viernes, 19 de febrero de 2016

Final del cuento

Pena y hastío
de tu amor junto al mío,
cruel melodrama;
negro desvelo
de confundir el cielo
con nuestra cama.

Vana porfía
de tu boca en la mía,
tristeza rubia;
consuelo vano
de negarnos la mano
bajo la lluvia.

Beso cobarde
sobre el fin de la tarde
de cada día;
derramadero
de lágrimas de enero,
melancolía.

Luna de hieles,
funeral de claveles
de rojo espanto;
promesa rota
de contar cada gota
de cada llanto.

Paciencia hueca
de girar en la rueca
del sentimiento.
Ya no te quiero,
ni a la izquierda del cero.
Final del cuento.

Del libro Llevarás en la piel.
Foto: Alina Lebedeva.

60 comentarios:

Carlos dijo...

...cuando el hastío, antipatía, tristeza se toman el cuento no queda mas que escribir su epílogo cumpa.
Aunque duela.

Te lo dice el lobo del cuento que se acaba siempre ;)

Abrazo tocayo!


P.D. Pole?

Carlos dijo...

Pole, cumpa, como Kovalainen. :)

Había una vez un fin...

Cumpa, hay cuentoa que terminan por el final.

Mejor cerrar el libro y empezar un cuento nuevo.

Abrazo, amigo.

(almorzamos el martes??, mismo restaurant, el tuyo, misma mesa) :)

Evan dijo...

:( ...pucha!!

En este caso me parece que la historia no comienza por el final, Henry. Ya no te quiero,
ni a la izquierda del cero.
Es terminante!!!

Un beso enorme, me harían un huequito entre los dos en esa mesa del martes??

PD: Segunda? :P

M.M. dijo...

Por el final he de empezar a leer este cuento mi querido poeta. No vaya a ser que el principio se me escabulla entre antipatías, lágrimas y besos cobardes. Uff....una vez que lo leamos todos hay que comenzar a escribir uno de principio empezando por el 99. Ese rojo de espanto me preocupa...

Lo abrazo poeta adorado. Me he sentido dentro de un valz criollo y muy peruano.

Maya

Maya

Carlos dijo...

Segunda, Eva, como Webber. :)

Historias de ficción, niña, para leer de atrás para delante o viceversa, cuantos para leerle a los niños malos que no se quieren dormir, mitos y leyendas de amores truncos. Ejercicios de rima.

El martes la paso a buscar y vamos juntos. Yo invito. Obvio. :)

Beso.

Carlos dijo...

Limeña mía, dos veces en un mismo día, me va a matar de la sorpresa. :)

Hay rojos y rojos. (ninguno se compara con el tuyo)

"bendita vuelvas a ser"

Un beso de fuego rojo.

Luz dijo...

:( :( :( Ah...qué duro ese "ya no te quiero"
Pero hay algo que creo y es que el cariño nunca, nunca, nunca es en vano. Tiste el que no sabe dar cariño, o no sabe recibirlo, o las dos cosas.
Besote!

Carlos dijo...

Hola Luzchi, siempre tomándote tu tiempito para pasar por casa. Qué tal la vida nueva??.

Coincido contigo, siempre, siempre, de todo amor, algo se rescata.

Beso acompañador.

guillermo elt dijo...

Bueno Carlo... al igual que le dices a tu tocayo Carlos... Pasar página y libro nuevo... fin. Y a otra cosa, mariposa, que la vida son dos días, y a tí te encontré en la calle... jejeje (no... aquí la calle no es sinónimo de "hacer la calle"... es simplemente como decir que igual que viniste, te vas... sin pena ni gloria)
Y es que hay amores... amores???... jejeje
Un fuerte abrazo.

Carlos dijo...

Querido Guille, aquí me ves rimando haikus e imaginando una historia de rompimiento. Una historia de rutina y desgaste.

Siempre duele el fin del amor.

Un gran abrazo.

Unmasked (sin caretas) dijo...

que triste y yo que estaba de buen humor. :)

Esta buenisimo, a pesar de ser tiste.

Todo sea por una buenas letras.

Te dejo un vinito para aplacar penas

Petronila

Qettah dijo...

