miércoles, 5 de abril de 2017

Tu mejor enemigo

Quiero ser esa hoguera que se funde contigo,
tu pudor inconfeso,
el que arroje tus labios a la pira del beso
en secretos rituales de ardoroso castigo;
tu mejor enemigo,
quien aceche en la noche tu callado regreso,
tu porfía, tu exceso,
quiero ser esa lengua que naufraga en tu ombligo;
el Adán de tu fiebre de pulsión cotidiana,
la primera semana
de vivir a tu lado,
tu proclama de guerra de mujer mal querida,
la manzana prohibida
y el furtivo bocado.

Del libro Llevarás en la piel.

16 comentarios:

Carlos dijo...

Como un dulce castigo...

Carlos dijo...

Dejo un soneto, en este caso, alejandrino, que no son muy comunes en mis escritos, pero que los hay los hay. :)

tita dijo...

Un precioso soneto de deseos y de pasiones,tu evangelio de lumbre,tu peor enemigo,me parece genial.
Besos

Carlos dijo...

Gracias Ana, ahh la pasión mueve montañas. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

el gemido y la carne, la palabra y el ruego...

cipselas dijo...

Buen día, Carlos.
Antes de leer este soneto, escuché el audio subido a Junio y encantadora la versión de Penélope y Ulises, Cachuza. ¿Está aquí en el el blogen formato texto o sólo el audio?

Con respecto a este modernor de soneto (no, ya sé que el alejandrino no tiene nada de nuevo, es medieval: "fablar curso rimado por la quaderna via". Digo modernor porque el Modernismo rescata el alejandrino), lo primero que hay que señalar es lo fónico: con los acentos internos bien marcaditos 3,6,9,13 y en los hepta 3, 6. Qué cadencia tiene en el recitado.
Me encanta porque tiene una adjetivación sobria (tema personal*).
Sutilezas que te salen de taquito: en el el primer cuarteto, "tu evangelio de lumbre" y "la pasión que hace nido en la entraña del hueso".
Un soneto intenso en el campo semántico y en esa antítesis que dialoga en el soneto entre el yo del "Quiero ser..." que marca la estructura cuatertos tercetos y el posesivo tu nombre, tu evangelio,tu proclama, etc.
Complejo y muy logrado.
Beso
San Montelpare



Francisca Quintana Vega dijo...

¡Qué extraordinario! Se unen lo inusual y elegante, no sólo de los adjetivos, sino de nombres y verbos. Es "una pasada" como diría mi hija.Lo lees y te sientes muy bien y ...muy mal...porque me siento lejos de poder hacer sonetos así. Mi cordial saludo desde Extremadura.

Carlos dijo...

Hola San, no recuerdo si particularmente este soneto de Penélope y Adán lo subí, si descargué alguna vez uno de Penélope con una imagen bellísima. Tengo muchos sonetos que refieren a estos dos personajes, tocando por cierto cada cual su propia campana. Algunos están muy logrados (pensaba, cuántas cosas se irán con uno).

Gracias por escuchar.

Lo bueno (para mí) cuando escribo sonetos, de estos o endecas, es que tengo el oído tan educado, que no tengo que andar contando sílabas, para acentuar correctamente, ni sacando el cálculo de las sílaba, me surge de manera natural, por eso disfruto tanto escribiendo, si tuviera que escribir calculadora en mano, sería por cierto un pelotazo.

a mí me gusta mucho el ritmito interno que tiene.

Lo del yo y tu, era una lectura que no había hecho, buen detalle.

Gracias profe por leer con la mirada tan interesada.

Besos adánicos.

Carlos dijo...

Gracias Fran, me gusta este versión del soneto, porque ha surgido después de depurarlo mucho, y ver que a ti te agrada tanto, confirma mi opinión. :)

Bueno, piensa que yo tampoco nunca escribiré como Miguel Hernández. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Adán de tu fiebre...

Carlos dijo...

de mujer mal querida...

Carlos dijo...

Hola Maya, tanto tiempo.

Rembrandt dijo...

“Quiero ser esa hoguera que se funde contigo,
tu pudor inconfeso….”

Absolutamente hermoso.
Las grandes pasiones, encienden, queman. A veces solo a veces, tenemos la dicha de vivir un amor así y cuando nos “toca” ardemos. Es maravilloso.

Querido Ch. otro de sus poemas para guardar y disfrutar lentamente como las mejores cosas. Lo exquisito.

Lo beso y que su finde sea excelente.

REM



Tita dijo...

Te dejo un beso.

Sigo leyendo,aun me cuesta un poco escribir

Este soneto es genial,aunque modifiques sus letras,su esencia siempre estará.

Carlos dijo...

Rem, el amor siempre debiera quemar, arder, mi abuela decía que el amor y la sopa, pelando. (mi abuela era sabia). Lo demás es amigable compañía.

Un beso.

Ch (de lunes a viernes)

Carlos dijo...

Hola Ana, en estos caso la recuperación suele llevar tiempo y hay que armarse de paciencia.

En realidad no es que hago grandes modificaciones, una palabra que me parece más bella que la que puse antes, o más gráfica o más oportuna. Pequeñas cambios que no alteran la esencia del poema.

Sé que siempre estás ahí.

Un beso grande.