viernes, 21 de junio de 2013

Ateismo

Estuario de tu piel, fruto prohibido
de almíbar inocente,
donde beber del río de tu fuente
con el beso del último latido;
universo coral, ronco gemido
del grito insuficiente,
orilla de una playa transparente,
exilio voluntario del olvido;
evangelio cifrado
que rige el exorcismo del pecado
en la larga vigilia del deseo;
erial de antigua sed, bastión tomado,
estrado
donde reza el niño ateo.

Del libro Llevarás en la piel
Fotografía: Katherine Jane Wood

1 comentario:

Carlos dijo...

y la diurna vigilia del deseo...