Al toro por los cuernos!!...buuuf a veces no queda otra, pero carajo!!!hay que tener valor para desnudarse asi y soltar todo esto como un tiro a bocajarro...

Me gustó mucho, es un registro nueco que te conozco, el de "monsieur fatal", ajajajaja

Acorde con el texto entonces... ni besos ni na de na...

Qettah

Carlos dijo...

Petra, que estos versos no te qiten el buen humor. Una historia como tantas, a veces tocan las del adiós.

No tomo vino, pero agradezco la botellita.

Carlos dijo...

Qettah, como dice la canción: "para decir adiós, sólo tienes que decirlo".

Esto es como cuando éramos chicos y jugábamos al "dale que". Dale que cuento una historia de amor descolorido, dale que que cuento que se quiseron mucho, pero que no siempre todo concluye felizmente.

Dale que...

Yo, como siempre, besos y to de to. :)

Aldabra dijo...

un final arrebatado y crudo... uffff!!

bicos,
Aldabra

Carlos dijo...

Como todos los finales. Aldi.

Un beso grande.

Luz dijo...

Cómo no pasar por una casa de sueños? :)
La vida nueva es dura, pero bueno...supongo que uno e acostumbra a todo.
Besote !

Carlos dijo...

Quiero creer que no me dirás lo de "sueños", porque pasas por aquí y te quedas dormida.

Bueno, todo lo que es nuevo cuesta, verás como te adaptas, lo realmente difícil son los primeros 25 años. :)

No me has invitado a inaugurar tu casa con un chocolate con churros.

:( ahh, los amigos son como los jueces.

Un besote.

MentesSueltas dijo...

La hermosa posibilidad de describir sentimientos en forma tan bella, intima y poetica.
Te abrazo
MentesSueltas

Embrujada dijo...

Hola mi querido Argentino, en verano es un poco màs complicado acudir a la cita,aquì en España es verano y estamos todos de vaciones con gente en casa,la playa ,barbacoas,verbenas etc...pero aquì estoy fiel y en la medida que el trasiego de la estaciòn me permite a leer tus poemas maravillosos

Volverè...

Besos dulcemente Marìa.

Carlos dijo...

Amigo Mentes, agradezco tu paso por mi casa y lo que dices acerca de mi poema. Lo valoro mucho.

Te dejo un abrazo.

Carlos dijo...

Querida María, entiendo totalmente lo que me dices (eso no quita que se extrañe el paso de los amigos cuando alguno se extravía en algún post) :)

Algo me dice también que esta debe ser la estación que más te sienta. Por aquí, al revés, el invierno nos obliga a guardarnos, a leer, a escribir.

Te dejo un gran beso. (guárdame un pelín de mar y arena)

Mar y ella dijo...

Los finales,nunca me han gustado,suelen ser muy tristes....son habitué de películas sólo finales felices.Más un final,require del ejercicio del corazón de reinventar su latir,energizandose con lo bueno que quedo de aquello que ahora sólo le vemos la espalda.
Un abrazo
Mariella

Carlos dijo...

Querida Mariella, los finales siempre son dolorosos, pero son también posibilidades de aprendizaje, de suma de experiencia. Por suerte el corazón es uno de los músculos más resistentes y con cada dolor se fortifica.

Un beso grande.

Mía dijo...

Mi bendito poeta: porque tengo la sensación que este final no pone tristeza al alma?

Hay finales que son mochilas que al quitarlas alivian la espalda y el alma, finales que ya al inicio sabemos vendrán, finales que nos salvan y evitan cosas peores, finales que son metas o logros...finales, finales. Creo que siempre sean de una u otra forma nos marcan y nunca más seremos los mismos.

Te dejo un beso que es lo único que aún tengo intacto y sin necesidad de recuperación.

Mía (tuya)

sky-walkyria dijo...

que pena que sea una historia imaginada,
con lo bonito que te ha salido,
podias aprovecharlo para un buen final..
saludos con amor!

Carlos dijo...

