jueves, 1 de mayo de 2014

Rotunda

  




















Botero

La novia de Botero es muy delgada,
extraña paradoja,
con el fino volumen de una hoja
que pesa casi nada.
Ligera,, transparente, delicada
(ni la lluvia la moja),
con un dejo nocturno de congoja
que tizna el espesor de su mirada.
Y Botero la pinta, contundente,
redonda como un sol incandescente
en alguna galaxia paralela;
rotunda, terrenal y decisiva,
igual que un corazón en carne viva
que emerge victorioso de la tela.

Del libro Oceanario (De la serie Señora de tal)

15 comentarios:

Carlos dijo...

Dentro de la serie Señora de tal (en mi libro Oceanario), tengo una serie de poemas que cuentan las historias de la novias, amantes, mujeres y namis de algún personaje famoso. Algunos son románticos, otros irónicos, algunos lunfas, pero todos, creo, tienen un marcado halo de ternura.

Mujeres al fin, todas son maravillosas.

Carlos dijo...

ligera, transparente, delicada, ni la lluvia la moja...

Carlos dijo...

No sé nada de pintura, pero nada, lo mío por cierto es el universo de las letras, así que juzgo el arte pictórico desde mi más plena emocionalidad y desde allí, amo a Botero, "rotundamente".

unanotadiscordante dijo...

Estupendo Carlos!!!...no te hagas ilusiones, creo que no eres el tipo de Botero...

;) buen día, o lo que queda ya de él...

Carlos dijo...

Gracias Una nota, en esta serie Señora de tal, tengo algunos sonetos que amo entrañablemente.

Un beso.

Carlos dijo...

y Botero la pinta, contundente...

Carlos dijo...

líneas y horizontes, que sorpresa.

tita dijo...

Realmente es una paradoja esta novia de Botero y una ternura.

Espero seguir viendo esas señoras de tal.

Y no me despistes Carlos jejeje.

redonda como un sol incandescente...

Buen fin de semana,un beso.

Carlos dijo...

Quién iba a pensar Ana, que Botero tiene una novia flaca, sorpresas te da la vida. :)

Creo que ya he puesto otras "Señoras de tal", alguna vez, recuerdo a Van Gogh, a Gardel, de Gaudí, seguramente vos debés tener más precisión que yo en el tema; y si supieras la cantidad que tengo, Anita, y algunas son tan bellas. Esta de Botero me encanta, tiene como sus pinturas, "rotundidad". jaja.

Un beso.

Carlos dijo...

con un dejo rotundo de congoja...

tita dijo...

Si amigo,de sorpresas está la vida llena,como esa que deseamos tú y yo y que no acaba de suceder,jejeje,solo dio ese pasito que me contaste?

Imaginate mi fijación con Botero que bordé un cuadrito con la famosa gordita y la tengo en mi casa,un dia te la enseñaré,esto ya mas que comentario es confidencia jajaja,me encanta esa ternura.

Sigo escuchando a Ana.

Un besote.

Carlos dijo...

Esperemos que la sorpresa siga dando pasitos.

A mi también Botero me gusta mucho, y espero alguna vez ver el bordado.

Yo con el tema de la Academia, los fines de semana los tengo complicados pero cada tanto salgo en el programa de Ana.

Un beso.

Carlos dijo...

contundente, redonda como un sol incandescente...

Tania Alegria dijo...

Un abrazo, para que sepas que estuve, y te leí de nuevo, como te leo siempre: de rodillas.

Carlos dijo...

Muchas gracias Tania, sabes cuanto me alegra verte en Apenas, y que me sigas leyendo en estado de liturgia, eres muy generosa en tu valoración acerca de mi quehacer poético.

Besos, siempre.