martes, 6 de septiembre de 2016

Mar adentro

La sirena nostálgica del cuento
colecciona corales y navíos,
aparejos del cauce de los ríos
y faros que se baten contra el viento,
postales de algún puerto ceniciento,
enseres y atavíos,
herrumbre de los cántaros vacíos
y velas de bogar a barlovento,
naufragios de goletas y galeones,
anguilas y escorpiones
que moran en el hueco de la roca,
esqueletos de barcos en la bruma,
armazones de espuma
y besos, mar adentro de mi boca. ©


Del Libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Leandro Lamas.

40 comentarios:

Carlos dijo...

He volvido pero sigo naútico.

tita dijo...

Se nota que traes el mar en la retina
y tambien que tus musas no descansaron.
Esa sirena de tu poema era muy sabia,
su colección si era realmente de cuento.
Viniste pisando fuerte poeta,eres grande.
Un beso grande.

Carlos dijo...

Hola Tita, sentí que este poema tenía más que ver con mi regreso, que el relato que dejé anteriormente, porque habla del mar que quedó atrás y de sirenas de amor inalcanzables. :)

Un beso tan grande como el mar, (palabra de marino morenazo) :)

tita dijo...

Bien cierto Carlos éste poema ,és mas tuyo que el relato anterior.
Hoy te envio un beso nevado,no sabes lo bonita que esta mi ciudad hoy.

Carlos dijo...

Mira, tú nevada y yo tropical de soles. :)

Paradoja de vivir en hemisferios opuestos.

Besote.

Carlos dijo...

Gracias a Adriana, Beatriz y Mar, por su paso por Génesis 3.3.

Como contaba antes, decidí reemplazar el relato anterior por este soneto naval. :) igualmente agradezco el comentario dejado y la bienvenida.

Besos x tres.

Malena dijo...

Bienvenido, hombre volvido.
La sirena está nostálgica (¿qué tendrá la sirena?).
Dicen que todavía anda dejando lágrimas en la arena, por un poeta que volvió a su casa terrenal.

Carlos dijo...

eme, hombre volvido responde: el que anda lagrimeando por la vuelta soy yo :( buscando acaso su Paraíso perdido.

van dijo...

La sirena está triste porque su amor ha volvido a su terruño.

Estás bien doradito, un hermosor, poe!! :)

Cuesta la vuelta al ruedo pero tenés los bolsillos llenos de descanso y buenos momentos, eso es lo que cuenta.

Besotes, bem-vindo!!

Aldabra dijo...

has vuelto con un poema que te tengo que "robar" para mi blog, si me lo permites... porque todo lo que sea "sirenil" me pierde, bien lo sabes.

¿ME DEJAS QUE LO ENLACE?

¡Que envidia me da tu moreno!, así evitaría cada día andar con la brocha y el colorete.


y de Leandro, nada que decir, ya lo he dicho tantas veces que no quiero repetirme.

biquiños,

Carlos dijo...

Hola Van, he volvido a la Capital buscando sirenas urbanas. :)

La verdad es que fueron unos días increíbles y a mí que no me cuesta nada tomar color. :)

Cuesta volver, si, pero no queda más remedio.

Un besote.

Carlos dijo...

Aldabra, sé que te pierden las sirenas y los dibujos de Leandro, así que este post, supongo, es doblemente disfrutable para tí.

Y como yo lo conocí a Leandro por intermedio tuyo, en compensación te permito que te lleves mi sirena al mar de Congo. :)

Ven, acerca tu rostro a la pantalla que te paso un poco de color. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Hablando de Sirenas:

La sirena nostálgica desgrana
su gorjeo coral a cielo abierto,
a orillas de algún puerto
se enamora de un pez cada mañana;
la quiso el tiburón con furia vana
(igual que un pescador en el desierto),
amantes de cristal en el mar Muerto
de una playa lejana;
hacen cola el delfín y el pez payaso
y la niña soltando nudo y laso
se quita las escamas del vestido,
derrotero naval de noche oscura,
ardor de quemadura
que viaja en el oleaje de un gemido.

Milu dijo...

Bienvenido con tus sirena a tierra firme.Tienes suerte que te traes del mar uno de los tesoros más buscados: la sirena, "caracolas de espuma y un destello naval de luna llena"

Dos abrazos

Mar dijo...

Hala! Este poema está que se sale.

Se me ocurre que la sirena tambien guarda en su colección el vacío que no llenaron los besos que Ulises no le dió...

Bss.

Carlos dijo...

Hola Milu, he regresado, si, pero las sirenas han quedado allá lejos.

Aquí en la ciudad sólo se ven tiburones. :)

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Mar, en realidad hay versiones de que Ulises tuvo una serie de amoríos con una sirena, (quien no los tendría) :) pero todo se tapó para que Penélope no se enterara. :)

Besos tejedores.

Carlos dijo...