Mía, convengamos que no hay un final sin su consecuente carga de dolor, pero también es cierto que mucho de ellos son "necesarios", por miles de motivos (la variedad puede ser infinita)

Y cuando esto ocurre, no queda más remedio que poner el punto final, por más doloroso que sea.

Tengo una excelente receta para tu recuperación, debes leer y memorizar al menos tres de mis sonetos por semana y recitarlos bajo la ducha. Santo remedio. :) Ya me contarás.

Un besote.

Carlos dijo...

Amiga Sky, imaginado o no, estos finales nunca son buenos. Las cicatrices del adiós nunca dejan de doler.

Un besote.

LUNA dijo...

Un final muy triste, no se si quiero saber el principio.
O tal vez este fue el principio y el fin.
Me pone triste;
cuantas veces estuve sentada tal cual la foto, la comprendo.
Besos salados por las lagrimas.

Carlos dijo...

Si, es un verso triste Luna, pero este blog, entiendo, es como la vida, a veces hay cuentos, otras, versos de amor, y a veces versos de finales presentidos.

Beso tus lágrimas.

Poetiza dijo...

Hermosas letras empezando por el final, te dejo en principio mis saludos y un beso a la izquierda del cero. Cuidate.

Carlos dijo...

Gracias Poetiza por tus palabras.

Acepto tus saludos, pero los besos a la izquierda del cero, no cuentan. (snif snif)

Un beso grande.

Nube Viajera dijo...

Cuando al punto llega de final. no hay mas que seguir adelante...

Te dejo besos de nube

Mar y ella dijo...

Me quedé pensando en estos versos...Y si el corazón es elmás fuerte de los músculos y es el poseedor de toda nuestra vida....es de no creer lo fácil que se puede romper....
Cariños pro tu acogida de aquello que escribi con tanto amor...
Mariella

Carlos dijo...

Querida Nube, es así, la única manera de superar el dolor es a lo "Lázaro": Corazón, levántate y anda·

Besos de sol

Carlos dijo...

Querida Mariella, se desprende de tus poesías y de tus comentarios que eres un ser de extrema sensibilidad, de allí que sientas que el corazón puede romperse, en realidad a pesar de parecer vulnerable, el corazón es irrompible, tal vez, retroceda, se asuste, crea que tras un dolor, no exista luz al final del túnel, pero es sólo un momento, un instante fugaz, después del cual, se pone de pie y vuelve a la batalla, más fuerte que antes.

Lo digo por experiencia.

Un beso.

sky-walkyria dijo...

las cicatrices se quedan en el cuerpo viejo
y un cuerpo nuevo renace,
alimentado de cada nuevo rayo de sol,
alimentado tambien de las cicatrices,
mas transparente, mas ligero,
donde el adios es una anecdota,
un regalo que nunca hubieramos osado pedir...

un abrazo

Carlos dijo...

Sky, como dce Silvio Rodriguez en su canción Rosana:

"Servirá de señal cada huella
de las horas felices.
Se sabrá tanto de las estrellas
como de cicatrices".

Un beso y gracias por tus letras.

Fuser dijo...

Chico, me llevás dos vueltas de ventaja... Será que llegamos cabeza a cabeza... Quién perderá más rápido por una cabeza. Por una cabeza azabache mis hocicadas... Por una mirada entornada en cuadradas gafas cubiertas por un etereo satén, esta carrera a la desazón de la microonda telefónica.

En El Silencio, fumándome el silencio que produce una aguja al dejarla caer.

El de siempre.

Fuser.

Carlos dijo...

Mi querido don Fuser, cómo dice que le va, tanto tiempo sin verlo. :)

Por una cabellera azabache, cumpa, esta vida y otra más. Por una mirada, un mundo.

Ud. el de siempre, yo el mismo de todos los días.

Abracci.

Siberia dijo...

Los finales son terribles. "Ya no te quiero" ¿Cómo puede un corazón resistir tamaña herida? Quizás queda muerto para siempre.

Felicidades por el poema. Un precioso cuento aunque tenga un final tan triste.

Besos

Carlos dijo...

Mi querida Siberia, si, los finales son terribles, pero, mucho antes de ese "ya no te quiero", suelen existir miles de pequeñas despedidas parciales, que anticipan el dolor de aquella frase.

