha sido de diez.
Un gusto escucharte Carlos.
Buenas noches.
Un beso

Carlos dijo...

Benas y novembrinas tardes Sandra, levantarse lobuna es todo un tema, sobre todo por los pelitos que quedan en las sábanas. :)

Creo haber leido alguna vez aquello de que todo ocurrió en el pasado, y uno intenta en la medida que puede, ejercer cierta memoria selectiva. Todo un tema este de desamarse, siempre doloroso, por cierto.

Profesora, le tomo la palabra y espero el relato de las noches lujuriosas. :)

Un beso en tiempo presente.

Carlos dijo...

Hola Ana, te imaginé escuchando, así que me alegré cuando ví tu comentario.

Salió muy lindo el segmento, no?? pasa que el tema de la inmigración y la herencia siempre son temas conmovedores.

Después veo si subo el audio.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Ahí les dejo el audio del programa Calidoscopio de hoy, donde conversé con Ana acerca de la inmigración y recité unos sonetos alusivos.

(Sandra, para que veas que yo también los recito en voz alta) :)

Sandra Montelpare dijo...

Buenos y lluviosos días, Carlos
Animalito de costumbres ni en feriado zafo de levantarme a la misma hora y sin poder ir a correr, leo. Entré a leer tu feedback y encontré el audio justo de este soneto. Recitado se encuentran otros matices que dan el ritmo, las pausas de las comas y los encabalgamientos. Excelente (sabés que escucho los audios con los ojos cerrados).
El soneto a tu abuelo me ha conmovido. Mi hermana y yo somos la primera generación argentina.
Saludos van de la otrora polaquita (así me decían en el rioba por la testa rubia) pero para todos hoy, la tana y no sé por qué será, no? ja
Me quedo en la cama leyendo porque así invita el feriado

Carlos dijo...

Hola Sandra, lo difícil no es escuchar con los ojos cerrados (que es como se debe) sino leer sin abrir los ojos) :)

El recitado de un poema es lo que termina por darle una entidad corporal, por eso me gusta cada tanto dejar el audio para que el que quiera lo escuche.

Viste, vos también descendés de los barcos. Todos somos en algún punto hijos de algún inmigrante loco y soñador, que un día decidió dejarlo todo y fugar al otro lado del mundo.

Un beso.

guillermo elt dijo...

Cuántas veces uno piensa que se le olvidó dejar de amar???

Cuantas veces nuestros sentidos confunden los sentimientos???

Abrazosssssssss

Carlos dijo...

Guille, pasa que el amor es muy difícil de aprender. Yo me llevé Olvido a marzo. :)

Un abrazón.

María Bote dijo...

Magnífico, amigo, precioso. Lo leo y lo releo y más y más me gusta.

Mi admiración y aplauso para ti.

María

sky walkyria dijo...

y es que olvidarse es lo fácil
cuando no es volver hacia el recuerdo

besos, carlos!

Carlos dijo...

Gracias María, me gusta eso de que lo has leído varias veces y te sigue gustando. Eso es tranquilizador para mí. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Sky, no sé si olvidarse es fácil, tal vez lo fácil es presumir que olvidamos. :)

Un beso. (saludos a tu padre, el jaguar) :)

van dijo...

Sos un hombre de buena memoria, no creoque no te acuerdes ;)

Estoy chocha porque hoy de mañana logré escucharte, ay que lindo señor fascinador.

Un beso de Enriqueta a Enrique de los Ríos.

Carlos dijo...

Evan, la buena memoria nos permite olvidar más pronto. :)

Que bueno que pudiste escucharme. Te gustó??

Un beso grande.

Carlos dijo...

AVISO:

Se actualiza este soneto, por algunas pequeñas modificaciones que se le han hecho.

La Gerencia.

(hay un mensajito de Evan, valga su permanente recuerdo)

Rembrandt dijo...

Además de tu soneto, muy sensual por cierto del que extraigo especialmente,
"...de morderme la piel como una loba
con hambre insatisfecho...",
me ha gustado mucho ese recuerdo a Evan , que me pareció -no la conocí- un juego de palabras, Entre Ríos, puede ser? o estoy en las antípodas?

Lo abrazo Poeta como siempre un placer leerlo.
REM

Carlos dijo...

Hola Rem, también por aquí, el soneto, como dices tiene su cuota de sensibilidad pero, creo, también es de una tristeza muy honda.

Respecto de Evan te cuento que era (como duele decir era) de Gualeguaychú, Entre Ríos) y yo tengo escrito un soneto naif de dos elefantes enamorados llamados Enriqueta y Enrique de los Ríos, que a ella le gustaba particularmente.

Un beso grande.

Tania Alegria dijo...

Lindo. Como todo lo que escribes, mi Poeta Amigo.

Carlos dijo...

Gracias Tania. Un beso grande.

Carlos dijo...

Se nos rompió el amor / Rocío Jurado y Malú.

https://www.youtube.com/watch?v=JVpxpUXFiZk