Cordelia, medio beso.

unanotadiscordante dijo...

...lo que en una vida se puede llegar a coleccionar...tanto como la inmensidad del mar...

1 12 bikiño para la colección?

Carlos dijo...

Nota, las sirenas coleccionan muchas cosas, porque les sobra el tiempo. :)

Un beso. (para tu colección)

Anónimo dijo...

Welcome back!

con olor a sal, que mas va. que mejor.

Te leo contenta, y te siento por las letras descansado. poder curativo de la espuma y la sal.

Este finde tuve casorio familiar del GG, muy lindo, muy emotivo, en una bodega. me baile todo :)

TEngo 1800 reuniones y traducciones. te mando un abrazongui.

Petromicin 41

Carlos dijo...

Pía, come vai?

Yo aquí ando, recién vuelto de mis vacaciones, descansado, tranquilo, buscando sirenas por los mares. :)

Un besote.

van dijo...

Cómo vas con el "habituamiento" a la vida en el cemento nuevamente???? Ya te viiiiii, estás hecho un chocolate, marrón, marrón!! ajaja

Te traje una porción de pastafrola para endulzar la mañana.

Besitos!

Carlos dijo...

Voy y voy, despacito, como los chicos de jadín de infantes cuando tienen que hacer la adaptación original. :)

Lamentablemente debo renunciar a la pastafrola, sabes que en las vacaciones uno siempre se excede, así que en las próximas dos semanas, nada de dulce. :(

Besote.

Carlos dijo...

Tarjeta roja para el desván de mis recuerdos.

ŜhЄrezάđξ dijo...

Colecciono,
colecciono.

Carlos dijo...

Shere, tu coleccionas relatos. :)

Mil y un besos.

Aldabra dijo...

pues me voy a llevar los dos poemas, el del post y el de tu comentario, y así dos por el precio de uno...

supongo que la sirena a la que te refieres es ésta de Terry Taylor, ya me contarás.

http://sirenaldabra.blogspot.com/2011/06/sirnas-taylorianas.html

biquiños,

Carlos dijo...

Lleva, lleva, Aldabra.

La del comentario está también transcripta a la derecha del Blog, en el espacio de Poemas invisibles.

Te gustó??

Si, eran las sirenas de Taylor, gracias por el dato.

Un beso.

Aldabra dijo...

en seguida pensé en esta sirena.

¿cómo no me iba a gustar, Carliños? yo no es que esté oceánica, como tú, yo soy oceánica... el mar forma parte de mi vida.

biquiños,

Carlos dijo...

Está bueno ser oceánica como dices, pero también está bueno extranar y redescubrir el mar cada tanto. :)

Un beso.

Malena dijo...

Cómo es posible que nadie haya visto a la gata en la columna? Será que tienen miedo de mezclarla con las sirenas? :)

Mar dijo...

Carlos si la lo dice el refrań "ojos que no ven, corazón que no siente" Así estuvo feliz Penélope no ? :)

Mar dijo...

WOW... si que te han inspirado las vacaciones... Me encantó!!!!

Besos desde un faro en mitad del mar.

Mar (... la vendedora de humo)

Pd: nunca me ha atraído ser sirena, si me preguntas el por que, yo te diré... y por donde? ajajjaaj

Carlos dijo...

eme, tal vez sea porque las gatas son de tan leve caminar, que apenas si dejan huella.

Como verás, tampoco nadie reparó en el segundo verso de la sirena nostálgica. Me la han dejado sola en medio del mar.

Carlos dijo...

Así es Mar, sólo que la sirena no sabe tejer. :)

Carlos dijo...

Me alegro Quettah que te haya gustado, cual, el primero, el segundo. :)

Las vacaciones te relajan y te vuelven más lúdico.

Besos para tí.

Carlos dijo...

Alguien comentaba por ahí acerca del olor a sal marina, a qué sabrá la sirena de mi cuento??

A sol, a miel de luna, (Cuentan las leyendas que, alguna vez, Napoleón le rogó, por carta, a Josefina: "Llegaré a París mañana por la noche. No te laves")

"Hueles a recién amada,
es decir que hueles
a tarde mojada.

Hueles a borrar detalles
y a buscar atajos,
volando las calles" (Alberto Cortez)

https://www.youtube.com/watch?v=Iegkz2Uis0M


Rembrandt dijo...

“….. y besos, mar adentro de mi boca.”
Que dulce sirenita, tan nostálgica ella, tan femenina, tan amada y tan sola.

Creo que he unido sus dos poemas, porque resulta casi imposible no hablar de las sirenas sin evocar todo lo que las fantasías proponen. Seres llenos de misterios y hermosas, voces que mejor no escuchar, pero que a la vez quien no desearía oír. Lo arcano siempre convoca.

REM



Carlos dijo...

Mundo mágico y misterioso el de las sirenas (y el de las mujeres).

Hay cantos que no deben desoírse.