domingo, 17 de marzo de 2013

Bodegón














“Bodegón” / Pintura Roque Vega.

Los orres del fondín -El gallo tuerto-
(ilustre bodegón de Villa Urquiza),
anuncian que en el barrio se organiza
la procesión del muerto;
a cargo del velorio y el concierto
tocarán “los hampones de hacha y tiza”,
en un frasco de vidrio, la ceniza
quedará al descubierto.
El corso subirá por Triunvirato
y la viuda del ñato
evocará sus horas de casada,
lo llorará en silencio algún gomía
y después de ese día,
la vida seguirá como si nada.

Del libro De diluvios y andenes.

10 comentarios:

Carlos dijo...

Dejo otro trabajo en conjunto con el artista Roque Vega, gran escritor de cuentos y excelente dibujante.

Estaré con él la semana que viene en su programa de radio charlando acerca del poeta lunfa Daniel Giribaldi.

Carlos dijo...

Glosario:

Orres: Reos al revés; en este caso la palabra tiene un matiz afectivo y aludo a los compañeros, los cumpas, los amigos del alma del muerto.

Fondín: Fonda, lugar donde se come, el fondín alude a cierta calidad de lugar humilde, pobretón.

Triunvirato: Avenida del barrio de Villa Urqiza.

Gomía: Amigo escrito al revés.

Carlos dijo...

Alguien se muere, muere un amor y luego, la vida seguirá como si nada.

Carlos dijo...

Les dejo el link del Blog de Roque Vega, desde aquí podrán acceder a su blog de pinturas y de radio.

unanotadiscordante dijo...

...en la soledad, un tormento,
en el alma, un lamento,
el día a dia pasa,
pero la procesión,
va por dentro...

;) 1 12 bikiño, Car

Carlos dijo...

Qué hacés, perdida, humm, simepre la procesión va por dentro.

Sabes que me gusta verte pasar y suponer que estás bien.

Beso grande.

tita dijo...

Creo que si que hay que pasar pagina,
muy bello tu soneto lunfardo,pero cuesta que la vida siga como si nada.

Felicidades a Roque por ese excelente dibujo.

Un beso.

Sandra Montelpare dijo...

Buen día, Carlos.
Perá que reacomodo el clima porque venía de escuchar los acordes del anterior y este soneto es bien lunfa, que me encanta.
La pintura de Roque Vega y la descripción del soneto en perfecta amalgama. Quedé colgada en esos charcos de la calle, los adoquines de Triunvirato ¿seguirán? Hace banda que no piso esos lares.

Todo el circo que culmina en la quinta del ñato, más precisamente.
La vida sigue, claro. Y está muy bien que así sea.

Besos siempre orres.




Carlos dijo...

Hola Ana, si, cuesta, pero hay que seguir.

Siempre nos queda el recuerdo.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Sandra, viste como te paso de un soneto pasional a un soneto lunfa, soy una momtaña rusa. jajaja.

La pintura de Roque es una maravilla, tiene un toque de nostalgia y de dulce tristeza, parece que uno estuviese parado enfrente del bar.

Y coincido en cuanto a que la pintura se entiende muy bien con mis palabras. (creo que los dibujos de Roque y mis versos, andan en amores)

Dudo que Triunvirato sigue manteniendo algún tramo adoquinado, por ahí alguna callecita perdidda de Parque Chas.

Y si, hay que seguir.

Besos en la ñata.