Gracias por pasar por casa.

Un beso muy grande.

Evan dijo...

Que pasó que el martes lo esperé en el zaguán y no apareció??? Me había preparado toda para ir a cenar a Vicente´s con ud! :(

Que sorpresa escuchar el post, me lo había perdido.

Bechito!

Carlos dijo...

Srta. Vange (pronúnciese prolongando la G y casi suprimiendo la E final, a lo Hollywood) :), la culpa ha sido del Lobo quiteño, que no ha acusado recibo de la "autoinvitación", por eso no me animé a caernos de sorpresa; anda de festejo en festejo con esto de la Liga, ud. deberá entender. :)

Te gustó la grabación??, me alegro.

Un besote.

Evan dijo...

Me encantó, pero ahora no sé que pasa que no puedo escucharla :( Usted hace brujerías digamé?? Que hoy está y mañana no está...

Tiene razón, le voy a tirar las orejas al lobizón del infierno, que no se dió por enterado.

Arreglemos para este finde :P

Un beso!

Ella dijo...

Mi querido Carlos, volviendo por tu mundo! Discúlpame tanta desaparición, pero bueno creo que tenía que ser así, porque hoy las letras que leo no pueden describir mejor el cómo estoy, qué siento: "ya no te quiero, ni a la izquirda del cero".

Muy bien dicho!

Recibe un beso grande,
Ella.-

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

Hola Ella, tanto tiempo; tus palabras suenan a mal de amores, de ser así, ojalá que las cosas se vayan emprolijando poquito a poco y puedas recobrar la tranquilidad y el equilibrio del alma.

Sabes que aquí siempre eres bienvenida, para leerme, para utilizar mi blog de terapia, para encontrar un hombro amigo. Este blog es multifuncional. :)

Te dejo un beso muy grande.

penélope dijo...

Para la crudeza con la que a veces nos trata la vida, nada mejor que un poema para reflejar lo que en ocasiones sucede en el corazón... bellas palabras en un especial momento de mi vida. Paso nuevamente, muchos éxitos.

Carlos dijo...

Vange, si la niebla lo permite, embarcamos y nos vamos mañana a Quito. :)

Hacemos Buenos Aires, Gualeguaychú, Ecuador.

Un besote.

Carlos dijo...

Querida Penélope, la vida es como el boxeo, tres minutos de lucha y un minuto de descanso. Hoy tal vez te toquen días difíciles, pero el tiempo todo lo cicatriza.

Te dejo un beso muy grande.

Evan dijo...

Buenísimo, ya tengo la valija prapara, te espero con una flor en el ojal ;) (para que me reconozcas).

Un besssoo!!

Mr Bonkei dijo...

Eso de a la izquierda del cero, solo es genial amigo,solo genial.
Un gran saludo.

Carlos dijo...

Van, como estarás de ansiosa que ya tienes la valija "prapara" (que es una síntesis precisa de preparada (lista) y parada, o sea, vertical) jajaja.

Yo voy con un bombín amarillo. :)

Carlos dijo...

Amigo Bonkey, reconozco "sin humildad" :) que esa frase es bella y contundente; terminante, y que a mi también me encanta.

Un abrazo.

Evan dijo...

ajajja viste? me pongo tartamuda de dedos por la emoción!

Aquí estoy, paradita en el umbral!

Becho

Carlos dijo...

Becho para vos, Evan. :)

Carlos dijo...

"Servirá de señal cada huella
de las horas felices.
Se sabrá tanto de las estrellas
como de cicatrices". (S.R.)

Había una vez un fin.

Rembrandt dijo...

“…de confundir el cielo
con nuestra cama.”

Tristeza de un amor, lapidario punto final.

“…que le dio luz a mi vida
apagándola después
hay que vida tan obscura
sin tu amor no viviré”

https://youtu.be/P6ZKW3xzK7I

Carlos dijo...

(hay camas que son cielos incendiados, sólo basta con dejarse arder)

De las otras es mejor huir lo más lejos posible. El amor como la sopa debe estar que pela.

y si ya no puedo verte
porque Dios me hizo quererte...